Puerto Rico: presentan hoy oficialmente el plan de ajuste fiscal

El Plan de Ajuste Fiscal que será presentado oficialmente este miércoles servirá de ficha de negociación entre el Ejecutivo y sus bonistas y acreedores, y no será hasta que ambas partes alcancen ciertos entendidos que se someterá la legislación necesaria para impulsar sus objetivos.

Así se resume a grandes rasgos la discusión que sostuvieron este martes los miembros del Grupo de Trabajo para la Recuperación Fiscal y Económica de Puerto Rico con los senadores y representantes de la mayoría del Partido Popular Democrático (PPD). El encuentro, efectuado en el Centro de Convenciones, en Miramar, fue convocado horas antes, y contó con la asistencia de seis de los 18 senadores y de 22 de los 28 representantes de mayoría.

Los legisladores populares salieron del encuentro temprano en la noche sin conocer los detalles del Plan de Ajuste Fiscal, pues no será hasta este miércoles que tendrán disponible una copia, al igual que el resto del país, y también desconocen cuál será su campo de acción, pues todavía resulta incierto cuáles propuestas requerirán el aval legislativo. Sin embargo, el liderato del Senado y la Cámara de Representantes advirtió que estarán pendientes a la negociación entre el Ejecutivo y los bonistas, y que se asegurarán de que se les incluya en todo el proceso.

“El cuadro fue general, muy general, sobre la situación, sobre las medidas y sobre lo que se va a presentar mañana (miércoles). Ya mañana se presentará la especificidad de la cual nosotros no asumiremos posición, anticipo yo, hasta que nos toque como legisladores actuar”, manifestó a su salida de la reunión el senador Aníbal José Torres Torres, portavoz de la mayoría del PPD en el Alto Cuerpo.

Este medio supo que, entre los legisladores populares, hubo algo de decepción a raíz de la vaguedad y las generalidades contenidas en la información compartida por la presidenta del BGF, Melba Acosta; el secretario del Departamento de Justicia, César Miranda, y Jim Millstein, de la empresa Millstein & Co., que asesora al gobierno en la reestructuración de la deuda.

Las fuentes precisaron, además, que la presentación constó de cinco diapositivas, y se discutieron temas como las metas del plan y las medidas que se han tomado para acercarse a esos objetivos. Además, se planteó la necesidad de aumentar los recaudos, de buscar mayor competitividad para activar la economía y se insistió en la creación de la Junta de Control Fiscal, aunque no se ofrecieron detalles sobre su funcionamiento.

“Hay medidas que se podrán implantar, comenzar a implantar o discutir de manera más inmediata, pero hay otras que hay que esperar que madure la negociación, ya que muchas de las medidas que ellos van a recomendar como comité (negociador) serán resultado de la conversación que tengan con algunos acreedores”, dijo, por su parte, el senador José Nadal Power, presidente de la Comisión senatorial de Hacienda.

“Nosotros vamos a escuchar, y queremos dar ese espacio al comité para que haga recomendaciones, pero toda propuesta tiene que pasar por el proceso de discusión pública y de discusión legislativa”, agregó el senador por San Juan.

Similar advertencia hizo Torres Torres por separado. “No puede ser una ecuación donde tengas a la Legislatura fuera o tengas la Legislatura fuera de los acuerdos y comunicaciones que llegue el Ejecutivo”, subrayó.

Los representantes Carlos Vargas Ferrer, Manuel Natal y Luis Raúl Torres lucían algo insatisfechos a su salida del encuentro, y aunque el último dijo que la discusión de este martes fue “un primer paso” en el proceso, señaló también que no será hasta mañana, miércoles, que conocerán los pormenores del plan a cinco años.

“Se les van a presentar mañana (miércoles) al país y a nosotros las propuestas específicas”, indicó Torres.

La Orden Ejecutiva que creó el Grupo de Trabajo para la Recuperación Fiscal y Económica de Puerto Rico establece como fecha límite el 1 de octubre para presentar las medidas legislativas que hacen falta para implantar el plan. El secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Jesús Manuel Ortiz, resaltó temprano que ese es plazo acordado para someter legislación, pero el senador Torres Torres opinó que el gobierno no debe imponerse esas camisas de fuerza.

En tanto, el presidente cameral, Jaime Perelló, dijo justo antes de entrar a la reunión que anticipa un proceso de discusión intensa, pero urgió a los miembros de la delegación del PPD en ese cuerpo y a la minoría novoprogresista a no prejuzgar la propuesta, y a discutirla con apertura.

“No hay espacio para personalismos. No hay espacio para intereses personales. Tiene que haber espacio para pensar que somos una generación de puente, de transición a un nuevo país, a una nueva forma de hacer las cosas, de administrar el gobierno, de proyectarnos al mundo como un país de desarrollo económico y social”, indicó el líder cameral a la prensa.

“Espero que todos los miembros de la Cámara de Representantes, de mi delegación y la delegación de minoría, entiendan que aquí se nos va la vida como país”, abundó.

Perelló coincidió en que el Plan de Ajuste Fiscal que finalmente se adopte tiene que servir y facilitar la renegociación de la deuda pública.

“Tiene que ser aceptable para los acreedores, pero de igual manera, que cumpla con una parte muy importante de cualquier plan a cinco años, que es salir de este estancamiento y lograr un desarrollo económico sostenido”, puntualizó.

Primera Hora

Gobernador pide análisis sereno del Plan de Ajuste Fiscal

El gobernador Alejandro García Padilla reclamó “una discusión amplia, serena y justa para todas las partes” al evaluar el Plan de Ajuste Fiscal que entregaría formalmente hoy el Grupo de Trabajo que designó para esa tarea.

“Ese Plan que se me entrega hoy yo lo voy a abrir a discusión pública y como hasta ahora, estoy dispuesto a recibir ideas de alguien que lo quiera mejorar, y que sea una discusión amplia, serena, justa para todas las partes”, sostuvo.

Durante una conferencia de prensa tras inaugurar mejoras en el Malecón de Arroyo, García Padilla destacó la importancia del plan y reafirmó que supone cambios trascendentales con objetivos claves de revitalización económica en un plazo de cinco años.

“Ese plan tiene que lograr un propósito, que es que Puerto Rico en un periodo de cinco años haya resuelto el problema de liquidez, resuelto el problema de manejo de sus fondos para operar y levantado su economía, con una idea clave que es hacer a Puerto Rico más competitivo para que sea más sostenible su desarrollo”, puntualizó.

Mientras, destacó la colaboración de acreedores como aspecto clave para adelantar esos objetivos.

“Nosotros los puertorriqueños nos sentamos a la mesa del sacrificio y tomamos algunos sacrificios nosotros. Ahora llegó el momento de invitar a los acreedores a que también se sienten a la mesa del sacrificio”, argumentó.

Recalcó que entre las cosas que pidió a su equipo al elaborar el plan fue no incluir despidos de trabajadores gubernamentales y se reafirmó al respecto. “Distinto al gobierno anterior en ese plan no puede haber despido de empleados públicos”, dijo.

Sobre la invitación a los acreedores para sacrificar beneficios a corto plazo, sostuvo que el ajuste permitiría “juntos, después, sentarnos a la mesa de los beneficios”.

“Una vez lo reciba se abrirá a discusión pública y espero que sirva como un plan que le permita a los acreedores entender que Puerto Rico es un país en quién se puede volver a confiar, independientemente de los malos manejos que hubo en administraciones anteriores”, agregó.

Sobre las mejoras al Malecón de Arroyo, García Padilla informó que representa una inversión de $2.5 millones y destacó que como parte de los cambios se sustituyeron deterioradas estructuras y se crearon espacios para el desarrollo de empresas locales que sirvan al turismo.

El proyecto es parte del plan de revitalización de frentes marítimos que desarrolla la presente administración a un costo $26.5 millones.

“Mi administración es un agente de cambio; de futuro. Y para alcanzar ese futuro próspero que todos deseamos, el desarrollo económico siempre será una de nuestras metas principales. No vamos a permitir que los problemas fiscales que todos conocemos sean obstáculo para el desarrollo de obra pública y la creación de empleos. Este nuevo malecón es apenas un signo, entre muchos, de que estamos moviendo a Puerto Rico hacia adelante”, recalcó García Padilla.

El próximo proyecto para Arroyo, según prometió el mandatario, será el dragado de la bahía. El anuncio fue acogido con un aplauso entusiasta de los presentes en la actividad.

El Nuevo Día