Paraguay: Tribunal Electoral impide a comunidades indígenas votar en las próximas elecciones

Indígenas de General Bruguez no podrán participar de las elecciones de noviembre debido a que el mismísimo Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) les niega la posibilidad de inscribirse o actualizar sus datos. Pero no es solo.

30 de diciembre de 2014. Luego de caminar varios kilómetros bajo la lluvia y en el barro, un total de 214 indígenas de las comunidades La Promesa, Altura, Tapití, Caraguata Poty y San José de los pueblos Toba Qom y Enxet llegaron hasta la oficina del Registro Electoral en el distrito de General José María Bruguez.

La intención de algunos era inscribirse por primera vez; mientras que otros buscaban la actualización de sus datos a fin de poder votar dentro del distrito al que pertenecen desde que fue creado en 2008. Sin embargo, los indígenas se llevaron una desagradable noticia cuando los funcionarios del TSJE apostados en el lugar les negaron esa posibilidad.

El motivo esgrimido por los funcionarios era la falta de los respectivos certificados de vida y residencia que avalaran que efectivamente eran pobladores del distrito. Sin embargo, la presentación de este documento no es determinante para la inscripción o actualización de datos de los votantes. Más aún si se tiene en cuenta que al momento de la inscripción, el interesado firma una declaración jurada de que los datos que está presentando son totalmente veraces.

Precisamente para evitar esta situación, los líderes reconocidos de las comunidades viajaron un par de días antes hasta la oficina central de la Dirección del Registro Electoral, en Asunción, donde conversaron con su titular, Mathías Fernández, y le explicaron la situación.

Fernández les señaló que debido al poco tiempo no podría enviar personal para realizar las inscripciones y actualizaciones en las comunidades, pero que daría instrucciones a los funcionarios de la oficina regional para que se realizaran los trámites sin problemas.

A pesar de ello, los funcionarios apostados en General Bruguez se volvieron a negar y no permitieron la inscripción de los indígenas. Según denunciaron los indígenas, una de las funcionarias se negó a acatar lo dictaminado por el Director del Registro Electoral alegando haber recibido una llamada telefónica del mismísimo titular del TSJE, Jaime Bestard, quien le dio instrucciones de que solo podía inscribir a 10 de ellos.

De acuerdo a algunas versiones a las que tuvo acceso ABC Color, Bestard sería amigo de uno de los precandidatos colorados a la intendencia de General Bruguez y éste no contaría con los votos de los indígenas en caso de llegar a las municipales de noviembre, por lo que no podría llegar a la jefatura comunal. Este sería, según los nativos, el principal motivo por el que se les negó la posibilidad de ejercer un derecho reconocido en la Constitución Nacional y en tratados internacionales ratificados por nuestro país.

A OTROS SÍ

Mientras a los indígenas que viven en el distrito desde hace más de tres décadas les exigían -de manera totalmente irregular- certificados de vida y residencia para inscribirlos o actualizar sus datos, los funcionarios no tuvieron problemas para realizar el traslado de un hombre que llegó a bordo de una camioneta y que de votar en San José de los Arroyos quería pasar a hacerlo en General Bruguez.

Todo esto ocurrió ante los atribulados indígenas que reclamaron la situación, a lo que uno de los funcionarios les respondió: “Pea ko patrón pora” (ese es un buen patrón).

Además de representar un gasto demasiado alto para los indígenas, conseguir el certificado de vida y residencia era un trámite prácticamente imposible debido a que el juez de paz del distrito ya no cumplía su horario de trabajo desde el 20 de diciembre.

AFECTA A MUCHOS MÁS

Si bien fueron 214 los indígenas que llegaron a la oficina del Registro Electoral en General Bruguez, la decisión de no permitir el registro de los miembros de las cinco comunidades indígenas asentadas en el distrito afecta a muchos más que no pudieron realizar el viaje y que no podrán acudir a las urnas en noviembre próximo.

MUNICIPIO NO LOS QUERÍA RECONOCER

Como si no fuera suficiente el hecho de que el TSJE no les permitió ingresar al padrón electoral, los indígenas debieron soportar además que el intendente de General Bruguez, Reinaldo Silvero Ferreira, negara la existencia de sus comunidades dentro del distrito que administra.

La situación llegó al punto de que el gobernador del departamento de Presidente Hayes, Oscar Contessi, solicitó un informe topográfico en el quedó demostrado que las comunidades afectadas por la decisión del TSJE sí figuran dentro del distrito de General Bruguez. Es más, habitan de manera permanente dentro de los límites del municipio creado en 2008 desde 1982.

A fin de dar soporte al reclamo indígena, Contessi remitió el informe a las oficinas del TSJE para dejar constancia de la vida y residencia de los nativos en el distrito de General Bruguez. Aún así, la máxima autoridad electoral se niega a rever la decisión de dejar fuera del padrón electoral a cientos de indígenas, a pesar de que existen antecedentes de decisiones similares tomadas después del cierre del período de inscripción.

Además, de acuerdo a la denuncia, el jefe comunal negó incluso que un grupo de ganaderos de la zona faenara un animal para poder preparar un asado y darles algo de comer a los indígenas que tuvieron que pasar la noche en un predio de la iglesia de General Bruguez.

A través de redes sociales, allegados al jefe comunal han tratado a los indígenas de ser una “carga social”.

REGISTRO ELECTORAL NO CUMPLIÓ CON LA LEY

El distrito de General José María Bruguez fue creado por una ley que data de 2008. De acuerdo a lo establecido en el Artículo 125 del Código Electoral, ante situaciones como esta la Dirección de Registro Electoral deberá disponer de manera inmediata la corrección de los registros correspondientes de aquellas personas que se ven afectadas.

Han pasado ya siete años desde la creación del nuevo distrito y muchos indígenas que viven desde 1982 dentro de los límites del municipio siguen figurando en el padrón electoral como votantes de otros distritos, en algunos casos deben ir hasta Benjamín Aceval, mientras que otros deben hacer lo propio en Teniente Irala Fernández o incluso en Villa Hayes.

BESTARD NO RESPONDE

La situación de las comunidades indígenas ha llegado a diferentes estamentos, iniciando por el consejo departamental de etnias de Presidente Hayes, la Gobernación de ese departamento, el diputado Fernando Nicora y hasta el presidente del Congreso.

La comisión de Derechos Humanos del Senado había solicitado un informe del caso al titular del TSJE, Jaime Bestard, que debía ser entregado en un plazo máximo de 15 días. El ministro no presentó los documentos exigidos por los legisladores.

Se han presentado además varios urgimientos desde que se presentó la primera queja ante la oficina de Bestard, ya en enero pasado. Aún así, el ministro parece estar muy ocupado en otras cuestiones para resolver un caso de discriminación y violación de derechos de pueblos originarios, protegidos por la Constitución Nacional y varios tratados internacionales.

Para agravar aún más la situación, los otros dos ministros habrían respondido en varias oportunidades que los miembros de las comunidades indígenas de General Bruguez deben poder votar. Aún así, hasta el momento siguen siendo marginados.

A todo esto se le puede agregar además que la Organización de Pueblos Ñandéva, perteneciente a distintas comunidades del Gran Chaco Paraguayo, no podrá competir en las elecciones municipales por falta de recursos económicos. Denunciaron discriminación del sistema electoral para competir por los cargos locales.

Cabe recordar que Paraguay es el único Estado que forma parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que ha recibido tres condenas por violación de derechos de pueblos originarios.

ABC