En 2014, México fue el tercer país del mundo con más muertes por conflictos

En 2014 hubo menos conflictos armados en el mundo, pero se reportaron más muertes, con Siria, Irak y México a la cabeza, según un informe del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS por sus siglas en inglés) de Londres, difundido este miércoles.

En el transcurso de 2014 hubo en el mundo 42 conflictos armados (guerras civiles, insurrecciones y otros enfrentamientos), 21 menos que en 2008, según el primer informe sobre guerras del IISS, organización conocida por su balance anual de fuerzas militares en el mundo.

En 2008 los conflictos provocaron 56 mil víctimas; en 2014 murieron más de 180 mil personas.

La guerra en Siria y sus 70 mil muertos en 2104 fueron la principal causa de este aumento.

El avance del grupo Estado Islámico dejó 18 mil muertos en Irak, el segundo país en número de muertes en un conflicto, por delante de México, con unas 15 mil (3 mil menos que en 2013).

En el caso de México, “las sucesivas oleadas de violencia sugirieron que el país aún enfrenta amenazas complicadas contra su seguridad”, indica el documento.

En los conflictos se observa “un aumento imparable de la intensidad de la violencia”, señala el autor del estudio, Nigel Inkster, quien no basa su afirmación sólo en el número de muertos o heridos, sino también en el de refugiados.

Fuentes del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) destacaron que 2013 fue el primer año desde la Segunda Guerra Mundial en que el número de desplazados excedió 50 millones de personas. El informe del IISS señala que el Banco Mundial estima que mil millones y medio de personas, casi una quinta parte de la población mundial, son afectadas por la violencia o la inseguridad.

Sobre el caso de México el informe del IISS destaca:

“El país sigue sufriendo altos índices de violencia debido a bandas criminales. En septiembre de 2014, tras el asesinato de 43 estudiantes en Iguala, los mil 800 policías municipales, muchos de los cuales estaban corrompidos por los narcotraficantes, fueron integrados en una fuerza nacional; una gendarmería originalmente planeada para conformarse con 40 mil hombres pero que en la práctica comenzó operaciones con sólo 5 mil efectivos. En todo caso, el Estado mexicano siguió dependiendo sobre todo de sus fuerzas armadas para combatir a pandillas criminales. La violencia en México sigue distribuida de manera irregular, con 70 por ciento de la incidencia de violencia concentrada en diez estados ubicados en las principales rutas de tráfico de drogas hacia Estados Unidos”.

Sobre Medio Oriente el informe resalta la expansión del Estado Islámico (EI) como fuente reciente de la escalada en la violencia por conflictos armados en la región. En el caso de Siria se menciona la complejidad de la situación, pues existe una guerra civil contra el gobierno del presidente Bashar Assad, y la campaña de bombardeos aéreos de Estados Unidos para “apoyar” a los grupos disidentes, muchos de ellos cercanos al EI. En Irak, señala el IISS, el avance del yihadismo estuvo acompañado de actos de brutalidad que dejaron 18 mil muertos.

La Jornada