Según la OIT, México tiene los salarios mínimos, rurales y promedios más bajos de América Latina y el Caribe

México tiene los salarios mínimos, rurales y promedios más bajos de todos los países de América Latina y el Caribe, señala el Informe del panorama laboral 2014 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). El análisis plantea que nuestro país, junto con República Dominicana, tiene los menores niveles salariales de 16 naciones que integran la zona.

El salario mínimo en México apenas alcanza a cubrir 40 por ciento de la media de ingreso de la región.

Países como Ecuador y Costa Rica tienen los salarios mínimos líquidos más elevados de la zona; Paraguay, Honduras y Panamá les siguen en la lista. En el nivel intermedio están Chile, Brasil y Perú, y en la parte más baja de las remuneraciones de la región está México, junto con las otras dos naciones ya señaladas, indica el documento.

La encargada de dar a conocer el análisis fue Elizabeth Tinoco, directora regional de la OIT, quien expuso por otra parte que se avizora para América Latina y el Caribe una “crisis laboral latente para 2015”, ya que hay señales de alerta, “focos rojos”, ante una realidad en la que la desaceleración económica ya está impactando los niveles de empleo.

La experta explicó que uno de los factores más graves de esta situación es que las tasas de mayor desempleo en la región se registran en el segmento de los jóvenes, ya que en este sector de la población se triplica o cuadruplica el porcentaje de personas sin trabajo. Ello significa que 40 por ciento de los desocupados de la región son jóvenes. Del mismo modo, las mujeres padecen de desempleo en mayor medida que los trabajadores varones.

Señales de alarma

También planteó que lo más preocupante es que se están creando menos empleos en la zona y los indicadores laborales envían señales de alarma. Por ejemplo, el desempleo urbano de la región cerrará al tercer trimestre de 2014 en una tasa de 6.1 por ciento, que aunque está una décima debajo de lo registrado en 2013, 6.2 por ciento, “hablamos de casi 15 millones de desempleados” y podrían sumarse otras 500 mil personas el año siguiente.

Se espera, sin embargo, que para 2015 suban moderadamente las expectativas de crecimiento económico a 2.2 en América Latina y que incluso México pudiera lograr una mayor recuperación en relación con los países de la zona, dijo.

Hizo ver que los índices de desempleo de esta región bajaron un poco, pero no porque las personas hayan encontrado trabajo, sino porque dejaron de buscarlo, “se salieron temporalmente del mercado laboral este año y se espera que vuelvan a a él el año próximo, lo que, junto a los jóvenes que se sumen a la demanda de empleos, se convertirá en una presión social muy fuerte.

“La gente se está saliendo del mercado laboral por desesperación y se autoemplea”, sostuvo la experta e hizo ver que, según la investigación de la OIT, en 2014 se notó una baja en el ritmo de mejoría de los salarios, así como de la población asalariada, y las previsiones actuales son que esto podría seguir, porque el crecimiento podría continuar débil varios años.

Del caso de México, opinó que, a pesar de las dificultades, posee las condiciones para generar más empleo el próximo año y está demostrando que tiene la intención de reducir la actual tasa de informalidad, de 58 por ciento.

En cuanto a los datos que dio a conocer este organismo sobre los salarios en nuestro país, Thomas Wissing, representante de la oficina de OIT para México y Cuba, explicó que efectivamente el salario medio en nuestro país ha tenido la peor evolución de la región. Sin embargo, con las medidas “que está tomando el gobierno federal para desvincular los salarios mínimos para que deje de ser unidad de cuenta y determinar un nuevo mecanismo de revisión anual”, se está abriendo el camino para mejorar los niveles ingreso.

La Jornada