Cambio climático atenta contra producción agropecuaria nicaragüense

El incremento de las temperaturas y la irregularidad de los períodos de lluvias debido al impacto del cambio climático mantienen en jaque a la producción agropecuaria de Nicaragua.

Según el investigador del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), Carlos Zelaya, el clima se ha vuelto más impredecible en cuanto a la distribución de las lluvias, factor que ocasiona una disminución en los rendimientos y mayores problemas con plagas y enfermedades.

La temperatura en Nicaragua durante los meses de marzo y abril aumentó significativamente, aseguró Zelaya -citado por El 19 digital-, antes de señalar al calentamiento global y a la actual posición de la Tierra con respecto al Sol como las principales causas.

El ingeniero del CIAT precisó que durante esos meses el eje del planeta tuvo una pequeña variación y Nicaragua quedó perpendicular a la radiación solar, los rayos llegan más directos.

Por otra parte, la reducción y las irregularidades de los períodos de lluvias obligan a los ganaderos a tomar medidas para adaptarse a las nuevas condiciones.

Muchos ganaderos almacenan pasto para sus animales e implementan cosechas de agua para garantizar el suministro en períodos secos, detalló Zelaya.

El investigador expresó que, pese a los perjuicios, el cambio climático es una oportunidad para intensificar y tecnificar mejor muchos rubros que tenemos atrasados en el país.

Un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), citado días atrás por la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, asegura que la temperatura observada en la atmósfera y los océanos es la más alta de los últimos 500 años.

Prensa Latina