La convención de Alianza PAIS será la que determine a sus candidatos a presidente y vicepresidente de la República y otros cargos, para las elecciones de 2017, subrayó la noche del martes el mandatario Rafael Correa en un diálogo que mantuvo con Orlando Pérez, director de diario EL TELEGRAFO, y los periodistas Alberto Padilla y Carlos Rabascall.

“Tenemos muchos cuadros, pero si no es un cuadro muy conocido que pueda superar el bloqueo que le van a hacer los medios de comunicación, sí pueden perjudicar grandemente nuestras posibilidades de triunfo. Gracias a Dios tenemos esos cuadros bastantes conocidos como el compañero Lenin Moreno, Jorge Glas, Ricardo Patiño, Pepe (José) Serrano, etc.”, sostuvo en la entrevista.

El Presidente indicó que dentro del movimiento se discute “muchísimo”, pero que una vez que se toma una decisión todos los miembros se alinean con esta. Añadió que aunque aún no hay fechas establecidas, la convención se realizaría “probablemente en noviembre”.

También anunció que PAIS actualizará sus planes y propuestas. “Recuerden que empezamos con 5 ejes, son 10 ahora, se están proponiendo 2 adicionales. Vamos a hacer una construcción ciudadana como fue al inicio en el 2006, como se mejoró un poco en el 2009 y 2013, pero ahora mucho más profundamente para actualizar nuestras propuestas, nuestros planes”, sostuvo Correa.

El Jefe de Estado recalcó que el movimiento sigue con atención las experiencias externas, pero sobre todo las propias. “Aprendemos de todos y de nuestros propios errores sobre todo, pero Ecuador no es Argentina ni Venezuela. En todo caso lo que es claro y lo dijimos hace 2 años, hay una restauración conservadora brutal a nivel del continente, apoyada por los medios de comunicación nacionales e internacionales, ya no dispersa, con estrategias, con persecusión de gobierno progresistas y ayudados por un momento económico difícil para toda la región, pero eso habrá que enfrentar”, dijo.

En el diálogo, Correa reiteró que una vez que finalice su periodo presidencial su plan personal es apartarse del escenario político e irse a vivir a Bélgica. “Acepté a regañadientes la enmienda para la reelección, jamás quise lanzarme en 2017 (…) Es hora de compensar un poco lo que mi esposa ha hecho por mí (…) Es hora de ir a la casa y ojalá que no tenga que regresar en 2021, porque si molestan mucho les regreso”, indicó.

Sobre el nuevo paquete de enmiendas que enviará a la Asamblea, el Mandatario subrayó que estas van a ser socializadas y se tomará en cuenta los pedidos de distintos sectores.

En el tema económico, Correa dijo que en 2016 el gran desafío será crear empleo, para lo que se están tomando las medidas necesarias.

Respecto al timbre cambiario, el Presidente primero explicó el contexto en que se desarrollaría, pues “en una economía dolarizada, el sector externo uno no controla, y el país pierde competitividad, al no contar con moneda nacional y las devaluaciones de los países vecinos”.

Refirió que la gente que trae divisas al país, se les puede entregar estos timbres o certificados para subastarlos. “Para que los compren los importadores, y paguen aranceles”.

Correa agregó que si se les da un certificado, al que trae divisas, y por ejemplo le cuesta $ 1, después lo venderá a $ 1,50, ganando $ 0,50. “Eso beneficiaría a los exportadores, pero podrían encarecerse algunas importaciones de bienes suntuarios. Es que en política económica, siempre habrá ganadores y perdedores, y hay que velar por el bien común”.

El Telégrafo