Ministros de Defensa de Ecuador y España firman acuerdo para asesoramiento en emergencias

España ayudará a Ecuador a crear una Unidad Militar de Emergencias a partir de la experiencia del contingente español, formado por 3.900 militares especializados en actuar ante incendios, seísmos, inundaciones y otras catástrofes.

El ministro español de Defensa, Pedro Morenés, y su homólogo ecuatoriano, Fernando Cordero, firmaron hoy en Quito una declaración en la que acordaron que Ecuador recibirá asesoramiento en esta materia por parte del ministerio español.

“Nosotros vamos a ayudarles a desarrollar su propia unidad”, dijo a Efe el ministro, quien comentó que el teniente general jefe de la Unidad Militar de Emergencias (UME) de España, César Muro, ha visitado ya Ecuador para tratar este tema con las autoridades ecuatorianas.

El ministro, procedente de Perú, donde asistió como observador a la XI Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, se reunió en Quito con Cordero y con el ministro coordinador de Seguridad, César Navas, antes de retornar a España.

Morenés indicó que el proyecto se concretará por medio de visitas de militares ecuatorianos a España, donde en la actualidad están 43 oficiales y suboficiales tratando sobre este tema y recibiendo formación en universidades.

Además, “si nos lo piden -dijo- podríamos cooperar en el adiestramiento”, al igual que están haciendo militares españoles en otro tipo de operaciones y en distintos lugares del planeta.

El ministerio español colaborará con el ecuatoriano en materia de desminado humanitario y de desactivación de explosivos “aprovechando la notable experiencia de España en dicha área”, señala la declaración.

Morenés explicó que, junto al desminado y desactivación de explosivos, trataron también acerca de los cuerpos de operaciones especiales, ámbitos en los que España ha desarrollado “una importante capacidad” reconocida tanto en el ámbito europeo como en el de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Destacó la importancia de cooperar en estos ámbitos porque “nos estamos enfrentando a veces a riesgos y amenazas que ya no obedecen a enfrentamientos regulares entre fuerzas armadas”, sino que son nuevas formas que adoptan tales amenazas.

Otro de los asuntos que abordaron fue el de las amenazas a través del ciberespacio, en el que se manifiestan “en tiempo real” y en el que “nadie está libre de los ataques, ni siquiera los países más poderosos del mundo militarmente”.

El Diario