La situación procesal de la líder de la organización Túpac Amaru y parlamentaria del Parlasur, Milagro Sala, sigue siendo un enigma. Sala fue detenida el sábado pasado por la protesta que lleva adelante frente a la Casa de Gobierno de Jujuy desde el pasado 14 de diciembre, aunque la excusa judicial para apresarla fue una acusación por provocar “tumulto” y por “instigación al delito”. Los abogados defensores de la dirigente social habían presentado en la madrugada del domingo un hábeas corpus, pidiendo su liberación. El juez natural de la causa, Gastón Mercau, titular del Juzgado de Control Penal número uno, se hizo cargo ayer. Al cierre de esta edición, el magistrado no se había expedido sobre la solicitud.

La figura del hábeas corpus constituye “una institución de orden jurídico que busca evitar los arrestos arbitrarios y garantizar la libertad personal del individuo”. El recurso suele emplearse para “impedir abusos por parte de las autoridades”, ya que obliga a dar a conocer “la situación del detenido ante un juez”.

Milagro llevaba anoche cerca de 36 horas de detención. Había comenzado una huelga de hambre desde el mismo momento en que la trasladaron, el sábado, a la comisaría 49 de la capital jujeña. Una persona del entorno de la líder de la Túpac le transmitió a Tiempo un mensaje de Sala. Señaló que “su huelga de hambre no es para que la liberen sino para repudiar la persecución política que hace años (el actual gobernador jujeño) Gerardo Morales ejerce sobre ella”.

La detención

El sábado al mediodía, la líder de la Túpac se encontraba en la plaza Belgrano, lugar en el que se realiza el acampe de las organizaciones sociales desde el pasado 14 de diciembre. Uno de sus hijos le avisó que había una orden de arresto y que la estaban esperando en su casa. “Yo estaba con ella. Fuimos hacia su domicilio y nos encontramos que el ministro de Seguridad de la Provincia, Ekel Meyer. Estaba ejecutando la orden. No hubo resistencia”, había relatado a Tiempo, en su edición del domingo, Luis Paz, el abogado de la diputada regional. También había sido parte del operativo el secretario de Seguridad, Guillermo Siri, un ex militar acusado por el Movimiento Ecuménico por los DD HH de Mendoza de vinculación con delitos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico-militar.

El pasado 11 de enero, Sala se anotició de que la habían imputado por la acción de protesta que se inició el 14 de diciembre. En ese momento, 23 organizaciones sociales comenzaron a acampar frente a la casa de gobierno jujeña para defender los puestos de trabajo de las cooperativistas. El fin de semana pasado, tras 34 días, continuaban manifestándose 15 agrupaciones.

La denuncia contra líder de la Tupac fue presentada por Martín Miranda, el fiscal de Estado que representa al Ejecutivo provincial. Miranda había imputado también a los diputados provinciales Germán Noro, Emilio Cayo, y al dirigente social Alberto Cardozo. Estos tres referentes no fueron apresados.

La causa

“El lunes pasado en horas de la mañana nos notificaron que había una cédula en la casa de la diputada Sala en la que un juez de control de feria la citaba para conocer una causa de imputación”, contó a este diario, en su edición del domingo, el abogado Paz. “La acompañé a Milagro y nos informaron que existía un expediente donde se investigaba la conducta de cuatro compañeros. Se trata de actuaciones que comenzaron el 14 de diciembre. En la causa no figura ni un defensor oficial. Sólo pasaron tres testigos que no dijeron nada y nosotros no pudimos ofrecer pruebas”, añadió el letrado.

El caso comenzó antes de que se iniciase la feria judicial. Intervinieron el juez Gastón Mercau por pedido del fiscal Darío Osinaga. Paradójicamente, entrado el receso la causa se precipitó. Y con otros protagonistas. El juez Control en feria Raúl Gutiérrez fue el que libró la orden de detención, a pedido de la fiscal Liliana Montiel de Fernández. “La causa se siguió investigando en la feria por razones que hacen ruido. No había elementos para hacerlo conforme una acordada que emitió el Superior Tribunal de Justicia el 23 de diciembre”, señaló el Paz, que añadió: “Claramente hay un apriete por parte del Poder Ejecutivo.”

Paz citó como ejemplo de esa presión una actitud que tomó la máxima autoridad judicial de la provincia, que está compuesta por mayoría radical por un decreto del nuevo gobernador que sumó intempestivamente a cuatro integrantes y elevó la cantidad de vocales de 5 a 9. “La semana pasada, como consecuencia de esta misma causa, el Superior Tribunal imputó al fiscal Darío Osinaga por incumplimiento de los deberes de funcionario público porque, según ellos, no imputó a Sala por estos delitos”.

“Así se marcó el camino a seguir”, agregó Paz. “Y eso que el fiscal Osinaga había pedido desalojo de la plaza.” El fantasma de la represión contra los manifestantes se retrotrae al inicio del acampe. Morales había solicitado a la Nación, el envío de gendarmes.

El acampe sigue

Al cierre de esta edición, mientras se esperaba la resolución de la justicia sobre el pedido de excarcelación de Milagro Sala, continuaba el acampe frente a la Casa de Gobierno provincial. «

CONVOCAN A ACTOS

El grupo kirchnerista Resistiendo con Aguante, que tiene su base de operaciones en las redes sociales, convocó a realizar “actos en todo el país” contra la detención de Sala.

El llamado es para hoy a las 17. En la ciudad de Buenos Aires, será frente al Obelisco, en Plaza de Mayo. Es el mismo lugar donde, el jueves pasado, hubo un acto contra el silenciamiento radial de Víctor Hugo Morales.

“Milagro Sala es el límite” es el lema de la protesta que realizarán militantes kirchneristas contra la decisión del Poder Judicial jujeño, con el aval del gobernador Gerardo Morales (Cambiemos), adversario histórico de la dirigente, de encarcelar a la líder de la organización Tupac Amaru.

“La voz somos todos”, expresó Resistiendo con aguarte. Y convocó a que los manifestantes filmen la protesta.

Tiempo Argentino

Parlasur: Declaración de la Bancada Progresista ante detención de la parlamentaria Milagro Sala

Ante la detención de la parlamentaria Milagro Sala, miembro de la Delegación Argentina en el Parlamento del Mercosur

La Bancada Progresista del Parlamento del Mercosur (Parlasur) expresa su profundo rechazo a la detención de la parlamentaria Milagro Sala, dirigente política de Argentina, y manifiesta su solidaridad con la lucha de las organizaciones sociales ante el gobierno provincial de Jujuy.

La parlamentaria Milagro Sala ha sido electa por el pueblo argentino para integrar el Parlamento del Mercosur, y es una referente histórica del movimiento popular Tupac Amaru. Su detención se produce en el marco de la represión a la protesta social que está llevando adelante el gobernador Gerardo Morales.

Hacemos responsable a las autoridades nacionales y de la provincia de Jujuy, en la persona del Gobernador Morales por la integridad física de la parlamentaria Milagro Sala.

Tal como manifestó la Bancada Progresista en su declaración pública en el marco de la última reunión plenaria del Parlamento del Mercosur, “estamos enfrentando un intento de restauración conservadora y resurgimiento del neoliberalismo, que busca revertir los avances alcanzados en nuestra región. -Consideramos que la respuesta adecuada a estos planes de desestabilización es la articulación de las organizaciones políticas de izquierda, populares y progresistas”.

La Bancada Progresista, cómo el espacio que articula a los parlamentarios de izquierda de Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay, Venezuela y Uruguay en el Parlamento del Mercosur, realizará el seguimiento de la situación de la compañera Milagro Sala. Su cometido es impulsar la integración regional desde una perspectiva de soberanía, profundización democrática, respeto a los derechos humanos y fortalecimiento de un modelo de complementariedad entre nuestros países.

Apoyamos finalmente los planteos realizados por el Presidente del Parlamento del Mercosur, Jorge Taiana, ante el gobierno de la República Argentina, para obtener toda la información correspondiente a la detención de la parlamentaria Milagro Sala.

Montevideo, 16 de enero de 2016

Bancada Progresista Parlasur