EEUU halaga a Peña Nieto por actuar “rápido” en caso Ayotzinapa y Policía Federal asume el control en cuatro estados

A contracorriente del sentimiento nacional e internacional, el Departamento de Estado del gobierno de Barack Obama arropó hoy al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

En un mensaje, la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, aseguró que el gobierno mexicano actuó de manera expedita para investigar de manera integral la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Luego de admitir que la indagatoria de ese caso representa un “duro reto”, la vocera dijo que el gobierno estadunidense continuará trabajando con su similar mexicano, además de mantener el diálogo sobre asuntos de derechos humanos.

“Tenemos una muy importante relación con México. Creemos que el gobierno mexicano, en este caso particular, ha actuado rápidamente para investigarlo de manera integral. Sin embargo es un duro reto y seguiremos trabajando con ellos en eso”, destacó.

Harf reaccionó así en la rueda de prensa diaria del Departamento de Estado a pregunta sobre si Estados Unidos estaba revisando el tema de derechos humanos con México.

La vocera diplomática dijo que el Departamento de Estado envió al Congreso el reporte periódico de la situación de los derechos humanos en México el pasado 19 de septiembre y que “no existen planes de revisarlo”.

El reporte que se elabora cada dos años forma parte de las condiciones fijadas por el legislativo estadunidense en el marco de la ayuda a México bajo la Iniciativa Mérida en el año fiscal 2008.

Harf recordó que el Departamento de Estado condenó en su momento la desaparición de los 43 estudiantes y continuó pidiendo al gobierno mexicano investigar rápida e integralmente el crimen, así como llevar a los culpables a la justicia “como ya lo ha estado haciendo”.

Proceso

 

Gobierno federal inicia operativo en Tierra Caliente

La Policía Federal y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) asumirán el control de la seguridad de la zona de Tierra Caliente, en el marco de la entrada en vigor de un operativo especial que abarcará a los estados de Guerrero, Michoacán, Morelos y Estado de México, informaron este miércoles 3 diciembre el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el comisionado de Seguridad Nacional, Monte Alejandro Rubido.

De gira por Iguala, Guerrero, los funcionarios federales explicaron que la presencia de fuerzas federales en municipios de alta criminalidad va a aumentar, además de que se reforzarán las acciones contra los delitos de alto impacto.

“Es una estrategia que refrenda el compromiso del presidente con fortalecer el estado de Derecho en una región prioritaria”, dijo Osorio Chong, quien detalló que uno de los objetivos es proteger el libre tránsito en vías de comunicación.

Explicó que en el operativo Tierra Caliente participan la Secretaría de Marina, la Procuraduría General de la República, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional y la Policía Federal, bajo el mando de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Señaló que en el caso de Morelos, las autoridades estatales conservarán liderazgo policial y tendrán que coordinar sus acciones con las fuerzas federales, en virtud de que ya fue implementada la figura de mando único.

Durante su mensaje, el funcionario federal agradeció a los gobernadores de las entidades mencionadas su interés, compromiso y decisión para participar en este proyecto.

Luego de que el presidente Enrique Peña Nieto canceló su gira por Iguala, la cual estaba planeada para este míercoles, el secretario de Gobernación anunció que el mandatario viajará en los próximos días a  Guerrero para poner en marcha medidas que tienen como objetivo impulsar el desarrollo económico y social.

Animal Político

 

Anuncian nueva jornada nacional de movilizaciones por los 43 normalistas

Organizaciones sociales anunciaron hoy que a partir de este jueves 4 y hasta el próximo sábado se volcarán a las calles en distintos puntos del país para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa y la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto.

En la marcha del sábado en esta ciudad conmemorarán los 100 años de la toma de la capital por los ejércitos rebeldes de Emiliano Zapata y Francisco Villa.

Representantes de organizaciones campesinas, magisteriales, derechos humanos y trabajadores repudiaron también la “Ley de movilidad” aprobada la víspera por los diputados federales, al considerar que, como ocurrió con otras reformas constitucionales, las leyes secundarias podrían ir en sentido contrario a garantizar los derechos a la libertad de manifestación y de expresión.

En rueda de prensa, Martín Velásquez, del movimiento Sin Maíz no hay País, anunció que más de 100 agrupaciones participarán en las movilizaciones como parte de las Jornadas Nacionales por el Trabajo, la Tierra, el Agua y la Vida, en rechazo de la política económica seguida por el gobierno de Peña Nieto de promover los megaproyectos en detrimento de comunidades indígenas y pueblos originarios.

Los hechos ocurridos los días 26 y 27 de septiembre en Iguala son resultado, dijo, de la política generalizada de combate a los movimientos sociales, y advirtió que la propuesta presidencial de impulsar el desarrollo económico de Oaxaca, Chiapas y Guerrero no tiene otro objetivo más que “resucitar el Plan Puebla-Panamá que no pudo imponer Vicente Fox por las movilizaciones sociales”.

Además, anunció que como parte de las movilizaciones para exigir la presentación con vida de los normalistas y la renuncia de Peña Nieto el sábado 6, organizaciones de Chihuahua, Baja California y Chiapas cerrarán las fronteras norte y sur del país, para culminar la jornada con una marcha monumental del Ángel de la Independencia al Zócalo.

Humberto Montes de Oca, de la Dirección del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), resaltó que en la movilización su organización celebrará además sus 100 años de existencia, pero tomando en cuenta que “la reivindicación principal es por los 43 normalistas”.

El dirigente puntualizó que para el SME lo ocurrido con los estudiantes de Ayotzinapa y la reacción de Peña Nieto ante la exigencia ciudadana son un reflejo de la “incapacidad del gobierno por resolver los conflictos, sobre todo aquellos que tienen que ver con la pretensión de arrebatar recursos a pueblos originarios”.

Clemente García, del Frente de la Diversidad Sexual por Ayotzinapa, declaró que sus integrantes se vieron “reflejados en los normalistas desaparecidos, pues también nosotros somos discriminados y excluidos; nos unimos también porque exigimos que se esclarezcan los 887 asesinatos por homofobia registrados desde1995”.

Gonzalo Martínez Villagrán, de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), informó que de Oaxaca salió una caravana motorizada encabezada por maestros de la CNTE y familiares de los normalistas desaparecidos, y estimó que al menos 25 mil agremiados participarán en la marcha del próximo sábado.

Martínez Villagrán alertó sobre la práctica generalizada de los diferentes niveles de gobierno para “reprimir las movilizaciones sociales”, por lo que pidió el monitoreo de organismos públicos de derechos humanos.

Carlos Ventura, del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, convocó a la ciudadanía a “perder el miedo que nos tratan de inculcar para paralizar a los ciudadanos”, y anunció operativos de seguridad que serán aplicados por las mismas organizaciones que participarán y estarán coordinadas con la CNDH y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

Ignacio del Valle, del Frente del Pueblo en Defensa de la Tierra (FPDT), manifestó su repudio a las reformas estructurales que pretenden imponerse a través de “leyes encaminadas a regular las marchas y la protesta ciudadana y de crear un ambiente de terror para evitar que los ciudadanos ejerzan su derecho a manifestarse, sin tomar en cuenta que ante el hartazgo no tenemos de otra”.

Enrique Soto, del Frente Popular de la Ciudad de México, rechazó que su organización esté vinculada a personas encapuchadas que han cometido desmanes, y también demandó la libertad de los presos políticos y castigo a los culpables de las detenciones arbitrarias.

Soto expresó también el “rechazo a la infiltración de las movilizaciones para provocar actos violentos, como ocurrió en las manifestaciones del 20 de noviembre y el primero de diciembre; “reiteramos que las movilizaciones serán de carácter pacífico y llamamos a estar alerta ante posibles provocadores”.

De acuerdo con el programa de las jornadas, el jueves 4 organizaciones campesinas “derramarán maíz en el Zócalo de la Ciudad de México”, formando el número 43 y exigiendo la presentación con vida de los jóvenes y “en protesta por los bajos precios que reciben los productores”.

Ese mismo día se tiene programada una marcha y cabalgata desde la Rotonda de los Hombres Ilustres de Xochimilco a San Lucas Xochimanca, y un mitin en el último punto para conmemorar los 100 años del encuentro de Villa y Zapata en Xochimilco.

El viernes 5, El Barzón realizará una “marcha de 43 tractores”, uno por cada normalista desaparecido, del Ángel de la Independencia al Zócalo, y de ahí se dirigirán a la Secretaría de Gobernación.

Ese mismo día se realizará la Convención del Agua y la Energía en el Auditorio del SME.

Las jornadas culminarán el sábado a las 16:00 con la marcha que saldrá del Ángel al Zócalo y que será encabezada por familiares de los normalistas desaparecidos.

Proceso