Bolivia y Chile precisaron argumentos sobre el diferendo y se abre período de réplica

Los equipos jurídicos de Bolivia y Chile presentaron ayer ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya la respuesta sobre lo que cada uno entiende de la expresión “acceso soberano al mar”, en el litigio que les enfrenta por la salida al océano Pacífico que pide La Paz.

Ambos países entregaron los documentos referentes a la solicitud que el pasado viernes les hizo el juez Hisahi Owada, en el marco de los alegatos que presentaron ambas naciones para sustentar la competencia o incompetencia de la CIJ para tratar la demanda marítima.

El agente de Bolivia ante la CIJ, Eduardo Rodríguez Veltzé, afirmó ayer después de la entrega del documento, que el país “tiene fe en la justicia” de ese alto tribunal y que los alegatos fueron presentados en el marco del respeto a Chile.

Por su parte, la embajadora de Chile en Holanda, María Teresa Infante, tras la presentación del documento, dijo que la respuesta de su país señala que “lo que Bolivia pide es un acceso soberano al mar con territorio”. Agregó que no cederá.

María Teresa Infante, embajadora de Chile en Holanda, dijo que la respuesta de su país señala que “lo que Bolivia pide es un acceso soberano al mar con territorio”.

Agregó que es algo que Chile no está dispuesto a aceptar “al menos de manera obligada” como pide La Paz en su demanda ante el tribunal de Naciones Unidas.

En abril de 2013 Bolivia pidió a la CIJ que declarase que Chile tiene “la obligación de negociar” un acceso soberano completo al océano Pacífico.

En julio de 2014, Chile presentó una objeción preliminar sobre la jurisdicción del alto tribunal de Naciones Unidas, es decir, una invitación a que esta corte se declare incompetente para pronunciarse sobre el asunto.

Infante explicó que “Chile presentó la documentación al secretario de la corte” y que ahora éste “tiene que remitir la respuesta de Bolivia”, la cual, según le consta, “también ha sido entregada.”

Una vez que el Gobierno de Chile reciba de la CIJ la documentación de Bolivia -en este caso no se trata una relación directa entre los dos países, sino que el tribunal actúa de intermediario- tendrá que contestar, precisó Infante.

De igual manera, Bolivia recibirá la respuesta de Chile. Por su parte, el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, dijo el martes en rueda de prensa en La Paz que el documento “es una propuesta de consenso” entre el equipo jurídico que representa al país andino ante la CIJ y el grupo de exautoridades que asesoran al Gobierno en la demanda marítima.

La definición por escrito por parte de ambos países del término “acceso soberano al mar” responde a la pregunta que el juez japonés de la CIJ realizó al finalizar los alegatos orales el pasado viernes, pues consideró que se trata de un concepto que no se contempla dentro del derecho internacional.

Del 4 al 8 de mayo tuvo lugar en la CIJ la ronda de alegatos orales del litigio entre ambos países por la salida al océano Pacífico.

El proceso de deliberación de la Corte puede durar entre cuatro y seis meses.

Esperan observaciones

El vicecanciller de Bolivia, Juan Carlos Alurralde, dijo: “La hora fijada por la Corte Internacional de Justicia es la 13:00 (ayer), lo cual coincide con las 7:00 (hora boliviana). Sin embargo, por la amplia responsabilidad, la capacidad, y por la conducción de nuestro Presidente se ha concluido la respuesta y presentado antes de la hora límite ante la CIJ”.

Alurralde explicó que las respuestas que presentaron Chile y Bolivia serán enviadas a la delegación contraria, para que en un plazo de “48 horas” ambos países puedan hacer una contrarespuesta de las posiciones del adversario, por lo que esa fase “concluye el 15 de mayo”.

“La Corte inmediatamente recibe ambas respuestas, siempre hace conocer a ambas partes, en este caso la respuesta chilena va a ser remitida a la delegación boliviana y viceversa, para que tanto la representación de Chile como de Bolivia hagan los comentarios necesarios hacia las respuestas”, precisó.

Los Tiempos