Ajuste fiscal: el Gobierno reduce la meta de superávit y anuncia nuevos recortes

El equipo económico de Brasil decidió el miércoles recortar a 8.747 millones de reales, un 0,15 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), la meta de ahorro presupuestario primario (es decir, antes del pago de deudas), una medida tomada ante la disminución de los ingresos fiscales provocados por la debilidad de la economía.

La nueva meta consta en el Informe de Evaluación de Ingresos y Gastos, que se publica cada dos meses, y que actualiza las previsiones de recaudación, gastos y límites presupuestarios.

El gobierno, además, amplió en 8.600 millones de reales el bloqueo de gastos contemplados en el presupuesto, pasando de 69.900 millones de reales a 79.400 millones.

El ministro de Hacienda Joaquim Levy, quien anunció la reducción junto a su colega de Planificación, Nelson Barbosa, dijo que la nueva meta ayuda a reducir la incertidumbre en torno a la economía y a aumentar la transparencia de las cuentas públicas.

La meta previa de superávit primario para este año era de un ambicioso 1,1 por ciento del PIB, o 66.300 millones de reales, que se tornó inviable con la baja de la recaudación de tributos.

Para el 2016 y hasta el 2018 la meta será de un 2% del PIB.

El cambio debe ser ratificado por el Congreso, que tiene que aprobar enmiendas a la Ley de Directrices Presupuestarias del 2015 y al proyecto para el 2016.

El informe redujo en 44.200 millones de reales la proyección de ingresos para el 2015. Proyectos para ampliar los ingresos, como la reducción a las exenciones en las nóminas laborales y un blanqueo fiscal, esperan ser votados en el Congreso.

Brasil 247

Equipe econômica amplia corte no Orçamento para R$ 79,4 bilhões

A arrecadação abaixo das expectativas fez o governo ampliar em R$ 8,6 bilhões o contingenciamento (bloqueio) de despesas não obrigatórias no Orçamento deste ano. Segundo o Relatório de Avaliação de Receitas e Despesas, divulgado pelo Ministério do Planejamento, o corte passou de R$ 69,9 bilhões para R$ 79,4 bilhões.

O novo contingenciamento foi insuficiente para impedir que a equipe econômica reduzisse para 0,15% do Produto Interno Bruto (PIB, soma das riquezas produzidas no país) a meta de superávit primário para este ano. O superávit primário é a economia para pagar os juros da dívida pública.

Sem o corte adicional, o governo teria de reduzir a zero a meta de esforço fiscal ou até encerrar o ano com resultado primário negativo. Para chegar ao novo valor contingenciado, a equipe econômica diminuiu a estimativa de receita líquida em R$ 46,7 bilhões e aumentou a previsão de despesas obrigatórias em R$ 11,4 bilhões.

Segundo o ministro da Fazenda, Joaquim Levy, o governo está empenhado em garantir a disciplina fiscal e o controle da dívida pública. “Há um contingenciamento adicional, uma ação bastante significativa, revelando compromisso com a disciplina fiscal do governo, o que é essencial para o relançamento da economia”, disse.

Agencia Brasil