Quedó constituido el Consejo de Negocios entre la isla y Estados Unidos

En la sede de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, en Washington D.C., quedó constituido el Consejo de Negocios EE.UU.-Cuba, con el propósito de construir una relación comercial estratégica entre nuestros dos países, crear vínculos en el sector empresarial y propiciar la identificación de oportunidades de negocios para ambas naciones.

Thomas Donohue, Presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, resaltó que este Consejo trabajará para garantizar que ambos países se beneficien del comercio, la inversión y la cooperación económica en las relaciones bilaterales.

Por su parte, Orlando Hernández Guillén, Presidente de la Cámara de Comercio de la República de Cuba y quien presidiera la delegación cubana a la constitución de este Consejo de Negocios, remarcó las oportunidades de comercio e inversión que se abrirían a las empresas de Estados Unidos una vez se elimine el bloqueo, política que constituye el principal obstáculo para el desarrollo de las relaciones económico-comerciales entre nuestros dos países.

«Cualquiera que sea el escenario futuro, este Consejo de negocios Cuba-Estados Unidos tiene por delante una gran tarea: trabajar para normalizar las relaciones comerciales bilaterales. Nosotros lo concebimos no como un mecanismo que se limite a facilitar las exportaciones o negocios de compañías norteamericanas en Cuba; lo acogemos con el principal objetivo de trabajar por el levantamiento total, rápido e incondicional del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba. Ese sería el único contexto en que nuestras empresas podrán desarrollar todas sus potencialidades», agregó el directivo cubano.

El presidente de la Cámara de Comercio de la República de Cuba reconoció, además, el activo papel desplegado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos, y especialmente por su presidente Thomas Donohue, en el nuevo momento que viven las relaciones entre nuestros dos países.

Juventud Rebelde