Colombia: a pesar del cese unilateral al fuego, Santos presiona a las Farc: “Se agotó el tiempo, se agotó la paciencia de los colombianos”

El presidente de la República reclama a la guerrilla que definan, con urgencia, si quieren la paz o mantenerse en guerra. Reclamó acuerdos en el tema de víctimas y justicia.

“La paciencia de los colombianos y la mía tienen su límite”. Con esa frase el presidente Juan Manuel Santos advirtió a la guerrilla de las FARC que llegó el momento de tomar determinaciones en la Mesa de negociaciones de La Habana y definir si el futuro inmediato del país será la paz o continuar en la guerra. Santos le dijo a la guerrilla que está preparado para los dos escenarios.

Durante la ceremonia en que se rindió homenaje a los salientes comandantes de las Fuerzas Militares, el mandatario reiteró que el anuncio de la tregua unilateral por parte de las FARC, que dará inicio el próximo 20 de julio, “no es suficiente”. Exigió acuerdos en La Habana, a la mayor brevedad, precisamente porque consideró que “se agotó el tiempo, se agotó la paciencia. (…) El tiempo comenzó a jugar en contra del proceso de paz”, admitió.

Para Santos la única forma de poder recuperar esa confianza del pueblo colombiano en el proceso de paz es con acuerdos. Dijo que si no hay avances, será retroceder. “La recuperación de la confianza sólo se da con hechos, con avances específicos. (…) Es la única forma de poder recuperar esa confianza fundamental para lograr la paz porque una paz sin apoyo y la confianza del pueblo colombiano es imposible”.

El jefe de Estado dijo que el cese al fuego bilateral y definitivo, que esta como objetivo de la Mesa, se debe negociar a la mayor brevedad posible con todas sus implicaciones, como la verificación, garantías de seguridad, la forma como se administra, y sobre todo, que no se trate de un cese al fuego temporal o un juego de ‘estatua’.

Pero además de la negociación sobre el cese bilateral, el otro ingrediente fundamental es que se aceleren los acuerdos en los dos puntos que faltan de la agenda, los derechos de las víctimas y el fin del conflicto.
Sobre el punto de las víctimas, Santos dijo que se está a punto de llegar a un acuerdo. Hace unas semanas había dicho que era inminente. Pero este jueves, desde La Habana, la guerrilla también confirmó la cercanía respecto al acuerdo.

El presidente recordó que ese acuerdo debe respetar los derechos a la verdad, a la reparación, no sólo del Estado, sino por parte de los victimarios, y sobre todo el derecho a la justicia. En este punto Santos les reiteró a los negociadores de las FARC que amnistías generales, como las que pretenden, no serán admitidas.

Entre otras porque, considera, la negociación no quedaría blindada, pues la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha tumbado todas las amnistías en el continente. “Si queremos cerrar este conflicto de por vida, tenemos también que pasar por el cedazo de la justicia transicional, y si eso lo entienden los señores de las FARC, habrá paz. Si no lo entienden, seguiremos en la guerra”.

Aunque Santos admitió que el camino de negociar en medio del conflicto, que fue cuestionado por el fiscal general, Eduardo Montealegre, era el más difícil. “Lo decía la historia y lo comprobé en carne propia (…) es impopular buscar la paz, es mucho más fácil conducir una guerra”. Sin embargo, dijo que ese era el camino más efectivo para llegar al puerto de destino. “Estamos llegando al momento de la verdad. La noche es más oscura antes de amanecer. Espero que ese amanecer se dé pronto. Espero que podamos dejar atrás esa noche oscura que ha durado 50 años, y en estas semanas lo sabremos”.

El presidente, durante la ceremonia de transmisión de mando de la nueva cúpula militar, se refirió a las declaraciones de uno de los negociadores de las FARC que este jueves reafirmó la voluntad de la guerrilla de abandonar las armas pero pidió que no los fueran a matar o que se repitiera el exterminio de la Unión Patriótica, partido político que fue producto de un proceso de paz.

“Yo les digo que efectivamente les daremos todas las garantías y que quien los va cuidar serán nuestras Fuerzas Armadas, que garantizarán su derecho a disentir y hacer política, en el caso de las FARC, sin armas. Si entienden que ese es el camino, bienvenido sea. Si no entienden, seguiremos combatiendo”.

Semana

Farc pide a Gobierno poner en marcha protocolos para liberar al subteniente Moscoso

A través de un video, el integrante de la delegación de paz de las Farc en La Habana, alias ‘Joaquín Gómez’, pidió al Gobierno suspender los operativos de búsqueda y rescate del subteniente Cristian Moscoso Rivera, quien fue secuestrado esta semana luego de una emboscada de las Farc en zona rural del municipio de Puerto Caicedo, en el departamento del Putumayo.

Respecto al estado de salud del uniformado, ‘Joaquín Gómez’ confirmó que Moscoso Rivera se encuentra herido pero que “las heridas que presenta no registran gravedad” y que le están prestando asistencia médica.

Llamó al Gobierno a poner en marcha los protocolos pertinentes para la pronta liberación del subteniente y reiteró al Gobierno suspender los operativos militares para evitar poner en riesgo la vida del oficial.

Cabe recordar que este miércoles, el Frente 32 de las Farc “Arturo Medina” había admitido que el uniformado “fue hecho prisionero de guerra” y que se encontraba sano y salvo. Información que confirma este jueves el comunicado publicado por las Farc en su página web.

El Espectador