Vicepresidente y canciller viajarán a Bruselas para avanzar en el acuerdo Mercosur-UE

El vicepresidente Raúl Sendic y el canciller Rodolfo Nin Novoa viajarán la semana que viene a Bruselas para avanzar en el acuerdo que se está gestando con la Unión Europea.

Según informa La Diaria, la semana entrante los cinco socios del Mercosur (incluyendo a Venezuela) se van a encontrar en Bruselas en el marco de la cumbre entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Unión Europea, y en ese encuentro se van a discutir los lineamientos generales de una nueva oferta, que ayude a destrabar el acuerdo entre los dos bloques.

Nin Novoa, dijo que el embajador ante la Unión Europea, Walter Cancela, fue observado, pero no cesado.

Según trascendió este jueves, Cancela sería separado del cargo, porque sostuvo que el tratado de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea no podía ser a dos velocidades, como había manejado el gobierno. En rueda de prensa Nin realizó precisiones sobre el punto, agregando que la gestión de Cancela culmina en setiembre

El jefe de la diplomacia uruguaya sostuvo que es posible y conveniente un acuerdo a dos velocidades y que existen antecedentes de este tipo como el Mercosur con México y de la Unión Europea con la Comunidad Andina de Naciones.

Además agregó que Argentina demostró voluntad política de participar en el acuerdo porque presentó su canasta de bienes.

Por su parte, el expresidente, José Mujica, dijo que “es imposible” hacer acuerdos con Europa para compensar las debilidades del Mercosur.

En su espacio radial en M24, Mujica dijo que Europa está envejecida y sufriendo una “crisis de época y no solo de coyuntura”. El senador sostuvo que ese continente no está fundido porque tiene una “formidable acumulación histórica” de capital, experiencia y tradición pero tiene una notoria tendencia al estancamiento.

Mujica opinó que “deberíamos aprender de nuestra historia reciente” y que “si el mundo tiene incertidumbre” debemos “darnos cuenta de que la única fuerza positiva esta en nosotros mismos” y agregó que “no podemos fragilizarnos”.

El Espectador