En una reciente reunión para discutir las metas para 2016, los fiscales integrantes de la fuerza de tareas de la Operación Lava Jato constataron que la investigación que destapó millonarias corruptelas en torno a la petrolera estatal Petrobras durará al menos cerca de tres años más.

Los fiscales definieron como propósitos principales responsabilizar a los partidos cuyos integrantes estuvieran involucrados en esquemas de corrupción, en un año en el que Brasil celebrará elecciones municipales.

También dedicarán atención especial al área de comunicación de la estatal Petrobras y subsidiarias. Los investigadores creen que el “stock” de delitos provocará “innumerables operaciones” en los próximos meses.

Por la lógica aplicada por los investigadores, en cualquier acto ilícito cometido por un senador o por un diputado, también tienen responsabilidad los partidos a los que pertenecen.

Brasil 247