Santos viajará a Europa en busca de recursos para el posconflicto

En entrevista con María Jimena Duzán (columnista de SEMANA) y Francisco Miranda (editor consejero), Santos habló sobre los avances del proceso de paz. Reiteró que reveló los acuerdos completos sobre los puntos de tierras, participación en política y narcotráfico para despejar los temores y mentiras que se han tejido alrededor del proceso de paz, y admitió que al Gobierno le ha faltado pedagogía a lo largo del país para explicarle a los colombianos qué es lo que se está negociando y qué no se está discutiendo en la mesa.

Dijo que desde hace dos meses empezó él mismo a hacer esa pedagogía en diferentes regiones del país y que como resultado de ese ejercicio ha conquistado el respaldo de muchos ciudadanos que permanecían escépticos con los diálogos.

Sobre el proceso de paz, el mandatario hizo una revelación sobre la forma como se refrendarán los acuerdos de paz. Aunque hace unos meses el jefe negociador, Humberto de la Calle, y el propio presidente parecían jugársela por el mecanismo del referendo, Santos advirtió que sobre la refrendación: “no hemos acordado ninguna fórmula”. Dejó entrever, eso sí, que el Gobierno se la jugará o por el referendo o por la consulta popular. “En todo caso, sólo lo vamos a acordar al final del acuerdo al que se llegue con las FARC”.

Además de los acuerdos de paz con la guerrilla, el presidente también se refirió a su relación con su antecesor, el expresidente Álvaro Uribe, quien ahora como senador lidera el bloque más fuerte de oposición a su gobierno.

El mensaje que Santos le envió al expresidente Uribe fue de reconciliación. Al señalar que la paz es el bien supremo de la patria, y al recordar que Uribe estuvo dos años sentado con la guerrilla del ELN, le hizo una invitación al expresidente: “Sentémonos y trabajemos juntos, senador Uribe. Si tiene dudas sobre el proceso de paz, déjeme se las disipo. Ojalá pudiera trabajar con el senador Uribe y el Centro Democrático”.

Durante la entrevista el presidente Santos se refirió por primera vez a la reforma que su gobierno presentó al Congreso para saldar la promesa que les hizo en campaña a los alcaldes y gobernadores, de homologar sus períodos con los del presidente. La fórmula del Gobierno para hacerlo es mediante unas elecciones en el 2015 para dos períodos, pero permitiéndoles a los actuales mandatarios locales presentarse a la reelección.

Ante las críticas que surgieron en el Congreso, pues hasta los partidos de su coalición se opusieron, Santos recordó que era un compromiso de campaña y que ya lo honró presentando el proyecto. Dijo que la iniciativa está plagada de intereses políticos de algunos congresistas que no tienen un solo alcalde y que por eso se oponen al proyecto. Le pidió al Congreso que permita la discusión, la cual calificó de “necesaria”.

Semana