Discurso del presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, en el debate general de la 70ª Asamblea General de las Naciones Unidas

Muchas gracias, hermano presidente de la Asamblea.

Un saludo a todas las hermanas y hermanos presidentes, a todas las delegaciones en esta Asamblea de las Naciones Unidas.

Nuevamente una enorme alegría estar acá para poder expresar a nombre del pueblo boliviano lo que sentimos, lo que conocemos, lo que hicimos, algo, hasta ahora desde Bolivia.

Así como todos se referían estamos a 70 años de fundación de las Naciones Unidas, hace 70 años como comentan se fundó las Naciones Unidas para buscar la paz después de las guerras mundiales.

Que siento, que es importante hacer una profunda evaluación económica, política, social, cultural y ambiental a 70 años de vida que tiene las Naciones Unidas, ¿qué ha obtenido las Naciones Unidas?

Me acuerdo de los pueblos, a 70 años siguen las guerras, a 70 años de las Naciones Unidas siguen las invasiones y ¿cuál el origen de estas invasiones y guerras que tenemos en algunos continentes?

La ambición de alguna región, de alguna nación; las políticas para concentrar el capital en pocas manos, en algunos países gestados por las oligarquías, acompañado por las transnacionales internacionales.

Y por tanto, siento que a 70 años de la fundación de las Naciones Unidades no se han cumplido con la paz y la estabilidad en el mundo.

Esta mañana hemos escuchado distintas intervenciones, todos, empezando el presidente Obama, acabando otros compañeros, hermanos presidentes de otros continentes, todos buscamos paz, pero quiero decirles, hermanas y hermanos, a ustedes los presentes y a todos los pueblos del mundo, no habrá paz si no hay justicia social.

Se protestó contra el terrorismo, contra grupos levantados en armas de algunos continentes,que nunca han podido entender sus demandas, que nunca algunas potencias quieren entender cómo se puede resolver estos problemas.

Entendí también las intervenciones que condenan a los movimientos sociales y confunden a los movimientos sociales como terroristas. Yo vengo de los movimientos sociales. Yo vengo del movimiento indígena y los movimientos sociales no somos terroristas, sino aportamos más bien a la paz social con resultados y la igualdad y la dignidad en la justicia.

Pero también quiero decirles, en los 70 años que algunos proclaman el capitalismo. Yo quiero decirles, el capitalismo ha fracasado, es un modelo fallido porque sólo aportó a la humanidad lo que todos dijeron esta mañana, la crisis humanitaria. Crisis financiera, energética, alimenticia.

Escuché varias intervenciones, casi la mitad de los habitantes del planeta con hambre, millones y billones de recursos económicos para destruir a la Madre Tierra, o el occidente conocido como el planeta Tierra.

Se comenta por ahí, para enfrentar o reducir este calentamiento global se juntarían 100 mil millones de dólares, 100 mil millones de dólares, y ustedes saben cuánta plata se gasta para destruir el planeta.

¿Cuántos millones y billones se gastan para intervenir a países? Escuché con mucha atención las palabras del hermano Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, y amentaba lo que está viviendo el pueblo libio y el pueblo sirio.

¿A consecuencia de qué están viviendo malesos pueblos de Libia y de Siria? No olvidemos el Gobierno de EEUU acá ha recibido a Gadafi y esta mañana lo trataron de tirano.

Como la intervención militar de OTAN o EEUU, que el objetivo era tal vez el tirano, el presidente de entonces, pero no, no era el objetivo el señor Gadafi, sino el objetivo era el petróleo libio.

Pregúntense, hermanas y hermanos, en este momento, ¿el petróleo libio de quién es?, del pueblo libio, del Estado libio o finalmente de algunas transnacionales norteamericanas y europeas.

Imagínense cómo usan falsos argumentos para intervenir y ahora pobre pueblo libio destrozado, ahora no les interesa cuando los recursos económicos o los recursos naturales ya están en manos de las trasnacionales. Eso es el capitalismo.

Podemos comentar de los distintos países invadidos desde antes, antes de la fundación o creación de las Naciones Unidas o después. No quisiéramos seguir comentando el tema Siria y algunos países.

Por eso estamos convencidos, hermanas y hermanos, presentes acá, oyentes en todo el mundo que el capitalismo no es la solución para la vida, menos para la humanidad.

Esa es nuestra profunda diferencia y hay veces acá, algunos presidentes hablamos cosas a medias, no decimos la verdad de lo que está pasando en el mundo.

Yo quiero decirles, hermanas y hermanos, mientras algunos piensa vivir mejor, que con esa política jamás van a resolver los problemas sociales ni temas humanitarios.

El vivir bien o el buen vivir como dice nuestro hermano Presidente de Ecuador, eso es la síntesis del socialismo comunitario. Y el vivir mejor.El mandatario escucha atentamente las intervenciones es la síntesis del capitalismo, hay una profunda diferencia.

En el vivir bien quiero decirles, hermanas y hermanos, donde vivimos en solidaridad, en complementariedad; no solamente en solidaridad con el ser humano, sino vivimos en armonía con la Madre Tierra.

Para nosotros los movimientos sociales, especialmente del movimiento indígena, es Madre Tierra. Estamos convencidos que el ser humano no va a poder vivir sin la Madre Tierra, y la Madre Tierra puede existir mejor sin el ser humano.

Seguro que muchos no vamos a entender, pero también quiero decirles, en esta forma de vivir los servicios básicos no pueden ser de negocio privado, y esa es nuestra gran experiencia.

En Bolivia también estaban privatizados los servicios básicos, agua privatizada, energía privatizada, luz privatizada, telecomunicación privatizada y por Constitución decidimos que los servicios básicos son un derecho humano y nunca puede ser de negocio privado porque estamos hablando del agua que es la vida.

Pero también quiero decirles, en esta forma de vivir bien estamos convencidos de que los recursos naturales jamás pueden ser de los extranjeros o de las trasnacionales. Yo sólo quiero comentarles mi pequeña experiencia, después de que llegamos al Gobierno escuchando el pedido clamoroso de mi pueblo, de las fuerzas sociales en Bolivia un 1ro. de mayo de 2006, como justo homenaje a los trabajadores, nacionalizamos los hidrocarburos; recuperamos ese recurso natural, dijimos durante la campaña: aquí no puede haber ni dueños ni patrones, tal vez socios, y es un solo dato.
Antes que llegue al Gobierno, la renta petrolera en Bolivia eran apenas 300 millones de dólares, después de que modificamos la Ley de Hidrocarburos, después de que nacionalizamos, el año pasado, nuestra renta petrolera llegó a 5.600 millones de dólares.

Imagínense, con ese modelo neoliberal, bajo la dominación imperial, ¿cuánta plata nos robaron en Bolivia? De 300 millones el 2005 a 5.600 millones de dólares para un país que tiene 10 millones de habitantes, son recursos económicos tan importantes para la liberación económica.

Y por eso estamos convencidos de que los recursos naturales deben ser de los pueblos bajo la administración del Estado, y esa es nuestra experiencia, de esta manera nos liberamos econó micamente.

Por eso hermanas y hermanos quiero decirles, no creemos en el capitalismo. ¿Por qué las intervenciones a otros países? Para adueñarse de ese recurso natural y para después seguir acumulando el capital en pocas manos.

Segundo, también quiero expresar en este momento que tenemos una enorme responsabilidad, en diciembre de este año en París-Francia, el tema del medioambiente.

Sería importante como presidentes que llevemos propuestas de nuestros pueblos, por lo menos a mi manera de pensar, consultando a mis hermanas y hermanos en Bolivia, llevar políticas, programas, proyectos para curar y sanar a la Madre Tierra, o al planeta Tierra como dicen en el occidente.

Si nosotros no asumimos esta responsabilidad de salvar a la Madre Tierra, vamos a ser responsables para las futuras generaciones.

Sólo quiero comentarles la vivencia tal vez personal, perdonen si hablo más de mí. Mira, cuando viajo al interior del país en Bolivia, las hermanas y hermanos ya no saben cuándo es primavera, cuándo es verano, cuándo es otoño.

Una madrugada mis compañeros del trópico me llaman telefónicamente a la una, dos de la mañana y me dicen:
– Presidente, ¿qué haces?
– Yo digo “en la cama”. ¿Y usted qué hace?
– Y me dicen “en este momento nos estamos retirando de la casa al río”.
– Pregunto ¿por qué?
– “Mucha temperatura, calor, no se puede dormir”.

Claro, todavía no tenemos duchas, se van en familia a esa hora al río para protegerse de semejante temperatura. ¿Y cuánto es en este momento con un grado centígrado de temperatura menos? ¿Qué sería si tendríamos dos grados centígrados de temperatura? Algunos expertos calculan, si no paramos este calentamiento al 2030 podemos estar con cuatro, cinco grados.

Yo siento, hermanas y hermanos, las futuras generaciones se convierten en antiimperialistas, anticapitalistas, porque esta es la herencia del capitalismo.

Y ahora desde el norte nos dicen que nosotros seamos sus guardabosques además de eso y no vamos a ser sus guardabosques del norte, que no nos transfieran su responsabilidad, sus obligaciones hacia los países en vías de desarrollo.

Esa es la otra responsabilidad que tenemos y por eso hermanas y hermanos a París, deberíamos de ir con una responsabilidad, de cómo salvar a la Madre Tierra.

Invitamos a los presentes, oyentes, como Bolivia tenemos una responsabilidad de organizar un evento internacional de los movimientos sociales del mundo que se va a realizar el 10, 11, 12 de octubre, las próximas semanas a participar y aportar en traer propuestas, lo que piensan nuestros pueblos, no estar sometidos en las iniciativas del imperio norteamericano o de las transnacionales.

Porque no es tiempo de seguir llevando políticas ajenas. Yo esta mañana, por lo menos escuché dos intervenciones muy interesantes y diferentes, del presidente Obama y del Presidente de China.

El Presidente Obama para dar seguridad a su Estado y a sus aliados, ¿qué nos decía?, y para luchar contra el terrorismo, decía que nos ofrecía guerra e intervención.

El Presidente de China ¿qué nos ofrecía? Ayuda y cooperación, y no es un Estado expansionista, saludo.

Los movimientos sociales somos movimientos que gestamos la unidad, unidad para la liberación, integración para la liberación y no políticas de invasión para la dominación. Tenemos profundas diferencias.

Y saludo las palabras del Presidente de China, que nos ofrece ayuda, cooperación, entendemos el liderazgo de ese país, aunque sabemos también por los medios de comunicación, creo que

Estados Unidos ya está hipotecado a China, bueno, será su problema, espero que la prensa no mienta, ese es su problema.

Pero sigue con amenazas de una intervención, de una amenaza de cómo dominar a los pueblos del mundo.

Hay un tema debate, esta mañana charlaron de las democracias. Yo diría que tenemos dos tipos de democracia, democracia de los pueblos y democracia de las transnacionales; democracia de los movimientos sociales porque nuestros pueblos están organizados en los movimientos sociales.
¿Y en qué consiste esa democracia de los movimientos sociales? Que no sólo tenemos una democracia representativa ni participativa; en mi experiencia como dirigente sindical, antes dirigente ahora Presidente, permanentemente tomamos decisiones con los dirigentes, aunque siempre hay algunas diferencias, algunos sectores tienen mucha ambición, a veces hasta sus demandas no solamente son inatendibles, hasta indeseables todavía.

Pero entiende el pueblo, de manera conjunta se deciden políticas, se presentan programas, nuestra responsabilidad es cómo cumplir esas demandas y esos programas, propuestas económicas, propuestas sociales.

Pero en la otra democracia, supuestamente representativa, el voto termina el día de las elecciones, ¿después quién gobierna? Seamos sinceros hermanas y hermanos presidentes, delegados, ministros presentes acá, no es que el presidente Obama gobierna, gobiernan los banqueros, gobiernan los empresarios, gobiernan las transnacionales. ¿Qué clase de democracia es esa? Engañar al pueblo, que vote y después no gobernar.

Yo escuché en los medios de comunicación, algún candidato dice “yo financio a los republicanos como también a los demócratas, yo los mando”. Eso no es democracia, eso es el capitalismo, ahí vienen problemas serios para la humanidad.

Y por eso estamos convencidos, si queremos acabar con la pobreza, hay que acabar con el sistema capitalista, no hay otro camino, hermanas y hermanos.

Y no solamente eso, yo estoy convencido, este nuevo milenio debe ser milenio de los pueblos y no ser milenio de jerarquías, de monarquías, saludo; su derecho, monarquía, si ese es su estilo, respetamos; pero no puede ser monarquías desde Europa para América Latina y eso tiene que terminar.

Ni estamos en tiempos de oligarquías, menos estamos en tiempos de anarquías financieras como existe en este momento. Por eso hermanas y hermanos, tenemos la obligación de manera conjunta de combatir estos problemas que se presentan.

Todavía, imagínense, después de 70 años de fundación de las Naciones Unidas, si no hay golpes de Estado militar, ahora se implementan golpes suaves; ahora espionaje, ahora es detener aviones presidenciales, no puedo entender en qué tiempo estamos entonces.

Ahora estamos con bases militares y por eso hermanas y hermanos, de verdad yo no comparto estas políticas, pero también no sé si con mucho acierto o con mucha equivocación decían los opositores detenidos, “las ideas no se encarcelan”.

Mira, tantos terroristas, delincuentes, presidentes que violaron los derechos humanos después de matar 30, 40, 50, 70, corruptos, se vienen acá a Estados Unidos.

Si luchamos contra el terrorismo, contra la delincuencia, contra los narcotraficantes, por qué esos narcotraficantes, terroristas, corruptos, quienes violaron los derechos humanos, no son expulsados de Estados Unidos y sean juzgados en sus países.

No puedo entender que sea como un cementerio de corruptos y delincuentes el país de Estados Unidos, respetamos, pero eso es lo que pasa y se cuestionan algunas autoridades o algunos gobiernos que no compartimos con el imperialismo ni con el capitalismo.

Hermanas y hermanos, también quiero aprovechar esta oportunidad que hay un tema serio que no escuché de algunos presidentes, el tema migración. Se criminaliza a los migrantes, se expulsa a los migrantes; puedo hablar como habitante del continente Abya Yala, llamada América, hace 500 años los europeos nos invaden ¿acaso nosotros hemos criminalizado?, ¿mis abuelos han criminalizado a los que nos han invadido? Han llegado con políticas de exterminio a los pueblos indígenas, a saquear nuestros recursos naturales; nunca ha habido normas ni programas para expulsarlos.

Ahora que algunos hermanos se van de América Latina a Europa o a Estados Unidos, se vienen a trabajar, criminalizado, perseguido.

Saben, hermanas y hermanos, en el capitalismo, el dinero tiene sus paraísos fiscales y los seres humanos el infierno de la miseria, expulsión a los migrantes. Por eso quiero decirles, hermanas y hermanos, proponemos juntos trabajar para crear la ciudadanía universal, todos tenemos derecho a habitar en cualquier parte del mundo; no solamente la globalización puede ser para comercio, para dinero, sino también que la globalización sea para todos los seres humanos en todo el mundo y nuestros hermanos migrantes nunca ser expulsados. Por si acaso, de Bolivia nunca expulsamos, si las empresas que teníamos ahora no son socios, ni dueños, sino prestan servicio en Bolivia.

Hermanas y hermanos, un tema importante, el tema del narcotráfico, que también es herencia del capitalismo, nosotros hemos nacionalizado y con la cooperación de algunos países de Sudamérica hemos regionalizado la lucha contra el narcotráfico y los datos de las Naciones Unidas son tan importantes conocerlos.

El narcotráfico ha sido manejado con intereses netamente geopolíticos, revisen los datos de las Naciones Unidas, revisen algunos países de Sudamérica, como también algunos países de otros continentes, donde está militarizado, donde hay bases militares, donde se invierten muchos millones de dólares, ¿cuáles son los resultados?

Cero, más bien ha crecido el narcotráfico, y donde nacionalizamos, en verdad, la lucha contra el narcotráfico y en Bolivia estamos mejor que antes, sin la base militar, sin la DEA norteamericana, sin los recursos económicos que por responsabilidad compartida, debería aportar Estados Unidos.

No estoy reclamando, aunque saludo, Europa aporta en este tema incondicionalmente viendo los resultados en la lucha contra el narcotráfico. Otra vez quiero decirles, a los países con gobiernos antiimperialistas nos acusan que no estamos cumpliendo con las normas o somos narcotraficantes.

En los países que son gobiernos proimperialistas, procapitalistas, donde ha crecido el narcotráfico felicitan por su esfuerzo.

Que mentira. No me estoy quejando, pero quiero que sepan y sólo quiero pedirles que revisen los datos, los datos de las Naciones Unidas sobre la lucha contra el narcotráfico, felizmente otros países ya han entendido los resultados que tenemos en Bolivia y está en debate el modelo de lucha contra el narcotráfico en Bolivia. Dijimos nunca va a haber cero de coca, pero tampoco puede haber libre cultivo de coca.

Si tuviéramos más tecnología, como radares, estaríamos mucho mejor a lo que estamos ahora. Quiero que sepan, a mí los exgobiernos me dejaron con más de 30 mil hectáreas de plantaciones de hoja de coca, y este año, concertadamente, sin campesinos muertos, hemos llegado a las 20.400 hectáreas de coca, allá en el consumo tradicional de la hoja de coca. Y vamos a seguir aportando y sólo quiero que sepan, estos datos de las Naciones Unidas y datos, también, se ve en los distintos países del mundo.

Hermanas y hermanos, de verdad me sumo a las palabras de muchos presidentes, en este acuerdo entre Cuba y Estados Unidos para abrir las relaciones diplomáticas. Pero yo tengo un recuerdo y quiero comentarles, espero no cansarles; cuando yo llegué a la presidencia, visita del embajador de Estados Unidos, cuando había embajador; me da instrucciones, presidente Evo usted no puede tener relaciones diplomáticas ni con Cuba, ni con Venezuela, ni con Irán.

Bueno, llega un grupo de parlamentarios, congresistas de Estados Unidos, igualmente me instruyen, presidente Evo usted no puede tener relaciones con los tres países mencionados. Por supuesto rechacé, yo dije si tuviéramos recursos econó micos, tuviéramos embajada en todo el mundo, a mí nadie me va a prohibir que tenga con quien quiera relaciones diplomáticas o con quién no.

Pasó esa historia, yo nunca he dado instrucciones de Estados Unidos que tengan relaciones diplomáticas con Cuba, ni con Irán; siento que nos han seguido, felicito, ahora tienen relaciones diplomáticas con cuba y con Irán, falta con Venezuela, ojalá sea pronto con Venezuela.

Esa es nuestra experiencia, pero no solamente deben acabar estas relaciones diplomáticas con Cuba, intercambiando embajadores, nuestro gran deseo como pueblo boliviano es que Estados Unidos devuelva Guantánamo a Cuba.

Que se acabe de una vez el bloqueo económico. Esperamos, la palabra de esta mañana del presidente Obama se ha cumplido, con tema de levantar el bloqueo económico.

Segundo, muy bien decía el hermano presidente Castro, Celac hemos declarado una región La representación chilena de paz y tal vez tendríamos un pequeño problema en Colombia, FARC; felizmente, gracias al acompañamiento o finalmente la mediación de Cuba, hemos escuchado con mucha alegría este preacuerdo entre las FARC y el Gobierno de Colombia; felicitamos el esfuerzo, la paciencia del presidente Santos de llegar a un acuerdo.

Pero quiero decir a los compañeros de las FARC, ya no estamos de hace 50, 60, 70 años para hacer revoluciones con arma, ni con bala; ahora la revolución se hace con voto, con conciencia, con lucha democráticamente. Esa es nuestra experiencia.

Y se pueda cambiar, cambiar la situación social y económica y no solamente acá en el continente sino también en otros continentes. Cuando grupos o sectores sociales tienen razón y luchan por la dignidad y soberanía los pueblos acompañan esa lucha, esa propuesta para una liberación y saludamos, de verdad, ese acuerdo.

Pero también, en nuestro continente hay otro tema, el tema Malvinas. Yo quiero decirles, hermanas y hermanos, con las disculpas de Argentina, yo siento que Malvinas no solamente es de Argentina es de América Latina, Malvinas, cómo es posible que de tantos miles de kilómetros vengan a controlar una isla que está cerca de nuestro continente, eso tiene que terminar y esperamos la compresión para terminar esta clase de problemas que tenemos todavía.

Pero también tenemos un tema pendiente como dice La Haya, aprovechando la presencia de los hermanos chilenos que me están grabando y escuchando atentamente, bienvenidos compañeros hermanos de Chile, mira, hace 136 años no por culpa del pueblo chileno, un grupo de oligarquías apoyado con las transnacionales inglesas nos han invadido por razones económicas, sólo para refrescar la memoria, la invasión comenzó el 14 de febrero de 1879 y la primera resistencia ha sido el 23 de marzo del mismo año, más de un mes de invasión, quisiera detallar ese tema, pero después de tantos compromisos ofrecimientos de Chile, entiendo y saludo, que lamento mucho que nunca se ha cumplido y por eso acudimos a una institución que hace justicia como la Corte Internacional de justicia de La Haya, porque Bolivia es un país pacífico por Constitución, no tenemos una mentalidad expansionista ni mentalidad de invadir países vecinos.

Hemos definido, por eso acudimos allá y algunos, lamentablemente, algunas autoridades de Chile, no todos, decían que no hay nada pendiente con Bolivia, estos días La Haya dijo que hay un tema pendiente en nuestro continente y es competente para resolver este tema Chile y Bolivia y un tema pendiente que tenemos.

Y Bolivia recibe con mucha sencillez, como también humildad y dignidad, porque la máxima instancia para hacer justicia del mundo creada en las Naciones Unidas reconoce que hay un tema pendiente.

Y quiero decir a los hermanos chilenos y especialmente al pueblo chileno, no queremos aquí ni ganadores ni perdedores, aquí queremos mediante el diálogo resolver y juntos ganemos para el bien de nuestros pueblos, ese es el gran deseo que tenemos como Bolivia.

El papa Francisco apoya nuestro derecho de volver al Pacífico con soberanía.

No se trata aquí de enfrentar, ni hacer quedar mal a nadie, somos dos hermanos vecinos, como toda vida podemos estar enfrentados y nuestros deseos, que sólo se cumplan todos los ofrecimientos y saludo el apoyo de todo el mundo, entiendo perfectamente esa gran solidaridad, no solamente los expresidentes, gobiernos, movimientos sociales, instituciones.

Koffi Anann, exsecretario de las Naciones Unidas, oportunamente expresó su apoyo y dijo: “resuelvan el tema del mar”, no solamente es el Papa hermano Francisco, sino también Juan Pablo II oportunamente expresó su apoyo, ahí están los documentos. Cuatro expresidentes de Estados Unidos, tres premios Nobel de la Paz, que debe resolverse el tema de la salida al mar y por eso no es una reivindicación, sino es nuestro derecho y tarde o temprano por justicia y con el apoyo del mundo entero volveremos al Pacífico con soberanía, esperamos que sea mediante el diálogo concertado para el bien de nuestros pueblos.

Hermanas y hermanos, para terminar quiero saludar el trabajo de las Naciones Unidas, hace dos semanas atrás nos hemos informado por los medios de comunicación que aquí ustedes los embajadores, los delegados de gobiernos de todo el mundo aprobaron los principios y valores del movimiento indígena andino, que es ama suwa, ama llulla, ama qhilla, no robar, no mentir, ni ser flojo, para Brasil no ser perezoso para no tergiversar.

Yo quiero decirles hermanas y hermanos que estos valores vienen de familia, como vienen de familia, como Presidente, como Vicepresidente junto al gabinete aplicamos estos valores, por eso en poco tiempo nos hemos levantado, ustedes saben que Bolivia no está como antes, llegamos al Gobierno cuando Bolivia era el penúltimo país del continente, el último país es Sudamérica, gracias a la lucha del pueblo boliviano, nuestros movimientos sociales, gracias al programa ahora ya no es un pequeño país mal mirado como antes, por las políticas que comentaba hace rato rápidamente y por eso estos valores no robar, no mentir, ni ser flojo debe ser una norma, valores para una gestión transparente, puna gestión honesta y al servicio de nuestros pueblos del mundo.

Estamos muy contentos, agradezco a nombre del movimiento indígena de Bolivia y la región andina, muchas gracias por aprobar esta norma de los pueblos indígenas aprobado por las Naciones Unidas.

Igualmente quiero aprovechar esta oportunidad para saludar y valorar el trabajo conjunto realizado con Argentina y el G77 y la Asamblea General por la aprobación de los principios para los procesos de reestructuración de la deuda soberana y los límites que se deben colocar a la voracidad transnacional de los fondos buitres, una forma más de estrangular y someter las economías de los pueblos soberanos que hoy día rechazamos categóricamente, creo que es una forma como defender la soberanía económica de los distintos países.

Finalmente hermanas y hermanos, quiero agradecer todos los mensajes del hermano Papa Francisco, será mi mamá culpable, a mí me enseñaron a ser católico, lamentablemente por culpa de algunos jerarcas de la Iglesia Católica estaba decepcionado de la Iglesia Católica, con el hermano Papa, hermano que cuestiona el capitalismo, no someterse al Dios dinero me levantó la moral, soy más católico ahora.

De verdad quiero saludar ese mensaje de paz del hermano papa Francisco, ahora de verdad dije: “tengo Papa”

Pero también quiero decirles hermanas y hermanos, sé que el papa Francisco mediante las misas, ceremonias religiosas nos manda bendiciones, oraciones, pero cierto y les pido que cómo por la vida y por la paz está arriesgando su vida, tenemos la obligación de defender y ayudar al hermano papa Francisco, sólo mi pedido

Muchas gracias hermanas y hermanos

 

Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia