Cuba y México firman cinco acuerdos de colaboración y fortalecen relaciones diplomáticas

En su primera visita como Presidente, Raúl Castro destacó que México fue el único país latinoamericano que no rompió relaciones con Cuba.

Cuba y México firmaron este viernes una serie de acuerdos bilaterales en diversas áreas, en el marco de la primera visita de Estado que realiza el presidente del país caribeño, Raúl Castro, a esa nación.

Tras sostener un encuentro bilateral en el Palacio de Gobierno de Mérida, estado de Yucatán, el mandatario mexicano señaló que en total se firmaron cinco acuerdos para fortalecer las relaciones y, adicionalmente, se firmaron diversos instrumentos jurídicos.

El presidente de Cuba llegó este viernes al Palacio de Gobierno de Mérida, Yucatán, donde fue recibido por su par mexicano. Esta visita representa una nueva página en las históricas relaciones de dos países que han estado marcados por la solidaridad y la amistad mutuas.

La Cancillería mexicana informó que la estancia del dignatario cubano tiene un significado especial, pues tendrá lugar “en el marco de una relación que es entrañable para ambos países y que atraviesa por una excelente etapa tras el relanzamiento que iniciaron los dos gobiernos en noviembre de 2013″.

Acuerdos alcanzados entre Cuba y México      

1. El restablecimiento de un diálogo político al más alto nivel

2. Modernización y ampliación del marco jurídico bilateral para garantizar un flujo migratorio legal, seguro y ordenado entre ambos países para prevenir y combatir la trata y el tráfico de personas

3. Fortalecer la preparación de nuestros diplomáticos a través de intercambios académicos. Ampliar la cooperación en la educación básica, particularmente en alfabetización, promoción de la lectura y deportes, áreas en las que Cuba es un ejemplo a seguir en toda la región latinoamericana.

4. Intercambiar experiencias exitosas en materia turística para que los visitantes que lleguen a México también viajen a Cuba y viceversa.

5. Fortalecer mejores prácticas en los rubros de pesca y acuacultura. Peña Nieto asumió el compromiso de seguir generando condiciones para que empresarios mexicanos inviertan en Cuba, “hemos refrendado el cariño, el respeto y la admiración que ambos pueblos se han brindado históricamente”.

 

teleSur

Discurso íntegro del General de Ejército Raúl Castro Ruz al concluir la firma de acuerdos entre Cuba y México

Discurso del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al concluir la firma de acuerdos entre Cuba y México, en Mérida, Yucatán, el 6 de noviembre de 2015.

Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado

Estimado presidente Enrique Peña Nieto;

Distinguidos Secretario de Estado y autoridades del municipio de Mérida y del estado de Yucatán;

Representantesdelosmediosdecomunicación;

Hermanas y hermanos mexicanos:

Me siento muy honrado con esta visita, que con tanta dedicación han preparado las autoridades de este hermano país.

Como todos sabemos, entre México y Cuba existe una relación especial, basada no solo en la vecindad geográfica, sino también en las tradiciones comunes de lucha, en los estrechos vínculos culturales y familiares, así como en sentimientos mutuos de amistad y solidaridad a toda prueba. Esos lazos son particularmente fuertes con esta hermosa península de Yucatán, donde resulta difícil distinguir si estamos en México o en Cuba.

Nuestro Héroe Nacional, José Martí, quien vivió y trabajó en México durante la preparación de la que llamó “la guerra necesaria”contraelcolonialismoespañol,escribióen 1892: “México es tierra que todos los cubanos debemos amar como la nuestra”.

Como Martí, numerosos patriotas cubanos encontraron refugio y apoyo en México desde los albores de la lucha por nuestra independencia. El poeta José María Heredia en la primera mitad del siglo XIX vivió en Toluca y murió en la Ciudad de México. El líder estudiantil y dirigente comunista Julio Antonio Mella vivió asilado aquí, donde fue asesinado por sicarios enviados por la tiranía de turno en Cuba.

En 1955, Fidel Castro y otros jóvenes recibimos asilo y abrigo por parte de muchos mexicanos, y a bordo del yate Granma zarpamos de Tuxpan, Veracruz, el 25 de noviembre de 1956, para continuar la lucha por la independencia y libertad definitivas de nuestra patria.

A los pocos meses después del triunfo de la Revolución, uno de los primeros y más distinguidos visitantes a suelo cubano fue el general Lázaro Cárdenas, quien como se conoce manifestó su deseo de estar junto a nuestro pueblo, a raíz de la invasión mercenaria por Playa Girón en 1961.

Tampoco olvidaremos nunca que México fue el único país latinoamericano que no rompió relaciones con Cuba cuando todos los demás gobiernos lo hicieron, presionados por los Estados Unidos, en un momento especialmente crítico para nuestra Revolución y nuestro país.

La incorporación de Cuba a la Cumbre de las Américas de Panamá, el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos y el reciente reclamo prácticamente unánime en la Asamblea General de las Naciones Unidas del cese del injusto, ilegal e inmoral bloqueo impuesto a nuestro país, son también victorias de la solidaridad mundial y especialmente latinoamericana y caribeña, en la que México ha desempeñado un papel destacado.

Con el relanzamiento emprendido por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, los vínculos entre ambos países se renuevan y fortalecen, no solo en el ámbito político-diplomático, sino también en el cultural, económico-comercial y de cooperación científico-técnica.

Ejemplo de ello fue la visita de estado del presidente Peña Nieto a Cuba en enero de 2014, que hoy tengo el honor de reciprocar, así como los intercambios de visitas entre nuestros cancilleres y otros ministros cubanos y secretarios de Estado mexicanos, y la firma de ocho importantes acuerdos el 1º de noviembre de 2013 y de cinco más en el día de hoy, explicado por el presidente Peña Nieto,que refuerzan el marco jurídico de la relación bilateral y reflejan la firme voluntad política de ambas partes de continuar avanzando y profundizar la cooperación en diversas esferas de mutuo interés, en beneficio de nuestros pueblos.

Nos complace, además, el interés de las empresas mexicanas en hacer negocios e invertir en Cuba, especialmente en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel y en sectores como la agricultura y el turismo. La experiencia mexicana en estos campos es reconocida y constituye un apoyo importante al proceso de actualización del modelo económico que estamos llevando adelante.

Cooperamos no solo en beneficio de nuestros respectivos pueblos, sino también a favor de la integración latinoamericana y caribeña, justa y solidaria, sin la cual no será posible consolidar la independencia, alcanzar el desarrollo económico y social sostenible y enfrentar exitosamente los grandes retos que nos plantea el orden mundial injusto, expoliador y depredador de la naturaleza en que vivimos.

En la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Asociación de Estados del Caribe, México y Cuba continuaremos trabajando conjuntamente para fortalecer la unidad e impulsar el proceso de integración regional.

Esta visita ha servido también para reiterar ese compromiso, incluyendo nuestro deber de preservar a América Latina y el Caribe como Zona de Paz, tal como proclamamos con nuestras firmas los Jefes de Estado y de Gobierno en la II Cumbre de la CELAC, celebrada en La Habana, en enero de 2014.

En nombre de nuestro pueblo y gobierno, agradezco la cálida acogida que me han dispensado las autoridades mexicanas, en especial el presidente Peña Nieto, así como las autoridades y el pueblo hermano de Mérida y del estado de Yucatán.

¡Que viva siemprela indestructible hermandad entre los pueblos de Cuba y México!

Muchas gracias (Aplausos).

Granma

 

Discurso del Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, al concluir la firma de acuerdos entre Cuba y México

Excelentísimo Señor Presidente de la República de Cuba, don Raúl Castro;

Muy distinguidos integrantes de la delegación oficial que le acompaña;

Señores integrantes de la delegación oficial del gobierno de México;

Señores representantes de los medios de comunicación:

En primer lugar, quiero expresarle al Excelentísimo Señor Presidente de la República de Cuba, que está usted en su casa; que México le recibe con los brazos abiertos, esta es una tierra que usted lleva, como lo ha manifestado y testimoniado en distintos momentos, en su corazón, y hoy nuevamente México abre su corazón para recibirle en esta tierra, en la que deseamos se sienta en su casa.

Es en este marco en el que hemos signado distintos instrumentos para ampliar, mejorar y fortalecer la relación bilateral entre Cuba y México.

Compartí hace un momento con el señor Presidente que, recogiendo los acuerdos que históricamente se han signado entre Cuba y México desde 1928, encontramos que hasta antes del inicio de este gobierno se habían firmado 15 instrumentos legales; que ya a partir de la relación y del reencuentro que tuvimos ambos gobiernos, el de Cuba y de México, al inicio de esta administración, se firmaron entonces nueve instrumentos para fortalecer esta relación y cinco más que el día de hoy estamos firmando.

Me decía usted: “Nos falta uno para duplicar el número de los que había hasta antes de 2012.” Lo vamos a hacer, señor Presidente, más que en la firma, como usted lo dijo en la reunión que tuvimos, en el trabajo que estemos realizando.

Hemos comprometido el trabajo de nuestros funcionarios, del gobierno de Cuba y del gobierno de México, para que los instrumentos jurídicos que se han firmado para fortalecer la relación en distintos ámbitos y a los que brevemente habré de hacer referencia, no queden solamente en un buen propósito y en un deseo contraído entre ambos gobiernos, sino que realmente se materialicen en logros concretos que signifiquen bienestar y desarrollo para nuestras sociedades.

México aprecia y ve en Cuba un país hermano; México está no separado, unido por el Mar Caribe con Cuba; es el país con quien tenemos una vecindad geográfica, una hermandad histórica, y este gobierno se ha propuesto desde el inicio fortalecer esta relación, hacerla mucho más amplia y que ello depare prosperidad y desarrollo para nuestras sociedades.

Brevemente, Excelentísimo Señor Presidente, distinguido auditorio, quisiera referir los acuerdos que se han firmado el día de hoy y cuáles son los alcances de esta visita honrosa que nos hace el señor Presidente de la República de Cuba.

El primero es el restablecimiento de un diálogo político al más alto nivel.

Modernización y ampliación del marco jurídico bilateral a través de los cinco acuerdos que se han firmado, para garantizar un flujo migratorio legal, seguro y ordenado entre ambos países, y con ello prevenir y combatir la trata y el tráfico de personas y otros delitos asociados a la migración.

Segundo, fortalecer la preparación de nuestros diplomáticos a través de intercambios académicos.

Tercero, ampliar la cooperación en educación básica, particularmente en alfabetización, promoción de la lectura y el deporte, áreas en las que Cuba es un ejemplo a seguir en toda la región latinoamericana.

Cuarto, intercambiar experiencias exitosas en materia turística, para que los visitantes que lleguen a México también vayan a Cuba y viceversa.

Y quinto, procurar mejores prácticas en los rubros de pesca y acuacultura.

Y un tercer resultado concreto hemos comprometido ambos gobiernos: seguir generando condiciones para que más empresarios e inversionistas mexicanos inviertan en Cuba. Se trata de que inversionistas de nuestro país puedan ver en esta actualización del modelo económico cubano oportunidad de contribuir al fortalecimiento de la relación económica entre ambas naciones invirtiendo allá en Cuba y al tiempo que generan empleos en ambas naciones.

En México valoramos las nuevas oportunidades que están surgiendo en Cuba y queremos ser un aliado en este proceso de cambio y apertura.

Y lo más importante del relanzamiento en esta relación bilateral, de este reencuentro entre países hermanos, es que hemos refrendado el cariño, el respeto y la admiración que ambos pueblos se han brindado históricamente.

Excelentísimo Señor Presidente, nuevamente sea usted bienvenido a esta que es su casa.

Muchas gracias (Aplausos).
CubaMinRex