Guatemala: jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad advierte que la corrupción aún no se acabó

El jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, afirmó durante una entrevista en un programa radial, que la corrupción en Guatemala “es más profunda de lo que hemos visto” y que se trata de algo estructural y no de un gobierno específico, por lo que es necesario un fuerte compromiso de las autoridades de turno y del sistema de justicia para apoyar la actividad investigativa de la entidad en busca del fortalecimiento institucional del país.

En una entrevista concedida a Radio Sonora, el comisionado de la CICIG, Iván Velásquez, dijo que la corrupción se advierte como estructural y, por lo tanto, no puede ser atribuida ni se limita a un gobierno particular, sino que ha sido también un proceso de construcción y de ir adquiriendo solidez en la medida en que va penetrando en todas las instituciones del Estado.

Por ello, el jefe de la entidad de Naciones Unidas indicó que es probable que una estructura criminal haya permanecido en el transcurso de los últimos años, por lo que el reto es seguir promoviendo en conjunto con el sistema de justicia en general, el proceso contrario, es decir, el proceso de liberación del Estado de las estructuras criminales.

“La corrupción es mucho más profunda de lo que hemos visto y por eso es necesario ahondar en la actividad investigativa. La corrupción estructural no es exclusivamente atribuible a un gobierno por más que muchos de sus agentes puedan estar comprometidos en actos ilegales, sino que es más permanente y fuerte. El reto es tratar de llegar a la raíz de la corrupción develando estructuras mucho más fuertes de lo que hasta ahora podemos imaginar”, señaló.

Durante la entrevista, el abogado colombiano confesó que en la Comisión se elaboró un plan de trabajo amplio, pensando que la estadía de la CICIG en el país no iba a ser prorrogada antes de septiembre de este año, lo cual implicaba que las investigaciones en las que estaba involucrado, debían estar concluidas antes de julio del 2015. “Por eso es que hay tantos resultados”, admitió Velásquez.

En otro tema, reprochó al Sistema Penitenciario, haber desaprovechado la oportunidad de corregir y erradicar el problema de la corrupción en las prisiones de Guatemala, tras la desarticulación en Presidios de la estructura de cobros por favores supuestamente liderada por el reo Byron Lima; mientras en el caso de defraudación aduanera La Línea, explicó que esta red criminal es apenas una modalidad de corrupción en el sistema tributario y que es responsabilidad del Estado, brindar una solución a las continuas denuncias de fraude en los puertos.

Finalmente, el Comisionado de la CICIG, anunció que en enero próximo se tiene previsto inaugurar una sede de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) en la cabecera departamental de Quetzaltenango, con el objetivo de fortalecer la investigación criminal a nivel nacional y que con la ampliación del mandato hasta 2017, la organización enfocará sus esfuerzos en varios temas como la malversación de fondos en las municipalidades, el contrabando y la corrupción en el sector Salud.

“La corrupción es mucho más profunda de lo que hemos visto y por eso es necesario ahondar en la actividad investigativa. La corrupción estructural no es exclusivamente atribuible a un gobierno por más que muchos de sus agentes puedan estar comprometidos en actos ilegales, sino que es más permanente y fuerte. El reto es tratar de llegar a la raíz de la corrupción develando estructuras mucho más fuertes de lo que hasta ahora podemos imaginar”.
Iván Velásquez
CICIG

La Hora