A la espera del fallo de La Haya: Bachelet y Evo Morales se esfuerzan por reforzar apoyos internos

Morales cita a expresidentes para evaluar fallo de la CIJ

El presidente Evo Morales informó que convocó a los expresidentes del Estado para evaluar al mediodía del jueves en Palacio de Gobierno el fallo que emita en la mañana la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya sobre el recurso chileno para evitar que los jueces traten la causa marítima.

“Estoy invitando para el mediodía a los expresidentes. Sea bueno o malo (el fallo) juntos evaluar, pero somos optimistas de que habrá buenos resultados”, afirmó en un breve contacto con la prensa en Santa Cruz.

La CIJ hará conocer el 24 de septiembre (a las 09.00 hora boliviana) el fallo sobre la impugnación de Chile a su competencia para tratar la demanda marítima.

Bolivia planteó el caso en 2013 en busca de que el Tribunal obligue al demandado a negociar una salida soberana al Pacífico en función de los compromisos de solución que hizo a lo largo de la historia.

Morales dijo que tiene mucha esperanza y confianza en que el fallo favorezca a Bolivia y recordó lo bien que se posesionó en el contexto internacional la demanda que incluso generó el pronunciamiento del Papa Francisco, quien abogó por el diálogo durante su visita a Bolivia.

La última vez que Morales se reunió con expresidente fue el 28 de julio. En esa ocasión participación de la evaluación de la estrategia marítima los exmandatarios Carlos Mesa, Jorge Quiroga, Eduardo Rodríguez Veltzé (actual agente de Bolivia ante La Haya), Guido Vildoso y Jaime Paz Zamora.

Bolivia perdió 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio a manos de Chile en la Guerra del Pacífico de 1879. El Tratado de Paz de 1904 puso fin al conflicto bélico, pero no resolvió la demanda boliviana.

La Razón

Tras encuentro con partidos, Bachelet se reúne con expresidentes

Sólo dos presidentes de partidos políticos llegaron la tarde de este martes a La Moneda a un encuentro con la Presidenta Michelle Bachelet, en la que el resto de las colectividades estuvieron representadas por vicepresidentes o secretarios.

El objetivo de la reunión encabezada por la Mandataria fue analizar los posibles escenarios que abrirá el fallo de este jueves de la Corte Internacional de Justicia de La Haya por su competencia en la demanda marítima boliviana y dar una señal de unidad a nivel político con los presidentes de todos los partidos con representación parlamentaria.

A la cita llegaron la presidenta del Partido Socialista, senadora Isabel Allende; el senador Alejandro Navarro, presidente del MAS; el secretario general del PPD, Óscar Santelices; el secretario nacional de la DC, Gonzalo Duarte; el secretario del PC, Juan Andrés Lagos y el secretario del PRSD, Patricio Tombolini.

Desde la oposición, en tanto, asistieron el vicepresidente de RN Alfonso Vargas, el vicepresidente de la UDI Edmundo Eluchans, el ex ministro Felipe Morandé, por parte de Evópoli y el diputado Joaquín Godoy por Amplitud. En tanto que no asistieron representantes del PRO, de Marco Enríquez-Ominami, por no tener representación parlamentaria.

La presidenta del PS destacó que “estas políticas de Estado se notan incluso en que nosotros mantuvimos un agente que era nombrado en el Gobierno anterior, que era el caso del embajador Bulnes y que a nosotros nos parece muy positivo como señal, creo que también es muy positivo una mesa donde estuvimos representadas todas las instituciones políticas”.

Eluchans comentó que “este es un tema de unidad nacional, ustedes saben que nosotros en la UDI somos un partido de oposición que muchas veces es muy duro con el Gobierno, con la Presidenta y con las políticas públicas que el Gobierno propicia, pero en este tema tenemos claro que la Presidenta de la República tiene la responsabilidad del manejo de las relaciones internacionales, lo que hemos respetado y vamos a seguir trabajando en conjunto con el Gobierno en esta materia”.

El representante de Amplitud, Joaquín Godoy, manifestó que “lamentablemente el hecho que no hayan venido los presidentes hoy hace especular que hay partidos que no tienen total interés en un tema tan importante como este y que, por lo tanto, hay una especie de desaire hacia la Presidenta de la República y no hay nada de eso, sino que lo que hay es que estuvieron representados todos aquellos partidos que tienen representación parlamentaria”.

“Sí nos hubiera gustado desde Amplitud que estuvieran también representados aquellos partidos que no tienen representación parlamentaria, pero yo ese tema lo dejaría ahí, porque creo que no hay nadie en el mundo de la política que no esté detrás de la política de Relaciones Exteriores que está teniendo este Gobierno”, añadió Godoy.

Pese a la ausencia de varios dirigentes políticos, algunos de los cuales se encontraban fuera de Santiago, el canciller, Heraldo Muñoz, destacó la unidad expresada por los partidos en el encuentro con la Presidenta Bachelet.

“La Presidenta invitó a instituciones, a partidos, no a personas. Los partidos son soberanos para hacerse representar por quienes estimen conveniente. Aquí han estado representados todos los partidos y eso es lo importante, lo que aquí hay es una sintonía respecto a los intereses nacionales y a la política de Estado en esta materia de lo que se verá en la Corte el día jueves”, sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores.

Este miércoles por la tarde está agendado un encuentro con los ex Presidentes de la República al que han confirmado su asistencia Sebastián Piñera, Eduardo Frei y Ricardo Lagos, en tanto que el canciller Muñoz se reunirá con ex ministros de Relaciones Exteriores para informar de las gestiones realizadas y dar un señal de unidad.

Cooperativa

La CIJ tiene una cuarta posibilidad

Bolivia, uno de los 47 países en el mundo (20 por ciento) que carece de litoral, presentó en abril de 2013 una demanda que busca un acceso plenamente soberano al océano Pacífico, el cual perdió en una guerra contra Chile en el siglo XIX.

Chile aspira a que el máximo tribunal del sistema de Naciones Unidas, con sede en la ciudad holandesa de La Haya, acoja su excepción preliminar de competencia, como se denomina esta objeción respecto a la falta de jurisdicción de los jueces presentada antes de que comience el proceso. El Artículo 6 del Pacto de Bogotá, que en 1948 dio lugar a la puesta en marcha de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), establece algunas restricciones para la competencia del tribunal en las cuales Chile basa su postura.

Una de ellas es que la CIJ no puede entender de asuntos que ya hayan sido resueltos mediante un arreglo entre las partes y la otra es que tampoco puede entrar a conocer sobre temas que estén regulados por tratados anteriores al 30 de abril de 1948 Sin embargo, el Gobierno boliviano sostiene que su demanda no pretende modificar o eliminar el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sino obligar a Chile a cumplir un supuesto compromiso de negociar de buena fe una salida soberana al mar.

Y ello sobre la base de que el caso no tiene que ver con el tratado firmado entre ambos países en 1904, sino con ciertos actos unilaterales ocurridos después de 1948.

El primero de los escenarios que podría darse este jueves es que la CIJ acoja la excepción presentada por Chile. En ese caso, el juicio se daría por concluido,

Una segunda posibilidad sería que el máximo tribunal de Naciones Unidas rechazase la excepción de Chile y se declarase competente, en cuyo caso el juicio proseguiría y la CIJ fijaría una fecha para que Chile presentase su contramemoria.

Una tercera alternativa sería que la Corte postergara su decisión hasta conocer el fondo de la demanda, con lo que el juicio continuaría su curso en las fases escrita y oral.

Cuarta vía

Algunos analistas estiman que podría existir un cuarta vía: que la Corte se declarase competente en algunos aspectos e incompetente en otros.

Esto es lo que ocurrió cuando en noviembre de 2012 el alto tribunal falló en el caso de una demanda de Nicaragua contra Colombia. En esa ocasión, la CIJ indicó que carecía de competencia para pronunciarse sobre la soberanía de la disputada isla de San Andrés, pero sí sobre los territorios marítimos.

Estableciendo un paralelismo con la demanda boliviana, la Corte hipotéticamente podría admitir su competencia acerca de los hechos ocurridos después de 1948, fecha del Pacto de Bogotá, que dio origen al alto tribunal.

En el eventual caso de que este jueves la CIJ se declare incompetente, el presidente boliviano, Evo Morales, ha anunciado que tiene “planes muchos más interesantes que esta primera etapa de batalla legal en la comunidad internacional”.

Los Tiempos