El Gobierno colombiano y las Farc inician en La Habana un nuevo ciclo de diálogos

Con el antecedente del reciente acuerdo adoptado sobre desaparecidos, las delegaciones de las FARC-EP y el gobierno de Colombia reanudan las labores de la mesa de diálogo por la paz en esa nación.

El acuerdo aborda la aplicación inmediata de medidas que contribuyan a la búsqueda, ubicación, identificación y entrega digna de las personas dadas por desaparecidas durante el conflicto armado en Colombia.

Un comunicado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) precisó que “como primer desarrollo de dichas medidas, el gobierno acelerará la identificación y entrega digna de restos de víctimas y de quienes hayan muerto en desarrollo de operaciones de la Fuerza Pública inhumados como N.N., así como la entrega digna de quienes hayan muerto en desarrollo de operaciones de la Fuerza Pública y hayan sido identificados pero no reclamados por sus familiares”.

Por su parte, la guerrilla entregará información para la ubicación e identificación de los restos de víctimas de los cuales tengan conocimiento, y contribuirán a la entrega digna de los mismos y añadió que en todos los casos se hará atendiendo a la voluntad de los familiares.

Ambas partes acordaron, además, solicitar a la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas que construya en cuatro meses un plan con recomendaciones que permitan el logro del mencionado propósito, para lo cual convocará la participación de organizaciones de víctimas, especializadas y de derechos humanos.

Decidieron también que tras la firma del Acuerdo Final, activarán una Unidad Especial de alto nivel con carácter excepcional y transitorio, con fuerte participación de las víctimas, para la búsqueda de todas las personas desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado.

El objetivo de esta medida, explicó el comunicado, será establecer lo acaecido a las personas dadas por desaparecidas como consecuencia de acciones de Agentes del Estado, de integrantes de las FARC-EP o de cualquier organización que haya participado en el conflicto.

Destacó que la Unidad deberá atender los requerimientos y lineamientos de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, con la cual establecerá un protocolo de cooperación e intercambio de información que contribuya a cumplir los objetivos de ambas estructuras, y que una vez tenga sus reportes, deberá informar a la Comisión.

La Unidad deberá entregar también a los familiares un reporte oficial de la información que haya logrado obtener sobre lo acaecido a la persona o las personas dadas por desaparecidas, refiere el comunicado.

Prensa Latina