Culmina en Argentina la II Cumbre Internacional de Territorios Libres de Fracking

Con una “Declaración de la Cumbre Antifracking de Paraná” cerró este sábado la 4ta. Cumbre Nacional y 2da. Internacional de Territorios Libres de Fracking. En el documento final se reclama “en forma unánime la derogación de la Ley Antiterrorista y de la última reforma de la Ley de Hidrocarburos hecha a la medida de grupos concentrados”.

Además, los asistentes al encuentro que comenzó ayer viernes, los asambleístas instaron “a los organismos del Estado a iniciar con seriedad estudios para el reemplazo de la dependencia del petróleo por energías limpias, renovables y sustentables. Debemos resolver qué tipo de energía, para qué y para quiénes, y luchar por su democratización”.Se estableció el 2 de Agosto como el Día de la Argentina libre de Fracking.

En otro de los párrafos de la Declaración, se comprometen “a estudiar y actuar para hacer responsables a los directorios de las multinacionales y los funcionarios públicos de los delitos de lesa humanidad por violaciones al ambiente”.

La Declaración no sólo se pronunció respecto a la fractura hidráulica, sino que inscribió la lucha ambiental en un contexto más amplio, ligado a cuestiones sociales y políticas.

Además de asambleístas, la Cumbre contó con la presencia de estudiosos de los Estados Unidos, y Uruguay y se realizaron video conferencias con expertos y militantes ambientales de otros países como Bolivia, Colombia, México. También disertó el fiscal general Antonio Gómez, de Tucumán, que brindó un pormenorizado informe de las leyes que deben aplicarse en los casos de delitos ambientales.

Declaración de la Cumbre Antifracking de Paraná

Los asambleístas reunidos en la Cumbre de Paraná agradecemos la participación de vecinos de todo el continente que nos ayudaron en estas dos jornadas a profundizar nuestra conciencia sobre los riesgos del sistema de fractura hidráulica para la vida.

Saludamos especialmente a los compañeros que viajaron de lejos, y reconocemos el esfuerzo de los organizadores del encuentro: la Asamblea de integración por territorios libres de fracking y el Movimiento Entre Ríos libre de fracking.

Resaltamos la elección del 2 de Agosto como el Día de la Argentina libre de fracking, en homenaje a la lucha de las asambleas para tomar y generar conciencia ambiental y anticolonial.

Coincidimos en la necesidad de trabajar con sinceridad y unidad para sostenernos en principios firmes ante el atropello de las multinacionales y sus socios.

Reclamamos en forma unánime la derogación de la Ley Antiterrorista y de la última reforma de la Ley de Hidrocarburos hecha a la medida de grupos concentrados.

Instamos a los organismos del estado a iniciar con seriedad estudios para el reemplazo de la petróleo dependencia por energías limpias, renovables y sustentables. Debemos resolver qué tipo de energía, para qué y para quiénes, y luchar por su democratización.

Sostenemos que la lucha contra la fractura hidráulica tiene bases sólidas en las asambleas y debe acentuarse en una red de asambleas que traspase las fronteras, y en la incorporación de las más diversas personas y organizaciones sociales, políticas, universitarias, periodísticas, científicas, sindicales, artísticas, etc. Valoramos la presencia de precandidatos partidarios que firmaron su compromiso de prohibición del fracking en Entre Ríos.

Reivindicamos la actitud de las asambleas y demás organizaciones para estudiar, conocer, compartir conocimientos y manifestarse en las calles como lo hicimos el 8 de mayo en Paraná, frente al Juzgado Federal en reclamo por el desprocesamiento de los compañeros militantes. No a la criminalización de las protestas.

No ignoramos que el atropello de las multinacionales y sus socios internos, particularmente en el estado para instalar el fracking, se repite en los atropellos del capital financiero, los agrotóxicos, los transgénicos, la minería a cielo abierto, los represamientos de ríos de llanura, la contaminación de arroyos y todas las aguas superficiales, y del extractivismo en todas sus manifestaciones.

Apoyamos las acciones para declarar municipios libres de fracking, y los proyectos para declarar a Entre Ríos, a la Argentina y a Uruguay libres de fracking.

Valoramos los aportes extraordinarios de esta Cumbre para conocer lo que ocurre en Colombia, México, Uruguay, los Estados Unidos, Brasil, Bolivia y las regiones de la Argentina. Coincidimos en la gravedad de la situación ambiental del mundo, y nos comprometemos a estudiar las herramientas que nos ofreció el fiscal general Antonio Gustavo Gómez, para enfrentar el fracking en materia penal, sin limitar por eso nuestras luchas al plano jurídico. Atendemos la idea de crear una Corte internacional por delitos ambientales. Nos comprometemos a estudiar y actuar para hacer responsables a los directorios de las multinacionales y los funcionarios públicos de los delitos de lesa humanidad por violaciones al ambiente. Están advertidos.

Exigimos la investigación de las deudas externas, considerando que el fracking está relacionado directamente con las debilidades económicas de nuestros países por padecer el pago de la deuda fraudulenta que realizan los estados.

Entendemos que la información que poseemos y las interpretaciones del significado del fracking y problemas asociados deben ser trabajados en las aulas de nuestras escuelas y colegios, para lo cual valoramos especialmente el aporte que puedan hacer y hacen los sindicatos docentes.

Sostenemos que la conciencia sobre la importancia del agua como derecho esencial para la vida y sobre nuestra pertenencia a un sistema armónico que nos contiene debe ser contemplada para garantizar el agua limpia, el aire limpio y el suelo fértil para todas las especies y todas las generaciones. Reconocemos en la sede de esta Cumbre el antecedente histórico de la lucha en defensa del río libre que impidió el represamiento del Paraná Medio.

Nos comprometemos a no ceder en la conciencia y en la lucha mientras haya un sitio con fracking en la región. Y nos solidarizamos en especial con los luchadores de la Patagonia que resisten la embestida, conscientes de que nuestro territorio ha sido condenado al sacrificio por las corporaciones.

Cuando los pueblos se unen pueden proteger sus territorios y bienes comunes, como lo demuestran las naciones que han prohibido o declarado moratorias sobre el fracking.

Reafirmamos nuestro compromiso por territorios libres de fracking.

No a la Mina