Maduro propone una cumbre de presidentes de países productores de petróleo

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro envió una carta a mandatarios de los países Opep y algunos no Opep con el fin de proponer una Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno para abordar el tema de los precios del petróleo y los mecanismos para equilibrar la economía mundial mediante precios justos para productores y consumidores.

En la misiva, Venezuela plantea la creación de un Comité Técnico Opep y no Opep para la producción, precios y equilibrio en la economía mundial.

A continuación, presentamos la carta escrita por el presidente Nicolás Maduro:

Miraflores, 19 de octubre de 2015

Reciba en nombre de la República Bolivariana de Venezuela, de nuestro Gobierno y de nuestro Pueblo, el más sincero saludo de estima y hermandad en la ocasión de reconocer el aporte promovido por su honorable Gobierno al enviar a la ciudad de Viena, Austria, una representación de alto nivel a los fines de participar los días 21 y 22 de octubre en la Segunda Reunión Técnica entre países miembros de la Opep así como con la presencia de algunos productores de crudo no miembros de la Organización.

El objetivo de este encuentro es contrastar ideas e información técnica sobre el comportamiento del mercado petrolero internacional, con especial atención a los volátiles escenarios de precios evidenciados durante los últimos meses y las sucesivas consecuencias que estas preocupantes perturbaciones tendrán para el sostenimiento energético de la Humanidad.

Es un reto para todos los productores procurar el mantenimiento de los niveles de inversión necesarios para el eficaz sostenimiento de volúmenes de producción que requiere la demanda mundial de petróleo, compensar la natural declinación de la producción de los yacimientos.

Estas discusiones son esenciales para contribuir directamente con el cumplimiento de uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible aprobados en la 70º Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como es asegurar el acceso a energías confiables, sostenibles para todos.

Nuestro país ve con preocupación que con los actuales precios del crudo, las inversiones necesarias para poder compensar la caída natural de producción de los yacimientos no serán suficientes, con lo cual estaríamos en puertas de un nuevo ciclo de precios por encima de los 100 dólares por barril en el corto plazo, facilitando el manejo especulativo en los mercados, hecho que no conviene a nuestras naciones tanto OPEP como No OPEP, ni a los consumidores, y que a su vez podría generar un nuevo ciclo de desestabilización en la economía mundial.

Reunión de la Una propuesta destinada a enfrentar este pernicioso ciclo, que hemos visto repetirse en las últimas décadas, debe superar un simple recorte de producción.

La propuesta central va dirigida a calcular periódicamente un precio de equilibrio que permita las inversiones necesarias para reemplazar los barriles producidos y a la vez sostener el crecimiento de la demanda interanual, estimada actualmente en 1%, tal como se puede apreciar en el gráfico anexo a la presente carta.

Ante el escenario descrito, considero que sean nuestras delegaciones, reunidas en Viena el 21 y 22 de octubre, quienes acuerden una próxima cita en el mes de noviembre, así como el lugar, para realizar una Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de países OPEP y No OPEP.

De los retos más importantes que debemos abordar en esta Cumbre esta la creación de un Comité Técnico OPEP y No OPEP para la Producción, Precios y Equilibrio en la Economía Mundial, que permita estudiar y anticipar los perniciosos ciclos de desestabilización.

De igual forma se hace imperativo acordar la definición de un marco regulatorio para los contratos a largo plazo, que impida el impacto especulativo que estos contratos tienen en el mercado.

Reiterándole mi más alta estima y consideración, espero que nos mantengamos en comunicación permanente sobre este tema.

Hago extensivo a su Gobierno el más respetuoso y solidario saludo del Pueblo venezolano, sumando votos por la unidad de nuestros esfuerzos en defensa de nuestros recursos, la estabilidad del mercado petrolero y de la economía mundial.

Noticias 24

Venezuela presentó a países Opep y No Opep propuesta para defender precio justo del petróleo

Durante el encuentro que sostuvieron este miércoles en Viena, Austria, los representantes de los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y otras naciones no pertenecientes a este organismo, Venezuela presentó una propuesta para garantizar la estabilidad del mercado petrolero internacional y promover un precio justo del barril.

El ministro para Petróleo y Minería, Eulogio Del Pino, informó que el planteamiento venezolano se basó en el concepto de promover “un precio de equilibrio que garantice la sostenibilidad de la producción y del mercado”, y “va más allá de un simple recorte de producción”.

Al respecto, indicó que uno de los objetivos de este encuentro fue establecer un Comité de Control, capaz de trabajar en estrategias para lograr un precio de equilibrio del petróleo que garantice la sostenibilidad de la producción.

De acuerdo con los estudios realizados por el Gobierno Nacional, la cotización justa del barril debería estar sobre los 88 dólares para poder cubrir los costos de producción, procesamiento y comercialización del crudo.

“Hemos presentado aquí un modelo que asume un decline de la producción mundial de crudo en un orden del 10 % causado por el nivel actual del valor del oro negro, y que propone un precio en torno a los 88 dólares para garantizar el reemplazo de la producción perdida”, explicó el titular de la cartera petrolera, al concluir la reunión técnica de este miércoles.

“Siempre se ha hablado de las variaciones de la demanda y las estimaciones de la demanda de los principales países consumidores, pero algo muy importante que confrontamos los países productores es la declinación de los reservorios”, expresó, al ser citado en una nota de prensa de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Asimismo, expresó: “Los países Opep y no Opep podemos alcanzar el objetivo común de eliminar potenciales factores de perturbación y estabilizar el mercado”.

Del Pino, quien represenó a Venezuela en esta reunión técnica, destacó que en esta cita la Opep presentó una serie de estadísticas sobre la evolución que ha experimentado el mercado petrolero en los últimos meses, desde la última reunión ministerial que sostuvo el grupo en junio pasado, y en la que se decidió mantener el techo de produción conjunta de petróleo en 30 millones de barriles diarios.

Recordó también que el presidente de la República, Nicolás Maduro, envío una carta a los presidentes de las naciones presentes en la reunión técnica para invitarlos a realizar una Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno para discutir la actual situación del mercado y, en especial, de los precios del crudo.

Este martes, el jefe de Estado exhortó a los países productores que integran la Opep y a las naciones productoras que no forman parte de este grupo a sumar esfuerzos en la defensa del precio justo del crudo.

“Nosotros producimos el petróleo con un gran esfuerzo de inversión y trabajo, y vienen unos especuladores de papeles y le ponen precio al petróleo. Eso debe acabarse”, sostuvo el Mandatario venezolano y en ese sentido llamó a sus pares de los países productores tomar la batuta, con soberanía, “y que nosotros regulemos, gobernemos y controlemos el mercado y el proceso de fijación de precios del petróleo a partir de ahora, en la nueva coyuntura que se ha presentado”.

Venezuela integra la Opep, creada en 1960, junto a otros 11 países: Angola, Arabia Saudita, Argelia, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, Iraq, Kuwait, Nigeria, Qatar, Irán y Libia, los cuales, incluyendo a Venezuela, exportan entre 30 % y 40 % del petróleo que se consume en el mundo, y poseen 80 % de las reservas globales de crudo, localizadas y exploradas.

A partir de la segunda mitad de 2014, los precios del petróleo han experimentado una baja superior a 50 %, lo que ha afectado el equilibrio del mercado y las relaciones entre los países productores y consumidores de energía. Una de las principales razones ha sido el incremento desmesurado de la producción de petróleo de esquisto o shale oil por parte de Estados Unidos.

AVN