Argentina: YPF anuncia el descubrimiento de una nueva reserva petrolera

La petrolera YPF anunció ayer el descubrimiento de un yacimiento de petróleo convencional en el bloque Los Caldenes, en la provincia de Río Negro, con recursos estimados en 40 millones de barriles (casi 6,4 millones de metros cúbicos). El pozo Manzano Grande x-1 es el segundo descubrimiento en este bloque de 115 kilómetros cuadrados, ubicado al norte de la localidad de Cinco Saltos.

La concesión del área Los Caldenes fue otorgada a YPF en 2001 y, con la última renegociación de contratos en la provincia de Río Negro, se extendió hasta 2036. El pozo descubierto, que alcanzó una profundidad final de 3057 metros, tiene recursos asociados del orden de los 40 millones de barriles de petróleo. La empresa indicó que este nuevo descubrimiento, que se suma a otros recientemente anunciados, es el resultado del renovado esfuerzo de exploración que viene realizando YPF desde el 2012.

En marzo del año pasado, la petrolera argentina anunció el descubrimiento del yacimiento Los Caldenes x2, con una profundidad final de 3154 metros bajo boca de pozo, en el que los recursos estimados para el área eran del orden de los 15 millones de barriles de petróleo. En esa ocasión, la empresa señaló que desde 1999 no se realizaban actividades exploratorias en el bloque Los Caldenes, siendo la última de ellas la perforación del pozo Laguna Atamischi, en ese año. De hecho, la concesión de explotación Los Caldenes no registraba reservas al 31 de diciembre de 2012, pero sí un potencial de recursos de petróleo por 41.000 metros cúbicos.

“El año pasado perforamos otro pozo exploratorio descubridor en Los Caldenes con 15 millones de barriles de recursos de petróleo estimados. A partir de esa información, y profundizando los estudios sísmicos en la zona, pudimos llegar a este nuevo descubrimiento que amplía el horizonte de recursos en el bloque”, afirmó Carlos Colo, gerente ejecutivo de Exploración de YPF.

Los dos descubrimientos en Los Caldenes son sólo una muestra de la mayor actividad exploratoria que viene realizando la empresa desde que el Congreso aprobó el proyecto de recuperación de la compañía, en mayo de 2012, expropiándole el 51 por ciento de las acciones a la española Repsol. Tras la desinversión de Repsol, con la intervención del gobierno nacional los índices de producción se elevaron considerablemente, y por cada barril que la compañía produjo en 2014, se lograron incorporar 1,6 barriles a sus reservas.

La recuperación de YPF por parte del Estado argentino permitió que la petrolera revirtiera años de desinversión, reactivara su actividad exploratoria en hidrocarburos convencionales y avanzara en no convencionales, como el caso de Vaca Muerta, en la cuenca neuquina; y el bloque El Trébol, en la cuenca del Golfo San Jorge. Además, el presidente de YPF, Miguel Galuccio, anunció en agosto del año pasado el descubrimiento de una tercera formación de hidrocarburos no convencionales en el área Filo Morado, perteneciente al yacimiento Agrio, que comparten las provincias de Neuquén y Mendoza. “Vaca Muerta fue el comienzo del desarrollo de la producción no convencional de petróleo y de gas, pero no es la única formación o potencial con la que cuenta el país. El segundo descubrimiento fue en Chubut, y éste es el tercero. Para abrir fronteras lo más importante es seguir explorando, y en YPF la inversión en exploración pasó a tener un rol fundamental en su estrategia. Esta es la única manera de lograr el sueño de alcanzar el autoabastecimiento”, señaló entonces Galuccio.

El descubrimiento, en 2011, del yacimiento Vaca Muerta en la cuenca neuquina marcó un hito a partir de los resultados obtenidos, que confirman los pronósticos acerca de la riqueza existente en su subsuelo en materia de hidrocarburo no convencional. Desde el 2013, tras el desembarco de Chevron en la exploración y explotación no convencional en Vaca Muerta, comenzaron a llegar a la región diferentes empresas interesadas en el potencial hidrocarburífero de la roca que se presenta como el “nuevo paradigma energético” mundial. Este año, el CEO de YPF, Miguel Galuccio, confirmó que la formación ya producía entre 44.000 y 45.000 barriles equivalentes de crudo por día.

En 2014 fueron perforados 908 pozos por parte de YPF, de los cuales 255 corresponden a formaciones no convencionales: 173 en Loma Campana, 44 en Segmento V de Loma La Lata (Lajas), 29 en Rincón del Mangrullo y nueve en El Orejano. El incremento de la explotación provino principalmente de la cuenca neuquina, en donde se destacó la producción de tight gas proveniente de la formación Lajas. En total, la producción de hidrocarburos fue un 13,5 por ciento superior a la de 2013. El crudo creció 5,3 por ciento, al tiempo que el gas lo hizo en un 25,1 por ciento. La expansión de las actividades de exploración y producción se combinó además con una recuperación de los números de la compañía. La utilidad neta en 2014 fue de 9002 millones de pesos, un 58,5 superior a la del año 2013, a partir de ingresos por 141.942 millones por mayores ventas de gasoil, naftas y gas natural. Medido en dólares, lo que descuenta el efecto del tipo de cambio y la inflación, el beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones terminó en 5128 millones de dólares, un incremento anual del 16,8 por ciento.

Página 12