Central Única de Trabajadores de Chile llama a paro nacional el 11 de julio próximo

Bárbara Figueroa afirmó que “es innegable que la reforma laboral que fue aprobada por la Cámara de Diputados no solo es distinta a la ingresada en diciembre del año pasado si no que constituye un avance sustantivo en la superación de un modelo de relaciones colectivas de trabajo (Plan Laboral) que ha producido desigualdades insostenibles e inaceptables en el mundo de los trabajadores”.

Ayer se realizó el Consejo Directivo Nacional Ampliado de la Central Unitaria de Trabajadores con la participación de todas las estructuras afiliadas a la CUT, los consejeros nacionales y directivas provinciales y regionales de la multisindical. En el Consejo, los dirigentes sindicales reafirmaron el camino para que la reforma laboral no retroceda en el Senado, convocando a la Movilización Ciudadana del próximo sábado 11 de Julio.

En su intervención central la presidenta de la CUT Bárbara Figueroa afirmó que “es innegable que la reforma laboral que fue aprobada por la Cámara de Diputados no solo es distinta a la ingresada en diciembre del año pasado si no que constituye un avance sustantivo en la superación del Plan Laboral que ha producido desigualdades insostenibles e inaceptables en el mundo de los trabajadores”.

En este mismo sentido y apuntando al debate en la Cámara Alta, Bárbara Figueroa afirmó que “con estos avances es más necesario que nunca seguir presionando en el Senado por lograr una mayor profundización de la iniciativa para conseguir nuestro objetivo principal”, al tiempo que detalló los 4 puntos que irán a presionar al Senado: eliminar pactos de adaptabilidad del proyecto, piso mínimo más IPC, revisar redacción de servicios mínimos y defensa de la libertad sindical, garantizando derecho a negociación supraempresa.

La presidenta de la CUT asimismo criticó la intención de algunos sectores de detener la reforma, apelando al estancamiento en el crecimiento económico. “Lo cierto es que para algunos en un escenario como el actual, lo que ven es la oportunidad de contracción y ajustes y con ello la posibilidad de generar empleo de menor calidad como una medida de incentivo a la inversión, ese tipo de ajustes macroeconómicos, nosotros no los vamos a compartir”.

Al mismo tiempo anunció que como multisindical solicitarán citas a los ministerios de Hacienda y Trabajo, para entregar su opinión sobre los pasos para hacer que el crecimiento no se estanque, pero sin detener el proceso de transformaciones que emprende Chile.

Sobre este nuevo momento de la reforma laboral y el proceso de cambios en general, Figueroa afirmó que “será clave nuestra unidad en el debate con el Ejecutivo y el Parlamento, que hasta ahora fue fundamental para avanzar, pero también la acción movilizadora, asumiendo con todo lo que implica el camino histórico de la CUT de diálogo y movilización”.

“Este 11 de julio hemos apostado por una movilización ciudadana, donde no solo vamos a hacer presión con nuestra fuerza sino que buscamos convocar a otros sectores y actores que buscan cambios profundos al igual que la CUT, pero también donde lo que esperamos es convocar más allá de las fronteras de los que estamos convencidos de los cambios, apostamos llegar a aquellos que quieren transformaciones” concretó Figueroa sobre el llamado para el próximo sábado 11 de julio.

El Ciudadano