Docentes y estudiantes se sumarán al paro y Correa lo califica de “ilegal e infundado”

Durante su discurso de inauguración del Hospital Público de Calderón, en el norte de Quito, el presidente Rafael Correa se quejó del paro nacional que preparan para agosto próximo, el Frente Unitario de los Trabajadores (FUT), la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y otras organizaciones sociales.

El mandatario cuestionó que se organice este paro que para él es “absolutamete ilegal e infundado”.

“Ahora que sí se obliga a la afiliación al seguro social y que no les roben a nuestros trabajadores una pensión digna, ahora hacen un paro nacional… lo planifican para el 13 de agosto, quieren volver al país de los paros o ya se olvidaron los paros anuales de educación del MPD (Movimiento Popular Democrático) y la UNE (Unión Nacional de Educadores) para chantajear al gobierno… el pasado no volverá, nos encontrarán preparados y venceremos”, anunció.

También Correa se refirió al rechazo del sector médico a su decreto 703 que crea la nueva Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) y que ha motivado su participación en las últimas jornadas de protesta contra el régimen de Rafael Correa.

Según el mandatario, la creación de dicha entidad fue parte de un acuerdo con los médicos y es similar al modelo chileno para separar al ente rector que es el Ministerio de Salud y crear una Agencia que tendrá competencias exclusivas determinadas por este Ministerio y altamente especializada.

“Tuvimos consultores uruguayos extranjeros, es modelo que ha tenido éxito en otros países, pero ya surgen voces tratando de engañar a los médicos y estudiantes de medicina señalanado que inclusive que bajaremos las tarifas de consultas médicas a 13 dólares. Sepan que están mintiendo, esto es falso de esta Federación Médica, estos politiqueros”, reiteró el presidente.

Según el decreto 703, la Agencia tendrá 14 atribuciones que incluyen: otorgar, suspender, cancelar y restituir los permisos de funcionamiento, licencias, registros, certificaciones, y acreditaciones sanitarias de los servicios de salud públicos, privados y comunitarios; además de controlar la publicación y promoción de dichos servicios, y emitir techos de precios de los servicios de salud.

OTROS SECTORES AL PARO

El presidente de la Asamblea de Jubilados y Adultos Mayores, Edison Lima, anunció que hoy se instalará una convención nacional de jubilados en Quito para definir el plan operativo de participación en el paro nacional anunciado por el movimiento sindical.

La cita será en el salón de sesiones del IESS a partir de las 09:00, donde esperan tratar además temas relaciones con la defensa de la autonomía del Iess, el pago del 40% del Estado a las pensiones jubilares, la rebaja de las pensiones, modernización del seguro. La participación de los jubilados en el paro nacional es un hecho, dijo Lima.

Mauricio Chiluisa, de la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador (Fese), ratificó la participación de los estudiantes en la jornada de paralización anunciada por la clase sindical. Dijo que a nivel de la Costa iniciaron las asambleas estudiantiles para discutir la propuesta sobre “El Ecuador que los jóvenes queremos”.

La participación de los estudiantes en el paro, añadió Chiluisa, es una respuesta a la serie de represión hacia los estudiantes desde el gobierno, así como la falta de oportunidad de más de 600 mil jóvenes a las universidades públicas.

El Universo

La UNE y la FESE se adhieren al paro del 13 de agosto en Quito

Roxana Palacios, presidenta de la Unión Nacional de Educadores (UNE), y Mauricio Chiluisa, presidente de la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador (FESE), anunciaron la mañana de este jueves 16 de julio del 2015 su adhesión al llamado Paro Nacional del Pueblo, previsto para el 13 de agosto próximo, convocado por los movimientos sociales.

En rueda de prensa anunciada en la sede de la UNE, en Quito, Palacios dijo que “la lucha hoy es en las calles y mañana en las urnas”. Informó que desde mayo del 2014 se conformó un frente para enfrentar al régimen correísta y que se han dirigido a los docentes y estudiantes a los que les han sido “atropellados y violentados sus derechos”, para recoger sus necesidades y descontentos.

“No queremos dialogar con nadie más. El gobierno sordo y necio frente al descontento popular hace que nosotros tengamos esta posibilidad de que la unidad, el diálogo se dará con el presidente Correa (únicamente)”.

Agregó que el paro del pueblo “va porque va”. Uno de sus principales reclamos va en contra del ministro de Educación, Augusto Espinosa, al que le plantean preguntas como sus acciones en relación con el Plan Decenal de Educación y las acciones que se tomaron en contra de estudiantes del colegio Mejía, de los cuales tres aún continúan enfrentando un proceso legal, como consecuencia de una protesta.

Chiluisa, por su parte, afirma que ya no se puede dialogar con las autoridades de educación, porque cree que sus planteamientos no han sido escuchados. Por eso ahora considera que el diálogo se hace entre los estudiantes. Durante la rueda de prensa sacó un diccionario grande que la FESE planea entregar al ministro Espinosa, “para que él se entere de qué significa un diálogo nacional”.

Por eso explicó que su organización garantizará la presencia de estudiantes secundarios en el paro de agosto próximo, ya que manifiesta que las propuestas que el colectivo ha hecho no han sido analizadas ni escuchadas por las autoridades educativas. También asistió a la reunión Fernanda Cordones, coordinadora de la FESE Pichincha, quien dijo que los jóvenes están molestos porque “cuando se requería de nuestros votos nos escuchaban”, pero ahora considera que eso no sucede. Entre sus reclamos están los cambios en el sistema educativo nocturno. En su colegio, relató, se instauró un modelo semipresencial, con el que no está de acuerdo.

El Comercio