Gobierno panameño denuncia penalmente a minera canadiense por daño ambiental

La ministra de Ambiente, Mirei Endara, acudió esta mañana a la Fiscalía Auxiliar para presentar un denuncia penal por la supuesta comisión de delitos ambientales contra la empresa Petaquilla Gold y su representante legal, Richard Fifer.

Endara detalló que el proyecto se encuentra abandonado desde el año 2013, lo que obliga al Estado panameño a implementar acciones para mitigar el daño ambiental. Agregó que se requieren unos 30 millones de dólares para hacer frente a este proceso. Recientemente, en un Consejo de Gabinete, la ministra solicitó un crédito de $2.5 millones para bombear agua de las tinas, fortalecer los taludes, limpiar suelos con hidrocarburos y efectuar otras labores.

La funcionaria explicó que uno de los principales problemas para el medio ambiente lo constituyen las tinas de relave, donde se acumula material contaminante que puede afectar los ríos y comunidades aledañas a la mina Molejón, que está ubicada en Donoso, provincia de Colón.

Dijo que el proyecto fue abandonado sin ejecutar un plan de cierre y eliminación de las áreas que puedan ocasionar daños al ambiente.

PETAQUILLA CONTESTA

Jorge Isaac Obón habló a nombre de Petaquilla Gold. A través de un correo electrónico, negó que el proyecto esté “abandonado”, como sostiene la ministra de Ambiente. Actualmente -según él- hay seguridad y cocineros custodiando el área de concesión. En julio -agregó- se reanudará el mantenimiento de las instalaciones.

Sobre las tinas de relave, Obón sostiene que la empresa pagó un estudio a una consultora, que determinó que el agua empozada es de lluvia.

Agregó que desde noviembre pasado, Petaquilla Gold negoció la constitución de un fideicomiso de $25 millones con la empresa Arenisca. Adicional, dijo que hay otro inversor interesado en la minera, cuyo nombre no precisó.

La Prensa