Algunas conclusiones y la posible violencia después del 6-D (Venezuela) – Por Eleazar Díaz Rangel

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

¿Se cumplirán las promesas? ¿Alguno de ustedes ha leído la noticia de desplazamiento de un pelotón de soldados colombianos hacia su frontera, tan desguarnecida cómo está? Mientras el Gobierno venezolano hace erogaciones para garantizar ¡hasta 30.000!

En la reunión de los ministros Padrino López y Luis Villegas acordaron que “…lo más importante de todo, existen los entendimientos y la voluntad entre las partes para aumentar el rendimiento en la lucha contra el contrabando de extracción, la delincuencia organizada y sus focos y distintas expresiones del narcotráfico y el paramilitarismo”. Coincidirán conmigo en la importancia de ese acuerdo, pero, ¿el mando militar estará de acuerdo?

Hace más de un mes se celebró esa reunión, y no se conocen sus resultados ni que las medidas correspondientes, como el desplazamiento de tropas, parece haber ocurrido. En el caso colombiano es más criticable porque tiene su frontera abandonada y desde los acuerdos de paz con las Farc ya no tiene el pretexto de mantenerlas para el cuido de autopistas, refinerías, puentes, etc., y puede movilizarlos parcialmente hacia Oriente. Y habría que preguntarse si los compromisos contraídos por el ministro Villegas fueron admitidos por el presidente Santos y están ejecutándose.

De todas maneras, si no ha sido suspendido, mañana se reunirán nuevamente para revisar los procedimientos operacionales acordados. Confiamos en que haya habido avances que desconocemos. Existe un personaje, el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño, que debió estar más cerca de esas negociaciones que nadie. Hace poco dijo que el proceso de diálogo está avanzando, y que “…esto nos satisface a todos”, pero evitó, no obstante, aventurarse sobre las conclusiones de los encuentros. Cerró con la cautela del diplomático, nada parecida a una reciente opinión de J.V. Rangel: “No se puede confiar en Santos”.

Por supuesto que los problemas de fronteras siempre son de largo alcance en su solución, pero en este caso pudieron darse pasos concretos que, al menos, nos hagan visible la salida del túnel.

¿Habrá violencia el 6D?

Supongo que han observado que José Vicente Rangel les pregunta a todos sus invitados qué creen que puede ocurrir el domingo 6D. Las respuestas son variadas.

El lunes pasado trató el tema en su columna El Espejo en estas páginas, y cree que el radicalismo de la oposición dominará a los moderados y ejercerá la violencia. Después de los cuatro ataques violentos contra instituciones públicas, y de las frecuentes declaraciones de jefes de los grupos más radicales de la oposición, se nos obliga a pensar que muchos de ellos están pensando, y seguramente planificando, acciones violentas en algunos circuitos que hayan perdido. No reconocerán una derrota.

Vale la pena preguntar si en circunstancias parecidas han admitido haber perdido; siempre hablan de fraude y nunca han podido presentar las pruebas o evidencias de alguno. Insisto, el Gobierno y la dirección del Gran Polo Patriótico deben estar preparados.

Creo que es oportuno el momento de esta recta final para que Hugo Chávez aparezca más en la campaña. Nada pierden y ganarán mucho.

¿Y será cierto que en el Alto Gobierno, incluidas las esposas de esos dignatarios, no se han dado cuenta del escandaloso aumento y de la campaña incesante de alza de los precios de todo, o de casi todo? La Superintendencia de Precios Justos como si no existiera.

Eleazar Díaz Rangel. Periodista venezolano. Director del diario Últimas Noticias

Question