Realizan funerales de jóvenes asesinados y preocupan las marchas del jueves

Durante la tarde de este domingo se realizó el funeral de Exequiel Borvarán, el joven de 18 años que fue asesinado, junto a Diego Guzmán, tras la marcha estudiantil del pasado jueves en Valparaíso.

Desde el pasado viernes los restos del estudiante de primer año de psicología de la Universidad de Santo Tomás eran velados en la Iglesia los Cuatro Evangelistas de Quilpué, lugar donde este domingo fue la misa fúnebre que encabezó el obispo de Valparaíso, Gonzalo Duarte.

Los restos del joven fueron enterrados en el Cementerio Parque del Sendero de Quilpué. Su padre, Abner Borvarán, declaró que “estamos tranquilos en que él está descansando, creo que ni se la cree cómo todo el mundo lo recibió. Me siento orgulloso de él y que sirva de lección para las generaciones”.

Mientras que la madre de Exquiel, Olga Salinas, manifestó que “él era feliz con sus amigos, era feliz compartiendo un fogata”.

Medidas de seguridad para el 21 de mayo

Tras el crimen de los dos estudiantes, existe preocupación de las autoridades de Valparaíso de cara a lo que serán las eventuales marchas y manifestaciones del próximo 21 de mayo, pero indicaron que se ha respetado el derecho a manifestarse y que para este jueves está preparado un plan especial.

El gobernador de Valparaíso, Omar Jara, detalló que “tenemos un dispositivo el 21 de mayo. Es un día muy complejo para Valparaíso porque prácticamente suceden tres hechos al mismo tiempo: La cuenta pública de la Presidenta, la manifestación que ocurre ahí que generalmente es la CUT, el Colegio de Profesores, los que piden el permiso y se manifiestan; y luego el desfile”.

“Siendo Valparaíso una ciudad estrecha, con un plano con pocas calles, hay que tener un dispositivo de seguridad”, agregó.

El trayecto de la marcha para este jueves es más corto que en años anteriores, con unas siete cuadras entre la Plaza Victoria y el Parque Italia. De igual manera, hay un comité especial de seguridad que está trabajando diariamente para coordinar estratégicamente las acciones.

Jara dio cuenta que “venimos trabajando en el dispositivo de seguridad para el 21 de mayo desde hace muchos días. Sé que lo que sucedió el jueves (la muerte de los estudiantes) agrega un dato nuevo y tenemos que tomar las precauciones y prevenciones del asunto”.

“Si eso supone cuidar el sector aledaño donde se produjeron los disparos y la muerte de estos jóvenes, se tendrá que hacer. Pero hay un dispositivo de seguridad para que todas las actividades se puedan desarrollar de forma normal”, sostuvo.

Este jueves, además, comienza a regir la ordenanza municipal en Valparaíso multará a quienes cometan daños contra el mobiliario urbano en distintas manifestaciones en la comuna y dispone que, si los involucrados en este tipo de hechos son menores de edad, serán los padres quienes tendrán que hacerse responsables de la sanción.

Cooperativa

Quillota brinda multitudinaria despedida a Diego Guzmán

Este domingo se realizaron los funerales de Diego Guzmán, uno de los jóvenes asesinados el jueves en Valparaíso, un vez concluida la marcha convocada por la Confech.

El joven quillotano de 25 años se encontraba en proceso de Título de la carrera de Prevención de Riesgos de la Universidad Santo Tomás, misma casa de estudios de Ezequiel Borbarán, estudiante de primer año de Psicología, quien falleció junto a Guzmán tras la marcha por la educación.

El camino hacia el cementerio Parque Boco de Quillota estuvo marcado por las muestras de cariño y apoyo han recibido los familiares de los jóvenes asesinados, entre ellas un improvisado memorial instalado por habitantes de Valparaíso, en el lugar donde fallecieron.

Al funeral de Diego asistieron más de cien personas, entre los que destacaron militantes del Partido Comunista, y de las Juventudes Comunistas, a las cuales pertenecía Guzmán.

Entre los asistentes también se encontraba la diputada Karol Cariola, secretaria general de la colectividad.

El Desconcierto