México, Perú y Chile participan de las negociaciones finales del Acuerdo Transpacífico de Asociación

Ministros de comercio de los 12 países que buscan formar parte del Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP, por sus siglas en inglés) iniciarán una nueva ronda de negociaciones en Hawai, Estados Unidos, con posibilidades de que el encuentro sea definitorio.

México negocia el TPP, junto con Estados Unidos, Canadá, Japón, Chile y Perú (con los que tiene tratados de libre comercio), además de Singapur, Malasia, Nueva Zelanda, Australia, Brunei y Vietnam (con los que no ha pactado acuerdos comerciales).

La negociación del TPP involucra una apertura comercial ambiciosa e incluye el desmantelamiento de aranceles a productos y servicios, cooperación regulatoria y comercio electrónico.

“Si nosotros no escribimos las reglas del comercio mundial, ¿adivinen qué? Lo hará China. Y lo hará de manera que saldrán favorecidas las empresas y los trabajadores chinos”, había declarado en mayo el presidente estadounidense Barack Obama, promotor del tratado.

En paralelo, a finales del 2014, los líderes del foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) acordaron, a propuesta de China, establecer una “ruta de mapa” para crear una nueva área de libre comercio entre sus 21 economías integrantes, incluidas México, Estados Unidos y la propia China.

“Estamos de acuerdo en que el APEC debe hacer contribuciones más importantes y significativas, como una incubadora para llevar el Área de Libre Comercio de la Zona de Asia-Pacífico de una visión a una realidad”, expresaron los líderes del APEC .

El presidente chino, Xi Jinping, comentó en octubre del 2013 en el foro de la APEC en Indonesia que su país se comprometerá a construir “un marco de cooperación regional transpacífico que beneficie a las partes”. Este comentario fue interpretado por los medios chinos como una crítica del TPP.

El Economista

Alertan que el Acuerdo Transpacífico complica el acceso a medicamentos

Las negociaciones del Acuerdo Transpacífico (TPP) entran en su última etapa. La ministra de Comercio Exterior y Turismo, Magali Silva, participará en la ronda ministerial que el 28 en Maui (Hawái) y que espera concluir según anuncios oficiales con la firma del acuerdo el día 31. De los 20 capítulos que el Perú negocia a puerta cerrada junto con otros 11 países todavía no han sido cerrados Propiedad Intelectual y Medioambiente.

Mientras el texto del acuerdo continúa en secreto, técnicos del Mincetur siguen en las negociaciones de la mesa técnica de Propiedad Intelectual desde el viernes. Este capítulo es uno de los más sensibles, ya que las sucesivas filtraciones de WikiLeaks sobre su contenido advierten de la intención de amplicar las patentes de fármacos por encima de los 20 años a través de diferentes mecanismos que afectarían la soberanía en salud.

Según información obtenida por La República, como contrapeso a los técnicos del Mincetur han viajado a Hawái funcionarios de la Cancillería y del Ministerio de Salud, contrarios a la firma de disposiciones en Propiedad Intelectual que vayan más allá de los compromisos adquiridos por Perú en el TLC con EEUU.

En tanto Judit Rius, responsable de la campaña de Acceso a Medicamentos de Médicos sin Fronteras, informó que a pesar de lo declarado por Magali Silva, el texto de negociación de este capítulo es “muy similar” al filtrado en 2014 por WikiLeaks.

Antes de viajar a Hawái para la negociación, Rius advirtió que Perú tiene mucho más para perder que otros países con este acuerdo, ya que el actual texto es “un paso atrás” a las principales victorias en acceso a medicamentos logradas en las negociaciones del TLC con EEUU en el 2007.

La República

CAMTEX a la expectativa de la firma del TPP

La Cámara de la Industria Textil, Confección y Zonas Francas de El Salvador (CAMTEX) espera que el Acuerdo Comercial Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) no afecte a la industria centroamericana.

El TPP abarcaría Canadá, Australia, Brunéi, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos (EUA) y Vietnam. Los textileros de la región han calificado el acuerdo comercial como una amenaza, pues contempla relaciones de negocios con varios países que son sus competidores directos.

También podrían ser establecidas facilidades sobre la procedencia de las materias primas de los productos, situación que no está contemplada para la región.

Para evitar la pérdida de miles de empleos ante la posibilidad del ingreso de los países asiáticos al mercado estadounidense, CAMTEX cree que es conveniente que el Gobierno salvadoreño apoye al sector para que se aumente la competitividad.

“Facilidades de aduana, todo lo que es mejora en el clima de negocios e inversión, porque todo eso le reduce tiempos. La clave de esto es redúzcame los tiempos (de entrega de productos a Estados Unidos)”, dijo Patricia Figueroa, directora ejecutiva de CAMTEX.

Las negociaciones del TPP podrían ser concluidas en las próximas semanas, según las declaraciones de funcionarios de los países involucrados.

Empresarios, industriales y el Gobierno se unieron en marzo para solicitar a Estados Unidos que la firma del TPP sea efectuada con las mismas condiciones establecidas para el Tratado de Libre Comercio con EUA (CAFTA-DR).

La Prensa Gráfica