Lo más destacado de la participación de las y los presidentes de la región

Ver los discursos completos de todos los presidentes de la región 

Santos: “Espero presidir una Colombia en paz en 2016”

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, celebró ayer el camino hacia la paz de su país con las Farc y prometió que el próximo año regresará a la Asamblea General de la ONU “como presidente de una Colombia en paz, de una Colombia reconciliada”.

“Hoy vengo a ratificar ante el mundo que, entre los más de 20 conflictos armados que subsisten en el planeta y que generan tanto dolor, pobreza y sufrimiento, hay uno, el de mi país, el de Colombia, que está en el camino final de una solución real”, exclamó.

Santos mostró su optimismo ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, al considerar que logró con las Farc “un acuerdo sobre lo más difícil en cualquier proceso de paz: un sistema de justicia transicional que garantiza la no impunidad para los delitos más graves cometidos con ocasión del conflicto”.

Santos y el líder guerrillero Rodrigo Londoño, alias Timochenko, tuvieron un encuentro histórico en La Habana el 23 de septiembre en el que acordaron un plazo de seis meses como máximo para firmar la paz y anunciaron un sistema de justicia especial.

Según el acuerdo entre las partes, este sistema contará con salas de justicia y un tribunal especial para la paz, que deberán acabar con la impunidad, obtener la verdad, contribuir a la reparación de las víctimas y juzgar e imponer sanciones a los responsables de graves delitos.

“Se coloca por primera vez los derechos de las víctimas a la justicia -así como a la verdad, a la reparación y a la no repetición- en el centro de la solución de un conflicto armado”, añadió.

Santos dijo que espera estar “sentando un precedente que puede servir de modelo a otros conflictos armados”.

“Esta es también la primera vez, en la historia de los conflictos en el mundo, en que un gobierno y un grupo armado ilegal -en un acuerdo de paz y no como resultado de posteriores imposiciones- crean un sistema de rendición de cuentas ante un tribunal nacional por la comisión de crímenes internacionales y otros delitos graves”, prosiguió.

“Han sido más de 50 años de guerra interna, en un país destinado al progreso y la felicidad, y estamos decididos a terminarla. Porque la paz es una misión difícil, pero no imposible. La paz es algo más que el fruto de un proceso político, social o económico. La paz es -sobre todo- un gran proceso de transformación cultural colectiva que comienza con un cambio espiritual individual”, expresó.

Plazo corto
Frente a la fecha anunciada por Santos en la ONU, Timoleón Jiménez, alias Timochenko, líder de la guerrilla de las Farc, advirtió que el plazo pactado para la finalización del conflicto armado puede “quedarse corto” si hay trabas en la concreción del acuerdo sobre justicia anunciado la semana pasada en Cuba.

Sin embargo, aclaró que si el acuerdo fluye podría llegar a firmarse un acuerdo definitivo de paz “antes de diciembre de este año”.

El jefe rebelde formuló sus declaraciones en una entrevista a la cadena Telesur, que fue emitida anoche en la noche, y de la cual ha transmitido breves avances,

“Ya no le estoy dedicando tiempo a la guerra ni a planificar ni a orientar” lo que debería ser entendido “como una muestra de nuestra voluntad de paz” dijo Timochenko en la entrevista, que fue realizada por la ex senadora colombiana Piedad Córdoba y en la que se abordan distintos aspectos incluido el papel del presidente de Venezuela Nicolás Maduro, sucesor del fallecido mandatario Hugo Chávez.

Según Timochenko, la única manera para que se dé la paz en Colombia es “logrando el compromiso de la mayor parte de la sociedad” en el país para lograr ese objetivo.

El Heraldo

Tabaré Vázquez dijo ante la ONU que no es ético que Philip Morris priorice aspectos comerciales a la defensa de la salud y la vida

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, se refirió ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) a la demanda de la tabacalera Philip Morris contra Uruguay por la política antitabaco de su gobierno. “No es ético que en algunas circunstancias, tribunales de organismos multinacionales, puedan priorizar aspectos comerciales a la defensa de un derecho humano fundamental, como es la salud y la vida”

Vázquez hizo especial hincapié en su discurso ante la ONU a la política de su gobierno contra el tabaco y otras drogas y se refirió a la contienda internacional que entabló la multinacional Philip Morris contra Uruguay.

Dijo que más allá de su experiencia como médico, como gobernante tiene claro que la salud pública es un “componente esencial de la soberanía de las naciones, un derecho de las personas, un factor de desarrollo de las sociedades y una responsabilidad ineludible de los Estados”.

Vázquez aseguró que Uruguay considera indispensable integrar el abordaje del tabaco y el alcohol a las políticas anti drogas.

“No es sencillo, pero es posible regular estos mercados sin el dogmatismo prohibicionista, respetando los derechos de las personas y acorde a la salud pública como factor de soberanía de los Estados y progreso de la sociedad”, remarcó el máximo mandatario.

“Sobre todo la lucha contra el tabaquismo, y contra su vector que en este caso no son los mosquitos, o las aves, o las ratas, (como en el caso de muchas enfermedades) es la industria multinacional tabacalera. Es la única que mata a sus clientes”, remarcó.

En cuanto a la cooperación internacional, el mandatario uruguayo dijo que no se parte de cero. De todos modos, advirtió que “sin voluntad política no se puede avanzar por más abundantes que sean los recursos humanos, materiales y financieros”.

“La voluntad política, más que un dilema ideológico, es una cuestión ética”, remarcó.

“No es ético que en algunas circunstancias, tribunales de organismos multinacionales, puedan priorizar aspectos comerciales a la defensa de un derecho humano fundamental como es la salud y la vida”, cuestionó Vázquez en referencia al litigio con la multinacional.

En tal sentido, añadió que esa situación es la que “sufre Uruguay”. Denunció a una poderosa empresa tabacalera transnacional que presentó una demanda a Uruguay por aplicar el marco de control de tabaquismo de la Organización Mundial de la Salud. “Voy a decir solo las iniciales para no lesionar ninguna sensibilidad: Philip Morris”, ironizó.

Agregó que Uruguay sufre esta situación “no solamente por castigo”, sino porque esa empresa trata de que “otros países no sigan el camino que el nuestro ha tomado contra el tabaco y a favor de generar mayor calidad de vida a la población”.

Vázquez dijo que el cáncer “cuesta anualmente a América Latina unos 4.500 millones de dólares anuales. Puede resultar antipático mencionar este aspecto, pero es parte de una realidad que hay que transformar”.

Se calcula que para 2030, un millón de latinoamericanos morirán anualmente de cáncer y más de 7.000.000 a nivel mundial.

“Estamos ante una brutal pandemia, como nunca antes la humanidad conoció. La vida vale, no tiene precio”, sentenció.

La Red 21

Medina llama a países a trabajar juntos para no perpetuar pobreza

El presidente Danilo Medina llamó ayer a los países latinoamericanos y caribeños a trabajar juntos, a transformar las estructuras productivas y distributivas y a invertir en la educación de calidad para no perpetuar la pobreza y la exclusión.

“La República Dominicana está entregada a esa tarea de mejorar la calidad educativa, como también lo estamos en lograr las transformaciones necesarias para que nuestra economía crezca en equidad, con un Estado presente y activo para apoyar a nuestro pueblo”, recalcó.

“La agenda post 2015 es la ocasión para enfocar nuestros esfuerzos en la raíz de los problemas… Pongámonos, pues, a trabajar, desde hoy, en crear países con igualdad de oportunidades, de acceso y de desarrollo para todos nuestros ciudadanos. Trabajemos por la equidad, por la solidaridad y por el reparto justo de los recursos que nos ofrece este planeta que compartimos”, proclamó el presidente Medina.

El mandatario dominicano habló en esos términos al pronunciar su discurso ante la 70 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), donde aseguró que cuando hay voluntad política ningún reto es demasiado grande. “Si queremos que este escenario no siga perpetuando la exclusión, no hay otra opción que apostar decididamente por la calidad de la educación. Y apostar en serio”, enfatizó.

Desigualdad, el gran enemigo
Medina identificó la desigualdad como el gran enemigo del desarrollo sostenible y la principal tarea pendiente del mundo, especialmente de Latinoamérica.

El mandatario dominicano alzó la voz por la equidad, la solidaridad y la repartición justa.

Resaltó que nuestros países tienen muchos avances que celebrar, pero también tienen urgentes llamados a la acción en el combate a la pobreza y la desigualdad.

“Por un lado, América Latina es, a continuación de Asia, la región donde mayor población se incorporará a la clase media, con más de 130 millones personas alcanzándola antes de 2030, según la OCDE. Sin embargo, junto al África Subsahariana, es también al área más desigual del mundo”, explicó el gobernante dominicano.

Recordó que aún hoy, el 10% más rico de los latinoamericanos capta el 32% de los ingresos y el 40% más pobre solo alcanza 15%.

También que en la región, empresas globalizadas conectadas al comercio internacional aportan 67% del PIB, pero solo 20% de los empleos; las pymes aportan 22.5% del PIB y 30% del empleo, mientras las microempresas y economía informal que solo aportan 10.5% de la riqueza, generan 50% de los empleos. “Es decir, estamos avanzando decididamente en la lucha contra la pobreza, pero ésta sigue siendo demasiado grande, y se ve agravada por la desigualdad”.

Medina coincidió con la CEPAL en el estudio “Inestabilidad y desigualdad”, de que el crecimiento con igualdad requiere de la transformación profunda de las estructuras productivas y distributivas de los países.

Listin Diario

Juan Carlos Varela se reúne con Nicolás Maduro

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, se reunió ayer con su homólogo de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, en el marco de la 70ª Asamblea General de las Naciones Unidas.

Durante la reunión, Varela reconoció los avances logrados en Quito, Ecuador, para la normalización de las relaciones entre Venezuela y Colombia.

Varela, acompañado de la vicepresidenta y canciller Isabel de Saint Malo, destacó la importancia de mantener el clima de unidad entre los 35 países del continente construido durante la Cumbre de las Américas celebrada en Panamá y continuar enfocados en trabajar por el bienestar y la prosperidad de los ciudadanos de la región y el mundo.

Al concluir el encuentro, ambos mandatarios renovaron su deseo de continuar estrechando las relaciones en materia económica, comercial y de cooperación entre Panamá y Venezuela.

Varela también se reunión con una delegación de representantes del Congreso Judío Mundial en la Misión de Panamá ante Naciones Unidas.

Durante la reunión, Varela reconoció el arduo trabajo y las grandes contribuciones de la comunidad judía al desarrollo de Panamá.

Asimismo, reiteró el deseo del Gobierno de Panamá de seguir acercando las relaciones con el Estado de Israel y contribuir al diálogo por la coexistencia pacífica.

La Estrella de Panamá