Expertos argentinos plantean la posibilidad de que Unasur auxilie a Grecia

En una carta dirigida a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, los prestigiosos expertos que conforman el Grupo Fénix sugieren que Argentina convoque a los miembros de la UNASUR “para que formulen un programa de apoyo a la soberanía y recuperación de Grecia mediante el otorgamiento de líneas de crédito que contribuyan con alimento y bienes esenciales provenientes de nuestra región”.

Funcionarios consultados por esta agencia a funcionarios de la Unasur en Quito, nos adelantaron que entre los asesores permanentes de la entidad latinoamericana, se está evaluando un “nivel de ayuda financiera, aunque sea de tipo simbólico”.

La sola aparición de la carta del Grupo Fénix, una organización de expertos económicos autorizada por sus documentos durante la crisis del “corralito” argentino del año 2001, es suficiente para destacar la diferencia de una entidad como la Unasur y los otros organismos del sistema mundial de poder, como la OEA, FMI, OMS y otros.

Un detalle llamativo entre las posibles salidas a la crisis que vivió Argentina en 2001 y la que padece Grecia hoy, es que en nuestro país el gobierno que abrió la puerta a una solución vino después de la debacle, mientras que en Grecia ocurre lo contrario, ese gobierno progresista accedió al poder hace casi un año.

Otra diferencia fundamental, es que en Argentina hubo que atravesar por varios gobiernos volátiles entre finales de diciembre de 2001 y la llegada de Néstor Kirchner, en mayo de 2003, atravesados por una tensión social de cacerolazos, ausencia de gobernabilidad, el asesinato de Kosteky y Santillán y las asambleas barriales, en cambio, en Grecia, el gobierno de izquierda de Tsypras, abrió una salida democrática y soberana, empoderando a la sociedad para que resuelva con su voto la salida que prefiera.

El politólogo Abraham Leonardo Gak, director de la Cátedra Abierta Plan Fénix de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, le hizo llegar una carta abierta de la agrupación a la Presidenta donde señala que “el grupo Fénix nació en los tiempos de debacle para aportar sus ideas con el fin de enfrentar las mismas políticas neoliberales que hoy jaquean a la milenaria Grecia”. (Ver: Este martes vence el plazo para que Grecia pague al FMI)

“Si bien las economías y los medios de que disponen la Argentina y Grecia, son distintos, los valores y la necesidad de regular la actividad financiera para que sirva al desarrollo y no a la especulación son los mismos”, agrega el texto.

La carta subraya que Grecia “sufre las consecuencias de una imprudente política de endeudamiento fomentada por la especulación financiera internacional”, similar a las que afrontó la Argentina durante la crisis de 2001-2002.

“Su situación actual revela, asimismo, el fracaso de las operaciones de salvataje destinadas a rescatar a los especuladores e impedir al deudor recuperar el orden con estabilidad, crecimiento, soberanía y equidad”, añade.

Para los expertos del Plan Fénix, la crisis griega “refleja la crisis del actual sistema financiero internacional y, en la Unión Europea, la sustitución de los valores de la solidaridad y la democracia comunitaria por el sometimiento a los intereses del mundo del dinero”.

Además, enfatiza que es “un caso ejemplar para que América Latina exprese su solidaridad con un país que defiende su derecho a decidir su propio destino y, al mismo tiempo, insista en la necesidad de construir un orden mundial que privilegie el desarrollo y la equidad en las relaciones internacionales”.

En este contexto, el Grupo Fénix le sugiere a la Presidenta que “tome la iniciativa de convocar a los miembros de la UNASUR para que formulen un programa de apoyo a la soberanía y recuperación de Grecia mediante el otorgamiento de líneas de crédito que, en condiciones apropiadas, contribuyan con ese país con alimentos y bienes esenciales provenientes de nuestra región. Consideramos oportuno que la Argentina sea pionera realizando un aporte concreto en tal sentido”.

En diálogo con Radio Universidad, el politólogo Oscar Oslak precisó que se trataría de “una muestra de solidaridad con el pueblo griego”. “Se trata de plantear la posibilidad que los países del UNASUR extiendan una línea de crédito al Gobierno Griego, sobre todo a través de la entrega de alimentos o medicamentos (…) Argentina no está en condiciones de extender créditos en dinero ni tampoco se está hablando de una donación”, aclaró el profesional.

ADN