México: miles marcharon en Guerrero por los estudiantes asesinados y los 43 que aún están desaparecidos

La marcha conmemorativa de la masacre de Tlalelolco, en Guerrero, sirvió de escenario para exigir justicia y castigo por la masacre del 26 y 27 de septiembre en Iguala, también de jóvenes y estudiantes.

La marcha que salió a mediodía del monumento a Juan Alvarez exaltó tres fechas, y los normalistas las pintaron por cuanta pared y pavimento se encontraron: 2 de octubre, 12 de diciembre, 26 de septiembre. “Ni perdón ni olvido”.

Reunió a miles de personas: padres que buscan a sus hijos desaparecidos, normalistas de todo el país, trabajadores normalistas, magisterio cetegista, universitarios, sociedad civil. Terminó en la autopista del Sol, con bloqueo, justos donde asesinaron a los normalistas Gabriel Echeverría de Jesús y Jorge Alexis Herrera Pino, hace tres años y para quienes tampoco hay justicia.

La marcha que cambió el sentido original de la movilización, también reflejó una actitud ciudadana distinta con los normalistas, a diferencia de diciembre de 2011, mes en que asesinaron a los otros dos estudiantes.

“A mí no me gustaría que desaparecieran a uno de mis hijos”, comentó un hombre de aspecto de clase media que veía el contingente de normalistas en la marcha desde el jardín de la estela Bicentenario. Los normalistas que pasaban en ese momento por allí venían de las otras 14 normales rurales del país, se leía en las mantas que sostenían, pero todos, en ese momento eran ayotzis: “¡Ayotzi vive, la lucha sigue!”, “¡Ayotzi!, ¡Ayotzi!, ¡Ayotzi!”. La gente que los veía desde la banqueta les aplaudió.

Las consignas de los normalistas, quienes iban apenas después de los padres de sus compañeros desaparecidos, que la encabezaban, dibujaron, desde su criterio, lo que pretende hacer con las normales rurales del país y la respuesta de sus estudiantes: “¡Por qué, por qué los asesinan, si son la esperanza de América Latina!”, “¡A las normales rurales, las quieren desaparecer, pero nosotros con lucha y sangre las vamos a defender!”, “¡Ayotzi vive!”.

La mantas, cárteles y más consignas dejaron claro que buscaban conseguir hoy. “¡Aguirre, maldito, asesinar es un delito!”, “¡Aguirre Rivero, ya vete de Guerrero!”, “43 camaradas aún desaparecidos. ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, “Hijo: ¿Dónde estás?, Jesús Jovany Rodríguez”, “Juicio político para el alcalde de Iguala”.

Los padres de los normalistas desaparecidos al frente se valieron de cualquier recurso para dar con sus hijos. Reprodujeron, ampliado, el formato de la PGJE con la fotografías de sus hijos, y gritan que los quieren vivís cuanto su capacidad vocal les da.

Dos horas y media después de marcha, el contingente del 2 de octubre tomó a partir del museo La Avispa la autopista del Sol hasta las 21 horas. De camino al Parador del Marqués, fue un lapso de cacerías de agentes de Gobernación y de inteligencia militar.

A dos de ellos los normalistas los ataron de manos y les hicieron caminar a su lado hasta el fin de la marcha, lugar del mitin, y de espera hasta las 9 de la noche que los padres de los estudiantes desaparecidos aceptaron una reunión en la Secretaría de Gobernación para mañana a las 11 horas, por la intervención de Miguel Alvarez Gándara de Serapaz.

Marchan de manera pacífica en Ciudad Universitaria

Unos 500 estudiantes de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) marcharon de Ciudad Universitaria hacia la glorieta del Issste y posteriormente regresaron para integrarse al contingente de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa. Durante la marcha exigieron justicia no sólo por lo sucedido el 2 de octubre de 1968, sino también por los hechos ocurridos el pasado fin de semana en Iguala.

La marcha se desarrolló de manera pacífica, de hecho varios estudiantes hacían una barricadas para evitar actos vandálicos en dichas tiendas.

Exigen a Aguirre Rivero justicia para alumnos caídos

En Tlapa, profesores provenientes de diferentes instituciones, además de organizaciones y la sociedad civil realizaron una marcha en conmemoración de la matanza de los estudiantes en Tlatelolco y en exigencia al gobernador Ángel Aguirre Rivero para que se haga justicia y presentación con vida de los normalistas desaparecidos.

Al menos 2 mil personas entre estudiantes y profesores provenientes de la Escuela Normal Regional, UPN, Instituto Tecnológico, Bachilleres y Preparatoria número 11, Ceteg, profesores de la zona 200, además de movimientos sociales, organizaciones y sociedad civil marcharon de la entrada de la ciudad hasta el zócalo.

El contingente hizo varias paradas, una de ellas fue en las oficinas del Ministerio Público, donde una comisión entró a dialogar con el titular para que les informara sobre las últimas investigaciones; ahí mismo jóvenes anarquistas ingresaron y realizaron algunas pintas de consignas contra el gobernador.

El representante de la Ceteg, Juan Tenorio Villegas, expresó que debido a los acontecimientos de violencia realizados por el alcalde de Iguala en contubernio con Aguirre Rivero, las organizaciones y movimientos se han unido para exigir con toda fuerza un alto a la represión, hostigamiento y desaparición de los luchadores sociales.

Piden ONG a la sociedad no callar las voces de protesta

En tanto, en Atoyac, miembros de organizaciones y luchadores sociales, así como padres de familia de la normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, marcharon por las calles de esta ciudad para exigir justicia por el asesinato de los alumnos de esa escuela y la aparición con vida de los 43 estudiantes; llamaron a la población a no callar sus voces para demandar que cese la violencia contra la lucha social en Guerrero, generada desde el corazón del gobierno estatal.

En la marcha participaron profesores y alumnos de la Preparatoria 22; miembros de la Fundación Lucio Vive; de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (Ocss); padres de normalistas de Ayotzinapa y luchadores sociales, quienes desfilaron desde la Preparatoria 22 hasta el zócalo, donde se organizó un mitin político.

Al frente del contingente los asistentes portaron una manta en la que exigían que se inicie juicio político en contra del gobernador Ángel Aguirre Rivero, así como otras con las leyendas: “si no hay justicia para el pueblos, que no haya paz para el gobierno”, “castigo a los responsables de la muerte de los normalistas”.

En el mitin del zócalo, la dirigente de la Ocss, Norma Mesino Mesino asentó que la violencia proveniente del gobierno no debe constituirse en ley para callar la lucha social y aseguró que actualmente “la delincuencia organizada se ha convertido en el brazo armado del gobierno”.

Por su parte, miembros de la Fundación Lucio Vive pidieron que además se frene la privatización de la educación en el país; la liberación de los tres estudiantes universitarios secuestrados en Tierra Caliente; la presentación con vida de los normalistas actualmente desaparecidos y el traslado a Guerrero de los presos políticos.

Son 43, los desaparecidos, confirma Tlachinollan

Por su parte, el abogado del Centro de Derechos Humanos de La Montaña, Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra, informó que los únicos normalistas desaparecidos son 43, por los que existe una denuncia de hechos ante la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), registrada como 49/2014, lo que indica que no hay ningún aparecido.

El dirigente de los estudiantes de Ayotzinapa, Uriel Alonso Solís, dijo que la Fiscalía no ha localizado a ninguno de sus compañeros. El abogado que asesora jurídicamente a los normalistas y familiares, durante la marcha de hoy, explicó que hubo una confusión de cifras porque en lo inmediato del ataque muchos de los estudiantes que se dispersaron se reportaron horas o días después. De 55 que registraron en un inicio, aclararon que los únicos desaparecidos son 43.

Adelantó que Tlachinollan junto con la Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos, el Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional, solicitaron a la CIDH medidas cautelares para los normalistas.

Jornada de Guerrero

 

Envía el gobierno estatal a sus empleados a buscar a los normalistas en Iguala

Los trabajadores del sector central del gobierno estatal, concentrados en el Palacio de Gobierno, fueron enviados, por instrucción del gobernador Ángel Aguirre Rivero, sin capacitación previa, a Iguala para buscar a los más de 40 normalistas desaparecidos desde el 26 y 27 de septiembre en esa ciudad después de ser atacados por policías municipales y civiles armados.

Cada titular de área se encargó de llamar a sus empleados. Una trabajadora de Palacio de Gobierno informó que su jefe los convocó y les dijo que por instrucciones del gobernador, les llamaba a solidarizarse.

Los empleados salieron de Casa Guerrero, en carros oficiales o particulares, según eligieran; en ambos casos les asignaron viáticos, informaron los trabajadores. Antes de partir, les uniformaron con una playera blanca en la que traía grabado el escudo oficial del estado de Guerrero y se leía en letras más grandes: “#HastaEncontrarlos”. También dos números telefónicos: 7474942932 y 7444853798.

El vocero del gobierno del estado, José Villanueva Manzanares, vía telefónica, confirmó que participaron en la actividad mil 890 trabajadores, sobre todo de confianza. Explicó que la actividad, básicamente consistió en repartir en casa por casa volantes en los que aparecen las fotografías de todos los estudiantes desaparecidos, y pedir la colaboración de alguna pista.

Al momento de la llamada telefónica, pasadas las 15 horas, dijo que hasta ese momento la respuesta era buena, y que ya había pistas. Por la fecha, 2 de octubre, aniversario de la matanza estudiantil de Tlatelolco, ocurrida en 1968 en la plaza de Las Tres Culturas, suspendieron actividades algunas instituciones y dependencias. Pero, en el caso del Palacio de Gobierno, la instrucción consistió en que se sumaran.

En las páginas de Facebook de varios trabajadores del gobierno estatal circuló el mismo párrafo, con la instrucción de gobierno: “Por instrucción del gobernador Ángel Aguirre Rivero, se pide al personal del gobierno del estado iniciar una búsqueda intensiva para dar con el paradero de los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, comenzando la jornada este 02 de octubre a las 7 de la mañana”.

El vocero insistió en que la actividad sólo se trató de repartir volantes y pedir la colaboración de los habitantes de Iguala. Ayer, en conferencia de prensa el gobernador ofreció un millón de pesos a quién ofreciera información del paraderos de los 43 normalistas desaparecidos.

Jornada de Guerrero