Puerto Rico: el Senado aprobó el proyecto que aumenta el IVU al 11.5% pero con enmiendas sobre alimentos procesados

El Senado aprobó el proyecto que aumenta el Impuesto de Ventas y Uso (IVU) a 11.5%, pero lo enmendaron para que no aplique a todos los alimentos que fueron incluidos por la mayoría cameral. Con estos cambios, el proyecto debe regresar a la Cámara de Representantes, donde el presidente Jaime Perelló ya adelantó que le darán paso a la medida enmendada.

El proyecto se aprobó con el voto en contra de los senadores populares Antonio Fas Alzamora, Ángel Rosa y Gilberto Rodríguez. La senadora popular Rossana López estuvo ausente porque, según informó, estaba “cumpliendo con requisitos compulsorios de sus estudios doctorales en Política Social y Administración fuera de Puerto Rico”. Dejó saber que su voto hubiera sido en contra.

El Senado enmendó el proyecto que llegó de la Cámara para sacar de la lista de artículos que pagarán IVU alimentos como los productos congelados, enlatados, las nueces y las bebidas energizantes y nutricionales. Todo esto fue incluido en la versión cameral, pero no fue parte del acuerdo al que llegó la Conferencia Legislativa del Partido Popular con el gobernador, Alejandro García Padilla.

Luego de un caucus del PPD ayer, la mayoría anunció que eliminaría estos alimentos de la lista de productos que pagarán IVU. Según se supo la enmienda cameral no contó con el aval de prácticamente ningún senador de mayoría

El proyecto provocó un extenso debate en el Senado donde populares y novoprogresistas se acusaron de parte y parte por la crisis fiscal que afecta al país. Los populares, en su mayoría, reconocieron durante el debate que el proyecto no es lo que esperaban, pero insistieron en que es necesario para resolver el presupuesto.

“Lo que estamos haciendo hoy puede que tenga muchos defectos, pero es el intento más profundo de tratar de no entregarle el país nuestro a otra gente. Yo no quiero entregarle a Puerto Rico a nadie”, dijo el presidente senatorial, Eduardo Bhatia. “Votaré a favor de esta medida sabiendo que tiene defectos, pero sabiendo que es un intento adicional por tratar de evitar que Puerto Rico caiga en manos ajenas”.

Perelló, por su parte, dijo que le darán paso al proyecto tal y como llegue del Senado para evitar que haya que discutirlo en un comité de conferencia, o una mesa de negociación entre senadores y representantes.

“Esto ha sido un proceso largo, difícil para todo el mundo, para la Asamblea Legislativa y para el país pero es un paso que se tenía que dar. Estamos hablando de garantizar que el gobierno siga funcionando para que le dé el servicio a los envejecientes, a los niños y al país y cumplir con un pago de la deuda muy grande. El proceso legislativo ha culminado”, dijo Perelló. “La Cámara envió un proyecto, el Senado decidió hacer enmiendas y hablé con el presidente de la Comisión de Hacienda y vamos a concurrir con las enmiendas que ha hecho el Senado para poder pasar esta página y dedicarnos a confeccionar un presupuesto que también trae muchos retos”.

Dijo que las enmiendas incluidas en la Cámara para aumentar los alimentos que pagarán IVU fueron discutidas con el Senado, pero que aun así estará de acuerdo con eliminar estos alimentos de la lista.

“Vamos a concurrir con las enmiendas del Senado. Es importante que el país sepa que las enmiendas que se hicieron en la Cámara fueron consultadas con el Senado, pero el Senado tiene un proceso democrático que atender y nosotros nos vamos a mover”, dijo Perelló. “Hablé con el presidente de la Comisión de Hacienda para concurrir y pasar esto a la firma del gobernador”.

No pudo precisar si el proyecto se verá en la sesión de hoy pues, dijo, debe esperar a que llegue el proyecto desde el Senado. De llegar hoy, dijo, hoy mismo podrían concurrir y enviarlo a la firma del gobernador.

“Si el proceso legislativo lo permite, estamos listos para concurrir mañana (hoy) mismo, pero si no, sería en el próximo día de sesión”, dijo Perelló. “Vamos a cerrar este capítulo para pasar a la discusión del presupuesto que también va a tener muchos retos”.

Durante el debate senatorial de ayer, el presidente de la Comisión senatorial de Hacienda, José R. Nadal Power, dijo que la medida que discutieron y aprobaron ayer estaba “lejos de ser perfecta”.

“Estamos ante una medida que, aunque lejos de ser perfecta, es firme en cuanto a lo que viene a resolver. Entendemos que es una situación de enorme urgencia ante nosotros y tenemos que tomar decisiones para que el país siga funcionando y estabilizar la situación fiscal de Puerto Rico, que es el reto principal que tenemos como país en este momento”.

La minoría del Partido Nuevo Progresista (PNP) intentó sin éxito que se enmendara el proyecto para que la Comisión de Alternativas para Transformar el Impuesto al Consumo (CATIC) cuente con una representación de la minoría. La propuesta enmienda no contó con el respaldo del senador penepé Thomas Rivera Schatz, quien dijo que no favorecería enmiendas para un proyecto al que le votaría en contra. Dijo además que no le gustaría formar parte de una comisión cuyo propósito sería recomendar nuevos impuestos y a la cual, a su entender, el gobernador no va a prestar ninguna atención.

Esta Comisión fue incluida para conseguir los votos necesarios en la Cámara. La misma tiene la responsabilidad de buscar alternativas contributivas que luego deben ser convertidas en legislación.

“En lo que a mí respecta, yo no quiero ser parte de ninguna comisión para seguir elevando impuestos a todos los sectores del país. Han tenido dos años y medio para aprobar toda la legislación que han querido, han tenido toda la oportunidad para gobernar sin excusas y han aprobado 80 impuestos”, dijo Rivera Schatz. “Con esta comisión, en realidad tal vez le tomaron el pelo para que prestaran el voto porque en 60 días no habrá un informe y si, a pesar de todo, hay un informe, el gobernador hará con ustedes lo que ha hecho siempre una y otra vez desde que llegó”.

Rivera Schatz adelantó que espera que durante el proceso presupuestario la actual administración también responsabilice a los novoprogresistas del desastre fiscal.

“Me imagino que el presupuesto lo van a trabajar a la carrera, ocultando información a todo el mundo y culpando a legisladores de mayoría de todos los problemas que puedan surgir”, dijo Rivera Schatz. “Mi voto es en contra y no favorezco ninguna enmienda y creo que mi partido no debe participar de esa comisión que lo único que va a hacer es poner de manifiesto que en lo único que son consistentes es en la inconsistencia”.

El senador penepé Carmelo Ríos advirtió por su parte que acudirá a los tribunales para exigir participación en esta comisión.

En tanto, el portavoz de la delegación azul, Larry Seilhamer, dijo que el proyecto no puede ser considerado como uno bueno para los boricuas.

“Un aumento en los impuestos a las personas les reduce el ingreso personal disponible y, por ende, su nivel de consumo. A pesar de que el gobierno necesita aumentar sus recaudos para afrontar sus retos fiscales, la alternativa de aumentar los impuestos tendría un efecto negativo”, dijo Seilhamer. “Ese proyecto no es otra cosa que una medida de recaudos al gobierno sin un solo alivio al pueblo”.

La senadora independentista, María de Lourdes Santiago, dijo por su parte que este proyecto lo que busca es evitar tocar los ingresos de las multinacionales. Mencionó que este proyecto encarecerá los costos legales, incluyendo los de las familias con hijos e hijas con necesidades especiales que necesitan llevar querellas contra el Departamento de Educación por incumplimientos con estos servicios.

“Yo represento a 140 mil personas, independentistas y no independentistas y me apena que estemos pasando por este proceso por el que no era necesario pasar. La medida que se va a aprobar es moralmente inaceptable y fiscalmente irresponsable”, dijo Santiago.

Ahora queda por ver lo que sucederá con el proyecto en la Cámara. El presidente cameral, Jaime Perelló, no respondió a diversas solicitudes de entrevista de este medio.

El representante popular Luis Vega Ramos no pudo precisar cómo será la votación en la Cámara, pero dijo que su alternativa y la de Luis Raúl Torres es poner una tasa especial a los restaurantes y dejar fuera del impuesto a estos alimentos procesados.

“Entendemos que la solución al impasse entre los alimentos preparados y no preparados era mantener la definición como está en la ley actual y establecer una tasa preferencial para los restaurantes”, dijo Vega Ramos. “Nuestra posición es una que Luis Raúl había traído hace meses atrás y había hablado de tasas preferentes para los restaurantes y entendemos que es la mejor salida a esa situación”.

Por su parte, el presidente del PNP, Pedro Pierluisi, dijo que “lo propuso el Gobernador, lo aprobó la Cámara y lo reiteró el Senado. Todos juntos destruyendo la economía. La esperanza que se tenía para que la Asamblea Legislativa desistiera de imponernos más contribuciones, hoy (ayer) se perdió. El Senado de Puerto Rico se unió al Gobernador García Padilla y a la mayoría del Partido Popular en la Cámara de Representantes para reírse en la cara al pueblo puertorriqueño”.

Añadió que en un día feriado, utilizaron las mismas malas mañas que en la Cámara. Sin discusión alguna, en el Senado aprobaron un proyecto que aumenta el IVU del 7% al 11.5%, e impone un 4% a los servicios y a transacciones entre negocios. Además, aprobaron un impuesto al “transfer pricing”, el cual es dañino para diferentes empresas y compañías que han invertido en Puerto Rico, y el cual tiene visos de inconstitucionalidad, ya que podría estar violando la cláusula de comercio interestatal”.

El Vocero