Guatemala: la Justicia condena a expresidente del Congreso por corrupción

Pedro Muadi, exdiputado y expresidente del Congreso, decidió ayer entregarse a la justicia unas horas después de que el juez undécimo de Primera Instancia, José Eduardo Cojulún, autorizara la orden de captura en su contra.

El titular de esa judicatura decidió enviarlo a prisión preventiva a la cárcel de la Brigada Militar Mariscal Zavala, mientras se celebra la audiencia de su primera declaración programada para el próximo 4 de noviembre.

La orden de captura en contra de Muadi fue firmada por Cojulún el 28 de octubre al final de la tarde; sorpresivamente, y ante los protocolos que el Ministerio Público mantiene para evitar la fuga de información, el exdiputado se presentó ante el juez unas horas después.

Por esa razón, luego de que Cojulún le hizo ver el motivo de su detención los agentes de la Policía Nacional Civil hicieron efectiva dicha orden, le pusieron los grilletes y lo trasladaron a la cárcel ubicada en la zona 16.

Muadi es sindicado por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) de una supuesta participación en un caso de venta o creación de plazas fantasma en el Congreso, en el que el ahora exdiputado se pudo haber beneficiado hasta por Q630 mil.

Por ese expediente han sido detenidas 32 personas, entre trabajadores del Organismo Legislativo, particulares y agentes de seguridad privada. “Con la conciencia tranquila” Al preguntarle sobre los señalamientos, el exdiputado indicó que no litigará en los medios.

“Las consecuencias dependerán del sistema de justicia, que yo quisiera que fueran decisiones justas y correctas, es lo único que pido y por eso estoy aquí, con la conciencia tranquila y con la frente en alto”.

Además, explicó que ve el caso como una persecución política. “Yo mismo me metí en política para intentar hacer algo por mi país, porque veíamos en el sector al que pertenezco un país a la deriva.

Esto es la consecuencia de haberme involucrado, nadie me obligó, fue una decisión mía y ahora tengo que enfrentar las consecuencias”, dijo.

El negocio

Las pesquisas preliminares revelaron que Muadi, mientras ocupó el cargo de presidente del Congreso, tuvo a su cargo 15 guardias de seguridad de la empresa Grupo SIS; los agentes recibían un salario de Q5 mil. Sin embargo, Muadi les prometió un bono de Q2 mil más si firmaban documentos en los que se les acreditaba un sueldo de Q8 mil, dinero proveniente del Congreso.

El resto, unos Q6 mil, se depositaban a cuenta del exdiputado.

El proceso

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público solicitaron el retiro de la inmunidad del expresidente del Congreso, Pedro Muadi, por los delitos de asociación ilícita y peculado por sustracción. El 21 de octubre, los magistrados de la Corte Suprema de Justicia decidieron retirarle el derecho de antejuicio al legislador. Muadi en tanto, presentó su carta de renuncia como diputado al Congreso esta semana.

El Periódico