“Hay una dirigencia que está jugando con la lucha heroica del pueblo potosino” – Álvaro García Linera, vicepresidente boliviano sobre las manifestaciones violentas de mineros

García Linera denuncia que Comcipo busca heridos y muertos y no reivindicación regional

El vicepresidente Álvaro García Linera denunció el miércoles que los dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) buscan, en el conflicto desatado hace más de 15 días, muertos y heridos para justificar un proyecto político y de intereses particulares, y no una reivindicación regional, al rechazar sistemáticamente el diálogo y la resolución de sus demandas a través del diálogo.

En una conferencia de prensa dictada a media tarde en La Paz, sacudida por una serie de ataques con explosivos, afirmó que no se puede entender que cada vez que la “solución está tocando la puerta le dan la espalda” y generan más violencia.

“Es un objetivo político, ya no reivindicativo, regional. Los dirigentes quieren enfrentamiento porque cada vez que la solución está tocando la puerta le dan la espalda”, remarcó al afirmar que Potosí “está siendo manipulada por un proyecto político.

Detalló que las imágenes de televisión evidencian que los mineros pusieron dinamita a las rejas del Ministerio de Gobierno y tras el estallido ingresaron para tirar piedras a los vidrios que se clavaron en el rostro de algunos funcionarios y periodistas.

“Quiero denunciar el atentado contra ministros, es un atentado personal contra ministros, periodistas que estaban pacífica y confiadamente con sus cámaras y les llega los vidrios”, reclamó.

Agregó que también fueron dinamitadas dos movilidades de los ministros, además se registraron daños a instituciones privadas, tales como la Embajada de Alemania.

A su juicio, el pueblo potosino “tiene que saber, ese pueblo que está en paro, que su sacrificio está siendo manipulado por un grupo de personas que quieren hacer su partido político y quieren cargos públicos”.

“Es muy triste lo que esta pasando, yo estoy muy adolorido por cómo se está maltratando a Potosí, se están haciendo la burla sus dirigentes (…) es un objetivo político, no es regional ni reivindicativo.
Sus dirigentes quieren llevar a Potosí al desastre para su proyecto personal político”, aseveró.

Tras enumerar al menos 10 invitaciones de los ministros para dialogar con Llally y sus huestes y del propio presidente Evo Morales para reunirse en Uyuni, además de la invitación que formuló en su condición de Presidente en ejercicio, García Linera calificó de “muy grave” lo sucedido en las últimas horas, cuando los mineros movilizados lanzaron dinamita contra el Ministerio de Gobierno y otros edificios públicos y privados.

Dijo referirse a una dirigencia que ha recurrido a la violencia para ocultar la verdad, “para eludir el debate cara a cara”.

García Linera aseguró que el Gobierno aceptó las cuatro condiciones exigidas por Comcipo y en la víspera 8 ministros y 4 viceministros esperaron por horas la presencia de los dirigentes de Comcipo en el Ministerio de Gobierno para trabajar por tiempo y materia.

“Ayer Comcipo no vino al diálogo con el Gobierno; otro desplante y otra actitud de soberbia tener sentados y dejarlos plantados a los ministros”, dijo.

Consideró que los dirigentes de Comcipo mantienen una “actitud de soberbia e intransigencia”, mientras el “sufrido pueblo de Potosí” sigue en paro cívico.

“Hay una dirigencia que está jugando con la lucha heroica del pueblo potosino, están jugando y están maltratando, están las cartas que la prensa ha recibido con las cuatro condiciones y no vienen los señores de Comcipo luego mandan otra carta incorporando una nueva condiciones”, reprochó.

Según García Linera, el Gobierno incrementó el flujo de las transferencias económicas a la Alcaldía de Potosí de 200 millones a 800 millones de bolivianos en los últimos nueve años; además los municipios de ese departamento aumentaron sus ingresos de 199 a 1.300 millones de bolivianos.

“Hemos multiplicado por 4 el presupuesto de Potosí y vamos a seguir multiplicando porque tenemos una deuda los bolivianos hacía Potosí y no cerramos los ojos ante eso”, manifestó.

En esa dirección, garantizó millonarias inversiones en ese departamento, tales como la instalación de la Plata de Evaporíticos con 760 millones de dólares.

“Estamos planificando el Potosí de los siguientes 30 años”, aseguró al demandar a los dirigentes de Potosí que depongan actitudes beligerantes y levante el paro cívico.

“Volvemos a convocar al diálogo estamos dispuestos al diálogo en cualquier momento no vamos a rehuir al diálogo pero no se hagan la burla de Potosí, no agredan a La Paz”, señaló.

Asimismo, ratificó que el Presidente estará presente al final del diálogo para recibir las conclusiones.

ABI