Celac evalúa en Ecuador cómo impulsar Agenda 2020 para el desarrollo

Autoridades de Planificación y Estadística de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) evalúan desde este miércoles en Quito, en su primera reunión conjunta, los retos para impulsar desde este bloque la Agenda 2020 para el desarrollo sobre la base de indicadores, estadísticas y planificación regional para los próximos cinco años.

Los delegados de los países de la Celac participan en esta cita, organizada en la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en el norte de Quito, con la participación de su secretario general, Ernesto Samper, en la sesión inaugural de este evento, que concluirá el miércoles.

El secretario de Planificación y Desarrollo de Ecuador (Senplades), Pabel Muñoz, presentó la conferencia magistral titulada ´La planificación como instrumento político y técnico para el logro de objetivos comunes en la región´, en la que señaló la importancia de establecer medidores de cara a la Agenda 2020, propuesta por Ecuador, país que ejerce la presidencia pro tempore de Celac este 2015.

En declaraciones a la prensa, Muñoz expuso que este es un ejercicio fundamental a fin de poder establecer una hoja de ruta para avanzar en cinco ejes, que deberá ser aprobada por los presidentes en la próxima cumbre, y que apunta a la reducción de la pobreza extrema y la desigualdad; el desarrollo de la ciencia, tecnología e innovación, una estrategia contra el cambio climático, el establecimiento de infraestructura y conectividad, y financiamiento para el desarrollo.

“Estamos trabajando en cómo enfrentar el tema de la extrema pobreza, cómo avanzamos en el tema del cambio climático y medioambiente, cómo podemos dinamizar la infraestructura para el desarrollo, cómo podemos financiar nuestras necesidades con nuestros propios recursos”, afirmó.

Ricardo José Menéndez, ministro venezolano de Planificación, afirmó a la prensa que la visión de soberanía asumida por Latinoamérica a lo interno de los respectivos países demanda establecer qué elementos son estructurales de un plan conjunto de desarrollo, como por ejemplo la conexión de cables submarinos para las telecomunicaciones, alejados de los centros de poder; y también refirió la importancia de las estadísticas que van a medir ese desarrollo.

“La revisión de las estadísticas, cómo la hacemos y cómo las formulamos es un tema fundamental”, dijo, y ejemplificó que en su país casi el 80% de la población es asistida por el sistema público de salud, y otro porcentaje elevado recibe educación pública, sin embargo, las estadísticas tradicionales imposibilitan contabilizar este acceso.

“Este es un tema fundamental, pero no porque queremos otras estadísticas, sino porque tienen que estar acompasadas con los objetivos que tenemos dentro del plan”, aseveró. Por otra parte, consideró trascendental que sean atacadas las causas de los problemas, de lo contrario afirmó: “sencillamente puedes tener cualquier plan (…) y no solucionas absolutamente nada”.

Posibilidades para la cooperación Sur-Sur, según Cepal

Luis Fidel Yáñez, Oficial a Cargo de la Secretaría de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), organismo que acompaña a la Celac desde sus inicios en 2011, consideró que la reunión de Quito permitirá hacer una aproximación técnica acerca de los desafíos regionales y de la capacidad de sus autoridades para identificar metas, indicadores, modos y periodicidad de medición, lo cual dará luces a los cancilleres y presidentes sobre la posibilidad de aprobar la iniciativa de establecer una agenda desde Celac para evaluar del desarrollo en el próximo quinquenio.

El experto disertó acerca del panorama económico regional, en el cual persiste la desaceleración del crecimiento, sin embargo, llamó la atención sobre las distintas realidades regionales, lo que consideró una oportunidad para promover la cooperación Sur-Sur frente a la coyuntura económica internacional, con bajos precios petroleros y la caída de los precios de los recursos naturales, por ejemplo.

“Es decir, países mayores que puedan colaborar con países menores en el cumplimiento de sus metas, una cooperación Sur-Sur basada en la reciprocidad, la cooperación técnica y sin condiciones”, acotó en declaraciones a Andes.

“El escenario económico en general es uno en el que el mundo crece lentamente, Estados Unidos lo hace a mayor velocidad; los países en desarrollo decrecen y América Latina, como promedio, va en proceso de decrecimiento”, explicó.

Según las últimas proyecciones de la Cepal, difundidas este miércoles en Santiago, el escenario externo determinará un crecimiento de 0,5% para América Latina y el Caribe en 2015, menor al 1% en las previsiones de abril.

Andes