Ayotzinapa: universidad austríaca identifica los restos de otro normalista

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que los expertos de la Universidad de Innsbruck, Austria, identificaron los restos del normalista Jhosivani Guerrero de la Cruz; se trata del segundo perfil genético confirmado de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en los hechos del 26 de septiembre de 2014.

En diciembre del año pasado fue confirmada la identidad de Alexander Mora Venancio.

Ayer, en conferencia de prensa, Arely Gómez, titular de la PGR, dijo que la identificación se logró con análisis de restos enviados en noviembre de 2014. Agregó que el nuevo resultado será incorporado a la averiguación previa de los hechos.

Anunció un grupo de trabajo con médicos, antropólogos y genetistas, a ellos podrán sumarse el equipo argentino de antropología forense y el grupo de expertos independientes de la CIDH, para analizar de nuevo 63 mil fragmentos óseos recolectados en el río San Juan y en el basurero de Cocula.

Jhosivani, segundo identificado

La procuradora Arely Gómez dijo que los nuevos resultados de Innsbruck serán integrados a la averiguación.

La Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer que gracias a estudios de ADN mitocondrial realizados en Austria fue posible encontrar coincidencias entre las muestras óseas y de familiares de otro de los normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos en Iguala, Guerrero, entre el 26 y 27 de septiembre del año pasado.

Tras varios meses de análisis y pruebas, especialistas del Instituto de Ciencias Forenses de la Universidad de Innsbruck, en ese país, se determinó que se trata de Jhosivani Guerrero de la Cruz.

“Existen indicios que establecen la posible correspondencia entre Jhosivani Guerrero de la Cruz y las muestras remitidas.

“Estos indicios robustecerán nuestra investigación y al juez le ayudarán, le generarán criterio jurídico”, señaló la procuradora General de la República, Arely Gómez.

Dio a conocer parte del informe enviado por los expertos de la universidad austriaca.

“Con base en los datos de la población de ADN mitocondrial para la población mexicana proporcionadas por MPOC, y la literatura confiable, existe una posibilidad 72 veces mayor de que los datos del ADN mitocondrial sean observados en la situación hipotética de que los restos no identificados de 16-29102014, se originaron de un individuo relacionado por vía materna, de la madre de la persona desaparecida, Jhosivani Guerrero de la Cruz, en comparación con los restos no identificados que se originan de un individuo no realizado”.

Lo anterior se deriva del análisis de las pruebas llevadas a cabo con base en las 17 muestras enviadas el 13 de noviembre de 2014 por personal de la PGR y del Equipo Argentino de Antropología Forense, al Instituto de Medicina Legal de dicha universidad, y que en una primera instancia fueron sometidas a un primer análisis de ADN nuclear.

Igualmente dijo que bajo el esquema de ADN mitocondrial se analizaron los restos de Alexander Mora Venancio, que ya había sido identificados el pasado 4 de diciembre del año pasado.

“Con base en los datos de la población de ADN mitocondrial para la población mexicana, proporcionados por MPOC, y la literatura confiable, existe una posibilidad mil 200 una veces mayor, que de los datos del ADN mitocondrial dados en la situación hipotética de que los restos no identificados de 14-29102014 se originaron de un individuo relacionado por vía materna, de los hermanos de padre y madre, de la persona desaparecida Alexander Mora Venancio, en comparación con los restos no identificados que se originan de un individuo no relacionado”, señaló Gómez.

Los resultados de Innsbruck se incorporarán a la averiguación previa, que sigue abierta, así como se dará conocimiento al juez de la causa, para que sea esa autoridad quien determine legalmente lo conducente.

Se informó que los resultados ya fueron informados a los abogados que representan a los padres de familia y al Equipo Argentino de Antropología Forense, quienes ya cuentan con el dictamen de análisis de ADN mitocondrial.

“Los resultados de los científicos de Innsbruck constituyen un paso más en esta investigación y en los esfuerzos en marcha para la comprobación plena de los hechos”, enfatizó la procuradora.

Anunció la creación de un grupo de expertos conformado por especialistas, médicos, antropólogos y genetistas, para que se sumen como coadyuvantes de la investigación al Equipo Argentino de Antropología Forense y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la CIDH.

Informe de la CNDH

El pasado 23 de julio la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) publicó un informe preliminar sobre las investigaciones realizadas por la Procuraduría General de la República (PGR).

En este informe propone a la Procuraduría General de la República resolver “lo que en derecho proceda respecto a las circunstancias en que se dio el deceso científicamente probado de quien en vida respondió al nombre de Alexander Mora Venancio, originalmente desaparecido con 42 de sus compañeros normalistas. Determinación ministerial que puede dictarse con base en los resultados de los estudios científicos que demostraron la correspondencia de los perfiles genéticos de los familiares con los fragmentos óseos recuperados.

Además de los errores detectados por la CNDH en la investigación realizada por la PGR, el ombudsman nacional también consideró que que la PGR no ha emprendido ninguna acción formal encaminada a esclarecer el homicidio del único normalista desaparecido cuyo deceso ha sido comprobado científicamente, Alexander Mora.

Según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, aunque esta muerte ya se confirmó, la PGR no ha iniciado ninguna averiguación previa por el delito de homicidio.

Análisis en Innsbruck

Los restos, consistentes principalmente en huesos calcinados, fueron depositados en bolsas de plástico y arrojados al riío San Juan, de Cocula, según la PGR.

El entonces procurador Murillo Karam anunció que debido al daño detectado por peritos de la PGR, se eligió el Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck para hacer estudios de identidad.

El 13 de noviembre de 2014, la Procuraduría General de la República entregó 17 muestras óseas a la Universidad de Innsbruck.

El 4 de diciembre de ese año, el Instituto de Medicina Forense de Innsbruck, Austria, establece la identidad de Alexander Mora Venancio, uno de los 43 desaparecidos, en la entrega del primer resultado de los estudios a las muestras analizadas, que fueron recolectadas en el río San Juan, de Cocula.

El 7 de diciembre de 2014, luego de dar a conoce los resultados a la familia de Mora Venancio, la PGR los hace públicos.

El 20 de enero 2015, la Universidad de Innsbruck informó a la PGR que el calor excesivo destruyó el ADN y ADN mitocondrial de las muestras enviadas en noviembre.

Los especialistas ofrecieron practicar al resto de las muestras un estudio, sin costo adicional, denominado “Secuenciación Masivamente Paralela” (Massively Parallel Sequencing MPS, por sus siglas en inglés).

El laboratorio advirtió sobre el riesgo de perder las muestras debido al procedimiento, sin obtener ningún resultado adicional.

El 16 de septiembre de 2015, la procuradora general de la República, Arely Gómez González, informó que los estudios de Innsbruck confirman la identidad de Alexander Mora Venancio, y establecen una nueva, la de Jhosivani Guerrero de la Cruz.

Excelsior

Comisión en Diputados citará a miembros del Ejército para que aclaren qué pasó en Iguala

A partir de las revelaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la recién instalada Comisión Especial para el caso Ayotzinapa de la Cámara de Diputados citará a comparecer a integrantes del Ejército, de la Procuraduría General de la República (PGR), así como autoridades estatales y municipales, que hayan participado en la investigación de la desaparición de los 43 normalistas, ocurrida un año atrás, en Iguala, Guerrero.

Además, invitarán a los padres de los 43 estudiantes a reunirse con el recién creado órgano legislativo, así como a otros actores sociales que pudieran aportar datos relevantes como el Padre Alejandro Solalinde.

La presidenta de la Comisión Especial, la Diputada María Guadalupe Murguía Gutiérrez, explicó en entrevista para SinEmbargo que existe interés por parte de los diputados para sentarse a dialogar con la PGR o con representantes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que conozcan la averiguación previa.

“No habrá ninguna limitante. Como Comisión vamos a acordar a quiénes consideramos importante invitar para oír su punto de vista, para conocer el sustento de sus conclusiones, estoy hablando de la PGR o del grupo de especialistas, no hay limitaciones”, dijo la panista.

Para la representación de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) será vital poder entrevistar a los elementos castrenses que estuvieron presentes en Iguala en el momento en que ocurrieron los hechos, pues según han revelado las investigaciones independientes, ellos presuntamente sabían del peligro que corrían los estudiantes y no actuaron.

“Es muy importante [saber] qué papel jugó el Ejército. En estos momentos los únicos que no se ha podido entrevistar son los elementos del Ejército que estuvieron presentes en Iguala la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre, cuando sucedieron esos acontecimientos”, explicó a este diario digital la Diputada Araceli Damián, integrante [suplente] de esta Comisión Especial.

También será importante para Morena revisar todo lo relacionado con el quinto autobús, su paradero y su relación con la desaparición de los estudiantes.

El 6 de septiembre pasado, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó un informe derivado de sus propias pesquisas sobre el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Sus conclusiones fueron muy diferentes de las que en su momento la PGR consideró como la “verdad Histórica”.

A partir de ese momento, en la recién instalada Cámara de Diputados surgió la inquietud de dar continuidad a las investigaciones del GIEI y renovar las propias indagatorias del Congreso, que quedaron en el limbo en mayo de este año.

Ante el presumible intento de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM), incluso del de la Revolución Democrática (PRD) por detener algunas comparecencias, la Diputada de Morena Araceli Damián consideró que será importante que los legisladores establezcan alianzas, no solo entre las bancadas de oposición, sino con la propia ciudadanía que demanda saber la verdad.

DAR CERTIDUMBRE A LOS PADRES: PAN

María Guadalupe Murguía Gutiérrez no es ninguna improvisada en el manejo de situaciones difíciles. Según el coordinador parlamentario del PAN, Marko Cortés, fue elegida precisamente por sus cualidades de negociación.

La Diputada Murguía Gutiérrez fue secretaria General de Gobierno y titular de Educación del Gobierno de Querétaro y coordinadora de la Unidad de Servicios de Educación, también fue titular de la Unidad de Enlace Federal de Gobernación.

La legisladora explicó a este diario digital que Acción nacional ha decidido incursionar en la investigación de este grave pendiente de carácter más social que político, precisamente porque se trata de un pendiente del Gobierno federal con la sociedad.

Recalcó que para el PAN es muy importante participar en el esclarecimiento de hechos y circunstancias que han provocado un enorme malestar social, luego de que las conclusiones que emitió el grupo interdisciplinario de la CIDH, difiere por mucho de las conclusiones [la verdad histórica] que presentó en su momento la PGR.

“A un año de los acontecimientos que se cumplen el día 26, ni se ha encontrado a los estudiantes ni se han esclarecido los hechos, pero hay un malestar enorme, político y social, porque las autoridades, el Gobierno federal no han logrado dar una solución satisfactoria”, destacó.

Para cumplir con el principal objetivo de la Comisión Especial que es llegar a la verdad, esclarecer los hechos, y tratar de explicar a los mexicanos qué fue lo que pasó realmente la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre, los integrantes planean reunirse con los principales afectados: los padres de los 43.

“Habrá disposición total [para reunirnos con los padres]. El programa de trabajo y las invitaciones tiene que estar acordadas en la comisión, pero en el ánimo de todos está la oportunidad de trabajar y platicar con todos estos actores”, dijo la Diputada María Guadalupe Murguía.

Uno de los primeros acuerdos de los integrantes del órgano legislativo es pedir los informes y conclusiones a las que haya llegado la Comisión Especial para Ayotzinapa de la LXII Legislatura.

Asimismo dará seguimiento a las conclusiones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales, pero también a las investigaciones que en su momento presentó la PGR, así como a las pesquisas derivadas del nuevo peritaje de expertos en materia forense, anunciado por la procuradora Arely Gómez.

“Hoy hay más confusión de la que existía posiblemente hace unos meses. ¿Por qué? Porque los padres en este momento no saben qué es lo que pasó con sus muchachos y en general ya no saben en qué creer”, explicó la legisladora panista.

RETO DE SER MEJOR QUE SU PREDECESORA

No es la primera comisión de este tipo que genera el Congreso de la Unión. Su predecesora fue creada el 8 de octubre de 2014, a escasos días de la desaparición de los estudiantes normalistas.

Terminó labores en mayo de este año y sus resultados fueron calificados como un rotundo fracaso por algunos de sus integrantes, ya que generó una amplia expectativa en la sociedad y no sirvió para esclarecer los hechos.

Durante el primer mes de labores, la Comisión Especial presidida por el también panista Guillermo Anaya Llamas sostuvo dos sesiones preparatorias y ocho reuniones de trabajo con servidores públicos, organismos nacionales e internacionales de derechos humanos, y con los recién llegados expertos internacionales de la CIDH.

Nunca se reunieron con familiares de las 43 víctimas ni con estudiantes normalistas sobrevivientes de los ataques. Tampoco se reunieron con la procuradora general Srely Gómez, quien sustituyo en el cargo a Jesús Murillo Karam, defensor de la “verdad histórica” de la incineración de los 43 normalistas en un basurero de Cocula, Guerrero.

Una de las legisladoras más críticas sobre el mal desempeño de la Comisión Especial fue una de sus integrantes, la Diputada Lilia Aguilar Gil, del Partido del Trabajo (PT). La chihuahuense reprochó en distintas ocasiones que contrario a las expectativas generadas por las reuniones del primer mes de labores, la Comisión prácticamente dejó de reunirse desde noviembre de 2014.

Fue precisamente en ese mes cuando el presidente Guillermo Anaya presentó un resumen de actividades, por el cual la Comisión Especial concluyó que se cometieron irregularidades graves en las investigaciones sobre las desapariciones forzadas de los 43 normalistas de Ayotzinapa, tanto en el fuero común como en el federal.

En los dos primeros meses de vida del órgano legislativo, los integrantes de la Comisión sostuvieron reuniones de trabajo con Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional (Sedena) y representantes de la Secretaría de Gobernación (Segob), así como de la Procuraduría General de la República (PGR), el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y la Comisión Nacional de Seguridad Pública (CNSP).

Se reunieron con el Gobernador interino y el Fiscal general de justicia de Guerrero; también tuvieron un encuentro con el grupo de trabajo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre desapariciones forzadas y con el equipo interdisciplinario de expertos internacionales, cuyo titular es Ariel Dulitzky.

Derivado de esta actividad, la Comisión Especial concluyó de forma preliminar que las autoridades no actuaron como lo establecen los protocolos internacionales de organismos de derechos humanos. Por el contrario, se incurrieron en varios supuestos que perjudicaron gravemente la investigación.

También dijo que hubo servidores públicos que hicieron caso omiso de su responsabilidad de proteger a los estudiantes cuando tuvieron noticias de los hechos que sucedían en Iguala.

Para evitar que se vuelvan a cometer los mismos errores, tanto las legisladoras del PAN como de Morena adelantaron que será importante trabajar de forma coordinada, a fin de que el Congreso pueda dar respuesta al “enorme malestar social” generado por una presunta investigación sesgada de la PGR.

SinEmbargo

Expertos argentinos y de la CIDH podrán participar en nuevo equipo para Ayotzinapa

La Procuraduría General de la República (PGR) integrará un equipo de especialistas al que podrán sumasre los peritos argentinos y los expertos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para analizar los restos encontrados en el basurero de Cocula y el río San Juan, dentro de las investigaciones del caso Ayotzinapa.

Médicos, antropólogos y genetistas a quienes podrán sumarse el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH, evaluarán nuevamente los más de 63 mil fragmentos óseos recolectados, con el fin de hallar nuevos restos viables para ser identificados, informó este miércoles la procuradora Arely Gómez en conferencia de prensa.

Los fragmentos que fueran viables para su identificación serían enviados en una nueva solicitud a la Universidad de Innsbruck, que ya ha identificado los restos de dos de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala el 26 y 27 de septiembre de 2014.

Arely Gómez dio a conocer lo anterior en un mensaje a medios de comunicación en el que informó que la Universidad de Innsbruck notificó sobre la identificación de un fragmento óseo perteneciente al estudiante Jhosivani Guerrero de la Cruz.

Aristegui Noticias