El juez en lo contencioso administrativo federal de La Plata, Alberto Recondo, despejó el camino para que el gobierno pueda continuar su avanzada contra la Ley de Medios al rechazar el amparo contra el decreto que disolvió la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA). A la vez, criticó y anuló la medida “precautelar” dictada por el juez Luis Arias que había motivado una serie de presentaciones judiciales por desobediencia a una orden judicial por parte del presidente Mauricio Macri y de sus funcionarios al poner en funciones al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM). “El Poder Ejecutivo Nacional pudo y puede proceder a la intervención de un organismo autárquico descentralizado como lo era la AFSCA”, afirmó Recondo que exaltó las facultades presidenciales para tomar “una decisión administrativa” y comparó su contenido con intervenciones a lo largo de la historia reciente.

En pocas horas, tras recibir el expediente de su par provincial y sin correr traslado a la fiscalía, el magistrado avaló todos los fundamentos expresados por Macri para justificar el dictado de un decreto de intervención, apoyado en supuestos incumplimientos en la aplicación de la Ley de Medios. Así, no sólo no concedió una medida cautelar, sino que anuló la que fue dictada por Arias y rechazó el amparo, con lo que cerró –al menos en primera instancia- la controversia por la decisión del Ejecutivo de avanzar sobre aspectos centrales de la regulación sobre los Medios. Los funcionarios desplazados de la AFSCA anunciaron que el lunes próximo apelarán la decisión ante la Cámara Federal de La Plata por lo que consideraron un fallo “arbitrario” y con fuerte impronta política.

“La presente norma, lejos de quebrantar la finalidad y el espíritu de la ley, afectando el derecho de todos los habitantes de gozar de un pleno derecho a la información y libertad de expresión con alcance universal, propendió por el contrario a garantizarlos en toda su eficacia, libre de toda sospecha de parcialidad, en beneficio del conjunto ilimitado de los ciudadanos”, opinó Recondo al anticipar acuerdo con el contenido del decreto. Con un argumento basado en las atribuciones del Ejecutivo, desestimó además la pretensión de invalidar el DNU que reformó la Ley de Ministerios y que superpuso la estructura del flamante Ministerio de Comunicaciones al control de la AFSCA y AFTIC. Por último, declaró “abstracto” todo lo relativo al último decreto publicado el 4 de enero que creó oficialmente el ENACOM ya que sustituía el de intervención por 180 días de la AFSCA y se complementaba con el que establecía la nueva estructura ministerial propuesta por el macrismo.

Recondo tampoco se privó de cuestionar a Arias por haber tramitado el expediente y sugirió que la denuncia había sido direccionada para que intervenga. Lo acusó, incluso, de haber “sustraído” el expediente de sus colegas y del juez federal competente por seis días. “Esta sinuosa derrota no podía ser gratuita”, lanzó Recondo en su escrito en el que se quejó que debió mandar a buscar las actuaciones “en plena feria judicial” ante el escándalo suscitado en las puertas de la AFSCA por las autoridades desplazadas que buscaron reingresar tras lo dispuesto por la justicia. “La medida precautelar careció de legitimidad, por cuanto no se encuentra acreditada la existencia de actos de la autoridad pública que en forma actual o inminente, lesionen, restrinjan, alteren o amenacen, con arbitrariedad o ilegalidad manifiesta los derechos y garantías explícita o implícitamente reconocidos por la Constitución”, se diferenció el magistrado que consideró “razonablemente cumplidas” las exigencias de excepcionalidad para haber tomado toda esa cadena de decisiones a través de decretos.

Tiempo Argentino