Doce países del Pacífico cierran el mayor acuerdo de libre comercio, entre ellos Chile, México y Perú

Las negociaciones entre Estados Unidos y varios países asiáticos para un Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés) concluyeron hoy para su posterior aprobación por el Congreso.

Tras casi siete años de conversaciones, el TPP concentraría a 12 economías con salida al océano Pacífico y es considerado una señal de la importancia de la región Asia-Pacífico, que cubre el 40 por ciento de la economía mundial.

Esta nueva alianza establece un área de comercio que reducirá las trabas en los flujos económicos al liberar más de 18 mil impuestos con los que diversos países gravan los productos estadounidenses y representa el mayor acuerdo comercial de la historia, cuya materialización podría remodelar las industrias e influir en el precio de los alimentos, según los especialsitas.

Tras la conclusión de las negociaciones el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, subrayó que el pacto fortalece la relación estratégica de su país con los socios en la región, ya que cuanto más vendan al exterior, más trabajos altamente remunerados podrán sostener, puesto que las empresas exportadores pagan 18 por ciento más que las que no lo hacen.

Por su parte, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, declaró que el acuerdo representa un gran resultado, no sólo para Japón, sino para el futuro de Asia Pacífico.

Junto con Estados Unidos y Japón, integran el TPP por el continente americano Canadá, Chile, México y Perú, mientras que por Asia están Brunei, Malasia, Singapur y Vietnam y por Oceanía Australia y Nueva Zelanda.

Varios grupos se oponen al acuerdo, entre ellos los sindicatos estadounidenses, grupos medioambientales y demócratas liberales por el secretismo en que se concretaron algunas conversaciones y la fragmentación de aspectos y beneficios como los referentes los monopolios en la industria farmacéutica y la automotriz.

Prensa Latina

México alcanza acuerdo con 11 países más sobre el TPP

México alcanzó hoy un acuerdo con 11 naciones del Pacífico para el más ambicioso acuerdo comercial jamás alcanzado, que representa el 40 por ciento de la economía mundial.

El acuerdo final, alcanzado tras limar las diferencias entre Estados Unidos y Japón, las dos mayores economías de este grupo, pone en vía de aprobación al importante Tratado de Asociación Transpacífico (TTP, por su sigla en inglés).

El acuerdo es resultado de arduas negociaciones desde el miércoles en Atlanta (Georgia, Estados Unidos), donde se esperaban solucionar las últimas diferencias técnicas.

Los negociadores habían retrasado el anuncio conocido hoy por diferencias sobre acceso a mercado de productos lácteos y sobre nueva generación de biomedicina.

El ministro japonés de Política Económica y Fiscal, Akira Amari, y el representante de Comercio de Estados Unidos, Michael Froman, participaron en las conversaciones, que levantarán las barreras al comercio entre las principales economías ribereñas del Pacífico.

El acuerdo del TPP, cuyas negociaciones comenzaron en 2008, concentraría a doce economías con salida al océano Pacífico y ha sido remarcado como una señal de la importancia de la región Asia-Pacífico, que cubre el 40 por ciento de la economía mundial.

Los países integrantes del TPP son, además de EE.UU. y Japón, Australia, Brunei, Canadá, Chile, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

Las diferencias habían sido más fuertes en los sectores agrícolas, de automoción, propiedad intelectual y productos farmacéuticos, entre otros.

El presidente estadounidense, Barack Obama, que ha presionado para que avance este acuerdo y otro con la Unión Europea, alcanzó una importante victoria al conseguir que el Congreso acepte el trámite de pactos comerciales por la vía rápida, con lo que sólo podrán aprobarlos o rechazarlos, pero no enmendarlos.

No obstante, no se espera que el pacto pueda someterse a voto en el Congreso hasta el próximo año.

Acuerdo, oportunidad para México

El titular de la Secretaría de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, dijo que este acuerdo es de suma relevancia dado que abre nuevas oportunidades de negocio para el sector productivo mexicano en seis mercados de Asia-Pacífico (Australia, Brunei, Malasia, Nueva Zelandia, Singapur y Vietnam), la región que registrará el mayor crecimiento económico en los próximos veinticinco años.

En un comunicado, el secretario de Economía refirió que “como resultado de arduas negociaciones, México logró los balances adecuados entre los intereses ofensivos y las sensibilidades en áreas como la cadena autopartes-automotriz, textil-vestido y productos agropecuarios como, arroz, productos cárnicos, y el sector lácteo”.

Los 11 países que también forman parte del TPP representan casi tres cuartas partes (72 por ciento) del comercio exterior de México, y son el origen de más de la mitad (55 por ciento) de la inversión recibida por el país desde 1999.

Milenio