Gobierno de El Salvador llaman a levantar bloqueo de EEUU contra Cuba

El secretario de Comunicaciones de la Presidencia de El Salvador, Eugenio Chicas, consideró hoy que el bloqueo de Estados Unidos impuesto a Cuba desde hace más de medio siglo debe cesar ya.

En una columna de opinión en el diario El Mundo, Chicas recordó que el 26 de octubre en la Asamblea General de Naciones Unidas, 191 de 193 países votaron a favor de la resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba”.

Destacó que “esta lucha diplomática en el seno de la ONU a inició en 1992 y desde entonces en cada periodo de sesiones ha significado una creciente victoria para el valiente, digno y sufrido pueblo cubano”.

Recordó que “esta parte de la historia de La Perla de las Antillas, y de Nuestra América, comenzó el 1 de enero de 1959 cuando tras un proceso revolucionario de liberación nacional, el pueblo cubano decidió emprender un camino soberano e independiente” que superó decenios de dominación e imposición imperial.

Explicó que de forma inmediata, Estados Unidos aplicó un conjunto de medidas contra los intereses de la nación caribeña como la suspensión de la cuota azucarera, cierre del suministro de combustibles, entre otras.

En esta escalada agresiva Estados Unidos rompió relaciones diplomáticas con Cuba el 3 de enero de 1961; un año después, el 3 de febrero de 1962, se implantó formalmente el bloqueo, en la orden ejecutiva presidencial 3447, recalcó Chicas.

Detalló que esa normativa significó la prohibición de transacciones, la entrada en el territorio norteamericano de cualquier producto elaborado total o parcialmente con materia prima cubana, el congelamiento de valores de Cuba en territorio estadounidense; y la prohibición total de embarques de alimentos y medicinas a la Isla.

“En enero, Estados Unidos había desplegado una extensa iniciativa en la OEA que terminó con la ruptura de relaciones diplomáticas de la mayoría de países de América con Cuba”, comentó.

Remarcó que desde el punto de vista del derecho internacional “las acciones agresivas de Estados Unidos contra el pueblo cubano no constituyen un embargo, sino un bloqueo en tanto éste es considerado un acto de guerra, en el que se persigue aislar, incomunicar totalmente a un país”.

Acotó que el bloqueo tiene carácter extraterritorial al contener reglas que sancionan hasta los buques de terceros países que toquen puertos cubanos.

“El bloqueo impuesto durante más de 50 años es el más largo de todos los tiempos y constatamos su rechazo creciente en el seno de la ONU, año tras año, basado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en sus principios”, subrayó.

Manifestó que el 17 de octubre de 2014 los presidentes Raúl Castro y Barack Obama simultáneamente anunciaron al mundo el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

O bama reconoció el fracaso del bloqueo al no cumplir sus objetivos -frenar a la Revolución- “desatino que ha provocado un inmenso daño económico, entre otros, al pueblo cubano, y ha aislado al gobierno de Estados Unidos”, enfatizó.

Consideró que este proceso de acercamiento entre los dos países ha abierto perspectivas de convivencia civilizada sobre la base del respeto a las diferencias, el diálogo y la cooperación fundamentados en el respeto mutuo e igualdad soberana.

Señaló que es destacable el propósito de declarar a Latinoamérica como zona de paz, como pronunció la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

No obstante, estimó que mientras no se levante el bloqueo, no se devuelva el territorio de la base de Guantánamo ocupado por Estados Unidos ni se recompense al pueblo cubano por la aplicación de este inhumana política, los latinoamericanos deben mantenernos en actitud solidaria y activa con la isla.

El secretario de Comunicaciones de la Presidencia de El Salvador, Eugenio Chicas, consideró hoy que el bloqueo de Estados Unidos impuesto a Cuba desde hace más de medio siglo debe cesar ya.

En una columna de opinión en el diario El Mundo, Chicas recordó que el 26 de octubre en la Asamblea General de Naciones Unidas, 191 de 193 países votaron a favor de la resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba”.

Destacó que “esta lucha diplomática en el seno de la ONU a inició en 1992 y desde entonces en cada periodo de sesiones ha significado una creciente victoria para el valiente, digno y sufrido pueblo cubano”.

Recordó que “esta parte de la historia de La Perla de las Antillas, y de Nuestra América, comenzó el 1 de enero de 1959 cuando tras un proceso revolucionario de liberación nacional, el pueblo cubano decidió emprender un camino soberano e independiente” que superó decenios de dominación e imposición imperial.

Explicó que de forma inmediata, Estados Unidos aplicó un conjunto de medidas contra los intereses de la nación caribeña como la suspensión de la cuota azucarera, cierre del suministro de combustibles, entre otras.

En esta escalada agresiva Estados Unidos rompió relaciones diplomáticas con Cuba el 3 de enero de 1961; un año después, el 3 de febrero de 1962, se implantó formalmente el bloqueo, en la orden ejecutiva presidencial 3447, recalcó Chicas.

Detalló que esa normativa significó la prohibición de transacciones, la entrada en el territorio norteamericano de cualquier producto elaborado total o parcialmente con materia prima cubana, el congelamiento de valores de Cuba en territorio estadounidense; y la prohibición total de embarques de alimentos y medicinas a la Isla.

“En enero, Estados Unidos había desplegado una extensa iniciativa en la OEA que terminó con la ruptura de relaciones diplomáticas de la mayoría de países de América con Cuba”, comentó.

Remarcó que desde el punto de vista del derecho internacional “las acciones agresivas de Estados Unidos contra el pueblo cubano no constituyen un embargo, sino un bloqueo en tanto éste es considerado un acto de guerra, en el que se persigue aislar, incomunicar totalmente a un país”.

Acotó que el bloqueo tiene carácter extraterritorial al contener reglas que sancionan hasta los buques de terceros países que toquen puertos cubanos.

“El bloqueo impuesto durante más de 50 años es el más largo de todos los tiempos y constatamos su rechazo creciente en el seno de la ONU, año tras año, basado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en sus principios”, subrayó.

Manifestó que el 17 de octubre de 2014 los presidentes Raúl Castro y Barack Obama simultáneamente anunciaron al mundo el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

O bama reconoció el fracaso del bloqueo al no cumplir sus objetivos -frenar a la Revolución- “desatino que ha provocado un inmenso daño económico, entre otros, al pueblo cubano, y ha aislado al gobierno de Estados Unidos”, enfatizó.

Consideró que este proceso de acercamiento entre los dos países ha abierto perspectivas de convivencia civilizada sobre la base del respeto a las diferencias, el diálogo y la cooperación fundamentados en el respeto mutuo e igualdad soberana.

Señaló que es destacable el propósito de declarar a Latinoamérica como zona de paz, como pronunció la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

No obstante, estimó que mientras no se levante el bloqueo, no se devuelva el territorio de la base de Guantánamo ocupado por Estados Unidos ni se recompense al pueblo cubano por la aplicación de este inhumana política, los latinoamericanos deben mantenernos en actitud solidaria y activa con la isla.

Voces