Gobierno y mineros de Potosí alcanzan primeros acuerdos pero sigue el paro

El Gobierno y los líderes de la región de Potosí lograron ayer, en la segunda jornada de diálogo, los primeros acuerdos sobre la petición de proyectos energéticos, pero la huelga y los bloqueos en ese departamento siguen y cumplieron ayer 21 días consecutivos, causando graves perjuicios económicos.

Las negociaciones, que son transmitidas en vivo por el canal estatal, suman las 20 horas de arduos debates hasta que se tomó una pausa hasta este lunes.

Uno de los primeros acuerdos consiste en verificar en 48 horas la posibilidad de construir un complejo hidroeléctrico sobre el río Yura y, de ser así, formar una comisión que buscará financiación.

También se acordó que el 30 de julio se analice la implementación de la planta hidroeléctrica Supay Chaca, en el río Pilcomayo, cuyas aguas también transcurren hacia Argentina y Paraguay.

En esta jornada también se destinó a debatir la construcción de un hospital con especialidades y de un centro médico materno-infantil para la capital potosina y otro nosocomio para la zona minera de Llallagua, con la respectiva dotación de médicos y enfermeras.

El dirigente de Comcipo, Jhonny Llally, presentó un acuerdo previo que abarcaba más proyectos y que fue firmado con quien fue titular de Salud, Juan Carlos Calvimontes.

“De acuerdo a lo que nos informe la comisión jurídica sobre la situación de los cuatro compañeros detenidos, reiniciaremos el diálogo”, sostuvo Llally.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, manifestó su deseo de que el diálogo se reanude “con mayor dinámica” para avanzar más rápido en el análisis de los 26 puntos del pliego petitorio regional.

Respecto a la detención de los cuatro potosinos, Romero aclaró que “esa es una determinación de otra instancia del Estado y es a ese nivel que tiene que resolverse”.

El Gobierno planteó la conformación de un equipo interinstitucional para conocer a detalle los proyectos propuestos sobre el río Yura y definir la corresponsabilidad del financiamiento entre el nivel central, departamental o municipal.

El segundo punto acordado es una reunión el 30 de julio próximo en Potosí, para analizar ahí la factibilidad de la implementación de la planta hidroeléctrica Supay Chaca río Pilcomayo.

El tercer punto se refiere al proyecto de energía geotérmica en la laguna Colorada.

La dirigencia de Comcipo demostró que no sólo existen perfiles de proyectos del Complejo Hidroeléctrico en el río Yura, sino también, proyectos terminados que fueron derivados a la Gobernación.

Salud

La ministra de Salud, Ariana Campero, reinstaló el diálogo al promediar las 15:40 con la explicación respecto a la construcción del hospital de segundo nivel en la zona San Cristóbal, en la ciudad de Potosí.

“Queremos recordar que ese punto ha sido una incorporación dentro del pliego solicitando al Gobierno Nacional, intervenir en un hospital de segundo nivel que es una competencia del gobierno municipal”, detalló.

Sin embargo, indicó que en marzo de 2015 recién se hizo llegar al Gobierno el Estudio Integral Técnico Económico Social y Ambiental (TESA) a diseño final del hospital de segundo nivel.

Abogados piden liberación

A las 8:30 de hoy se cumplirá la audiencia solicitada por la Comisión de Abogados de los cuatro ciudadanos detenidos el pasado miércoles 22 de julio tras los incidentes entre manifestantes del Comcipo y la Policía, entre ellos el periodista Juan Carlos Paco Veramendi, en la Corte Superior de Justicia de La Paz, informó mediante un comunicado la Asociación Nacional de la Prensa (ANP).

La Comisión de Abogados que defiende a Paco, y los ciudadanos Fabián Choque, Agustín Mendoza y Jorge Kopaico, este último aún en proceso de recuperación en el Hospital de Clínicas, informó que la audiencia fue posible tras una larga negociación con el Gobierno.

Con la finalidad de facilitar la liberación de los cuatro ciudadanos, recluidos en el Penal de San Pedro desde el viernes 24, la defensa retiró la apelación verbal contra la jueza Lía Cardozo que dispuso la reclusión preventiva de las cuatro personas, bajo el argumento de peligro de fuga.

Los Tiempos

Pese al diálogo, en Potosí las movilizaciones se refuerzan

Mientras en La Paz sus dirigentes dialogan con el Gobierno, en su ciudad los potosinos se mantienen movilizados, refuerzan los piquetes de huelga de hambre y los bloqueos de caminos para prevenir cualquier intervención, sobre todo campesina, como la anunciada de los dirigentes agrarios afines al MAS.

“Estamos atentos a los avances del diálogo, pero las marchas, los bloqueos y el paro se mantienen. Los puntos de bloqueo están siendo reforzados, las parroquias continúan abiertas con huelguistas: hay más de 500 personas en ayuno. La unidad es única e infranqueable”, informó la concejala municipal Azucena Fuertes a radio Panamericana.

Ayer los potosinos continuaron movilizados exigiendo la liberación de sus cuatro paisanos encarcelados en el penal de San Pedro de La Paz. El presidente Evo Morales llegó a su región, al municipio de Puna, donde entregó semillas y títulos ejecutoriales.

En La Paz, el Gobierno consideraba que había llegado el momento de que la región levante sus medidas de presión y no paró la propaganda en los medios de comunicación contra el movimiento potosino.

“Estamos esperando que Potosí levante las movilizaciones, permitiendo el suministro a los mercados”, declaró la ministra de Comunicación, Marianela Paco.

“Estamos firmes, no hay la desesperación de que se logre un acuerdo para levantar las medidas de presión”, afirmó la concejala Fuertes. Añadió que la solidaridad entre la población hace que los alimentos no falten. “Estamos haciendo buñuelos y piri (pito) para mantenernos”.

En tanto, de acuerdo con un reporte del periódico El Potosí, la ciudad comenzó a llenarse de basura debido a los bloqueos.

Según ERBOL, en las carreteras a Oruro y Chuquisaca “cientos de vehículos están varados”.

3.000 cocaleros llegarán a La Paz

En un ampliado los cocaleros del trópico de Cochabamba determinaron enviar hoy a 3.000 de sus afiliados a la ciudad de La Paz en caso de que el Comité Cívico de Potosí no ceda ante el diálogo que lleva adelante con el Gobierno.

“Iremos bien orientados, informados y disciplinados. No caeremos en ninguna provocación ni en ningún enfrentamiento”, declaró el máximo dirigente del sector, Leonardo Loza.

La advertencia de los cocaleros del Chapare se suma a la de los campesinos de Potosí afines al Gobierno, que el viernes pasado dieron un plazo de 48 horas a los potosinos para levantar sus medidas de presión.

Página Siete