Con múltiples manifestaciones, México y el mundo vuelven a reclamar la aparición de los estudiantes de Ayotzinapa

Las caravanas de padres de normalistas de Ayotzinapa que durante una semana recorrieron el norte y el sur del país, así como municipios de Guerrero, arribaron ayer a las ciudades de Morelia, Tlaxcala y Acapulco, desde donde saldrán este jueves rumbo la ciudad de México para encabezar tres manifestaciones que confluirán en el Zócalo.

En Acapulco, mientras esperaban la llegada de la caravana, integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero y del Movimiento Popular de Guerrero tomaron durante unas cuatro horas la caseta de peaje de La Venta, en el inicio de la Autopista del Sol, donde pidieron cooperación voluntaria a los automovilistas.

Se apoderaron de seis camiones más, que se suman a los 10 que mantuvieron estacionados desde la noche del martes en la Subcoordinación de Servicios Educativos de la región Acapulco-Coyuca de Benítez de la Secretaría de Educación Guerrero, para desplazarse este jueves a la ciudad de México

Familiares y normalistas eran esperados por unas 400 personas, sobre todo maestros y alumnos de la Universidad Pedagógica Nacional, quienes portaban una cartulina con la frase No me gusta perder clases, pero tampoco me gusta perder compañeros.

La caravana –que durante varios días recorrió Zihuatanejo, Tecpan, Atoyac y Coyuca de Benítez– convocó a los acapulqueños a construir una mejor sociedad, donde los recursos se distribuyan entre los que menos tienen, y llamó a la insurrección del pueblo y la subversión de los estudiantes.

A las 16:15 horas los manifestantes comenzaron su recorrido. En la glorieta de la Diana ondearon una bandera como la de México con el color negro en sustitución del verde y el rojo.

Luego realizaron un mitin para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos desde el 26 de septiembre tras ser detenidos por la policía de Iguala.

Uno de los jóvenes que subió al templete anunció que el 26 de noviembre tomarán definitivamentelos palacios municipales de Guerrero que tienen ocupados, luego de lo cual se crearán concejos municipales.

En Morelia, Michoacán, 10 familiares de los estudiantes desaparecidos y unos 100 normalistas que recorrieron el norte del país arribaron a las 15 horas a la fuente de Villalongín, procedentes de la normal de Tiripetío, ubicada a unos 23 kilómetros de la capital del estado.

Desde las 10 horas los esperaban unos 500 integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Iban acompañados además de alumnos de las ocho normales del estado. Dos horas más tarde, sumaban más de 3 mil personas con quienes iniciaron una marcha hacia el palacio de gobierno.

Los padres de los estudiantes fueron rodeados por una cadena humana. Los manifestantes portaban mantas y carteles con las fotos de los desaparecidos. Antes, en conferencia de prensa celebrada en la Normal Urbana Federal Jesús Romero Flores, los familiares indicaron que seguirán buscando a sus hijos y hermanos en calidad de vivos.

Felipe de la Cruz, padre de uno de los desaparecidos, calificó de teatrola versión del gobierno federal que asegura que los 43 estudiantes fueron quemados. Señaló que hay contradicciones, entre ellas que el día en que los jóvenes presuntamente fueron incinerados llovió, además de que en el lugar no hay rastros de que se haya encendido fuego.

En Tlaxcala, unas 800 personas brindaron su respaldo a la caravana que llegó a esa ciudad procedente de Oaxaca.

El grupo arribó en cinco autobuses después de las 10 de la mañana a las instalaciones de la Normal Rural Femenil de Panotla, desde donde recorrieron unos siete kilómetros hacia la capital tlaxcalteca. Las 300 normalistas de Panotla las acompañaron hasta el zócalo de la ciudad. Varias personas salieron de sus casas para aplaudirles.

Ahí se efectuó un mitin, en el cual el padre de César Manuel González –estudiante desaparecido, originario de Huamantla, Tlaxacala– repudió que se pretenda vincular a los normalistas con la delincuencia organizada.

Encabezaron la caravana también familiares de los desaparecidos Alexander Mora Venancio, Giovanni Galindes Guerrero, Felipe Arnulfo Rosa y Jorge Aníbal Cruz Mendoza.

Tras el mitin, la caravana regresó a la Normal de Panotla. Se prevé que a las 8:30 de este jueves retome su camino al Distrito Federal para participar en la concentración masiva en el Zócalo.

La Jornada

 

Programan 200 acciones de protesta por Ayotzinapa alrededor del mundo

Coincidente con el 104 aniversario de la Revolución Mexicana, este jueves se realizarán en más de 30 ciudades del país, en al menos 12 países de América, 13 de Europa, Asia y Oceanía, alrededor de 200 acciones de protesta por los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa que se encuentran desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre.

Las movilizaciones principales se desarrollarán en esta capital, donde además de tres marchas vespertinas, se contempla un paro estudiantil y un eventual bloqueo a los accesos del aeropuerto internacional Benito Juárez.

Las marchas en el Distrito Federal están programadas así: una saldrá del Monumento a la Revolución a las 18:00 horas y las otras dos partirán de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco y el Ángel de la Independencia las 17:00 horas; las tres concluirán en el Zócalo del Distrito Federal.

Los tres contingentes serán encabezados por las caravanas organizadas por los padres de familia de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala.

Destacan también las movilizaciones programadas en Guerrero, cuna de los normalistas y en Chiapas, en cuyos estados las protestas abarcarán una veintena de municipios. De igual manera, se han organizado actos en ciudades del resto de las 28 entidades federativas.

Fuera del país, las marchas y actos de solidaridad con los familiares de los normalistas desaparecidos y en demanda al gobierno de Enrique Peña Nieto de que se les encuentre con vida, han sido anunciadas en al menos tres decenas de ciudades de Estados Unidos, así como en Canadá, Argentina, Uruguay, Perú, Chile, Colombia, Bolivia, Ecuador, Costa Rica, El Salvador y Guatemala.

En Europa, activistas de cinco ciudades de España, cinco de Francia y cinco de Suecia, convocaron a manifestarse contra la violencia en México, y particularmente contra la desaparición de los normalistas. En Alemania, Austria, Holanda, Inglaterra, Italia, Suiza y Noruega, también se tienen programados actos de protesta.

En lejanas ciudades de la India, Nueva Zelanda y Australia se contemplan, igualmente, movilizaciones.

Proceso