Secretario de Defensa, por Ayotzinapa: “No permitiré que interroguen a mis soldados”

Hemos ido a declarar casi 50 soldados a la PGR, algunos hasta 4 veces, sin tener “un solo señalamiento” en el caso Ayotzinapa. Por ello, “no puedo permitir que interroguen a mis soldados que no cometieron hasta ahorita ningún delito”, sostuvo el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos.

En entrevista para Noticieros Televisa, se preguntó “¿qué quieren saber?”. “¿Que qué sabían los soldados? está todo declarado, yo no puedo permitir que a los soldados los traten como criminales o los quieran interrogar para posteriormente hacer sentir que tienen algo qué ver y no apoyarlos, esa es mi posición y de ahí creo que no puedo ni debo salirme, porque perdería mucho de lo que soy”, agregó.

El titular de la Sedena dijo que el caso de los estudiantes desaparecidos en Iguala “lo lamentamos mucho, y lo sentimos como todos”, “pero querer involucrar al Ejército en esto, porque a alguien se le ocurrió, creo que es algo muy grave”.

Cienfuegos aseguró que tiene “totalmente claro qué es lo que sucedió con nuestra gente”, en referencia a lo que hizo el 27 batallón de Iguala, el día en que policías municipales y criminales atacaron, desaparecieron a los normalistas, y asesinaron a 6 personas.

El funcionario sostuvo que los militares estuvieron atendiendo, el 26 de septiembre 2014, un accidente de una pipa que se volteó, y “regresaron (al cuartel) alrededor de las 10:30 de la noche”.

Expuso que en lo que va de su administración ha documentado 100 eventos en los que normalistas tomaron autobuses o camiones con mercancía. Ante ello, mencionó: “supimos que salieron y qué estaban haciendo y en ninguna intervenimos, ¿por qué aquí deberíamos haber intervenido? que es parte de lo que se señala, primero no teníamos gente, segundo no teníamos por qué haber intervenido, ¿dónde estaba la policía estatal?, la municipal estaba atendiendo el problema”.

Cienfuegos indicó que el comandante del batallón se comunicó con el entonces director de Seguridad Pública municipal de Iguala, Felipe Flores: “Le preguntó que qué había, y él dijo no hay nada, no hay ningún enfrentamiento con los estudiantes, no tenemos ningún detenido, no ha habido disparos, tenemos controlados los accesos, eso le dijo el director de la policía que anda huyendo, al comandante del batallón”.

Además, “se le habló al de la policía estatal y él dice que no van a participar si no le giran instrucción de participar”.

Y agregó que por parte del Ejército “no hay ninguna omisión ni tampoco acción en contra de nadie”.

Respecto a ingresar a las instalaciones militares, comentó que ni la PGR ni la CNDH ni la CIDH encontraron algún “indicio mínimo de nuestra participación en algo ilegal”.

“¿Cuál es la razón o el pretexto de querer ingresar a los cuarteles?”, preguntó.

Por último, sentenció que los militares no podrán ser interrogados por los expertos de la CIDH.

“No tienen por qué declarar los soldados, primero porque no hay señalamiento claro de un involucramiento, nosotros solamente respondemos a las autoridades ministeriales mexicanas, el convenio que hace el gobierno con la CIDH, en particular con el grupo de expertos en ningún momento dice que pueden interrogar, no es posible, las leyes no lo permiten. No me queda claro ni puedo permitir que interroguen a mis soldados que no cometieron hasta ahorita ningún delito.

“No tengo nada qué esconder, no he cometido nada, así que va por delante mi prestigio también”, finalizó.

Aristegui Noticias

Diputados de comisión Ayotzinapa se reunirán con Batallón de Iguala

Por primera ocasión militares del 27 Batallón de Infantería destacados en Iguala, Guerrero, se reunirán con legisladores de la comisión especial de Ayotzinapa para detallarles su participación en los hechos del 26 de septiembre de 2014.

Por lo pronto, los diputados federales se reunieron este lunes en privado con el general secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, quien como en noviembre pasado, durante el encuentro con los legisladores de la anterior comisión especial, justificó su falta de protección a los estudiantes debido a que el secretario de Seguridad Pública local les dijo que no pasaba nada y no requerían su participación.

María Guadalupe Murguía Gutiérrez, diputada del PAN y presidenta de la nueva comisión, dijo en entrevista que el general Cienfuegos les relató que había poco personal esa noche, debido a que estaban auxiliando en la limpieza de un derrame de sustancias tóxicas sucedido poco antes del ataque contra los normalistas.

Además, cuando elementos del C4 les informaron sobre los acontecimientos, la base del batallón se comunicó con el titular de la SSP de Iguala, quien les respondió “que no se requería su intervención”.

En cuanto a la próxima entrevista con los elementos del batallón de Iguala, el titular de Sedena aceptó el encuentro solicitado por la diputada de Morena, Aracely Damián, pidiéndoles a los legisladores que se coordinaran con el general José Luis Chiñas, quien es el enlace del Poder Legislativo, para acordar la fecha de la reunión.

Los miembros de la comisión manifestaron su interés por entrevistarse también con el matrimonio Abarca (José Luis Abarca y María de los Ángeles Pineda Villa), así como con los sobrevivientes del quinto camión (de la línea Estrella Roja), pues presuntamente iba cargado de droga y fue el motivo por el cual se atacó con inusual violencia a los estudiantes.

La presidenta de la comisión informó también que el miércoles 14 se reunirán con el exgobernador Ángel Aguirre y su exfiscal Iñaki Blanco.

No obstante, la presidenta de la comisión coincidió con el titular de Sedena en que las autoridades mexicanas no deben someterse a cuestionamientos de expertos de organismos internacionales.

A la panista le convenció el argumento ofrecido por el general Cienfuegos, quien dijo que ellos se someten a los tribunales mexicanos y están a disposición de cualquier llamado, “pero que en ninguna nación las fuerzas armadas de un país atienden cuestionamientos de grupos de expertos vinculados con instituciones que no son de su país”.

El pasado viernes, los integrantes de la comisión se reunieron también con la procuradora general de la República, Aracely Gómez. En ambos encuentros (PGR y Sedena) no se permitió a los legisladores entrar con aparatos electrónicos.

Este hecho contrasta con la apertura que se tuvo con la pasada comisión, a quienes se les dejó hacer anotaciones en sus aparatos; incluso Proceso detalló la cronología que durante el encuentro de noviembre pasado ofreció el titular de Sedena.

La prohibición en esta ocasión ha generado malestar entre los diputados, quienes incluso han solicitado que los encuentros con autoridades se hagan públicos.

Proceso