Morales: la “patria grande” no se cae pero cada país tiene su propia particularidad

l presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó el domingo que la “patria grande” no se cae al comentar sobre la construcción de una América Latina unida, sin embargo, reconoció que cada país tiene su propia particularidad en los político, económico y social.

En una entrevista en el programa ‘Esta casa no es hotel’ del canal privado ATB, Morales dijo que la llegada al poder del centroderechista Mauricio Macri en Argentina, luego de 12 años de gobierno del kirchnerismo, o la victoria de la oposición venezolana en las elecciones legislativas, por primera vez en 17 años, es un giro normal en un sistema democrático.

No obstante, expresó la preocupación de los movimientos sociales por la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que lucha contra un juicio político y por levantar la economía de su país.

“Pero yo no entiendo que con eso la liberación de la patria grande se cae, sino los movimientos sociales siguen con ese principio de sentar soberanía y dignidad a los pueblos de América Latina y el Caribe”, dijo.

“Escuché también decir que se acaba el kirchnerismo, el chavismo y que ahora hay que acabar con el evismo, eso dicen algunos opositores en Bolivia. Siento que se equivocan”, complementó Morales, que en 2006 se convirtió en el primer presidente indígena en la historia boliviana.

“En Bolivia fundamentalmente este proceso (político de izquierda) está en base a los movimientos sociales, es la gran particularidad”, agregó.

Pero a nivel de la región, Morales observó que el sueño de la patria grande, de integración y complementariedad comercial que abanderan los gobiernos progresistas, ha sido blanco de agresiones políticas, económicas e inclusive militares por parte de las potencias hegemónicas neoliberales.

“Esas políticas que van cambiando en algunos países de Sudamérica va a permitir que nuestros compañeros dirigentes (sociales) reflexionen”, señaló.

A su juicio, “cuando hay problemas económicos, el pueblo reacciona. La mayoría no dice que es de izquierda o derecha (…). Aquí como Gobierno lo primero que hicimos es cuidar la economía nacional y que no falte alimentos y, por eso, Bolivia es estable frente a otros países”.

Frente al referendo Constitucional del próximo 21 de febrero, Morales expresó su confianza en el pueblo, que deberá decidir si lo habilita o no para buscar una nueva reelección en los comicios del 2019.

“No creo que vuelva el gonismo, el neoliberalismo”, dijo al recordar que los partidos políticos de la derecha y sus representantes, como el exmandatario Gonzalo Sánchez de Lozada, solo se enriquecieron y entregaron el país a empresas transnacionales.

Morales señaló que el objetivo de quedarse en la presidencia es ejecutar las metas de la denominada Agenda Patriótica 2025, como la erradicación de la extrema pobreza, la universalización de los servicios básicos, soberanía alimentaria e industrialización del país, entre otras.

ABI