El presidente Evo Morales respondió ayer al canciller chileno  Heraldo Muñoz y dijo que no se pretende recuperar los 400 kilómetros de costa y los (120.000 kilómetros cuadrados) de territorio perdidos en la Guerra del Pacífico, sino un acceso soberano al mar.

“No estamos pidiendo que nos devuelvan lo que nos robaron. Yo le pregunto al canciller chileno, quién le obligó a Chile a robarnos el mar, a quitarnos 400 kilómetros de costa. Me pregunto si en algún derecho internacional está permitido invadir un país para quitar territorio. Qué ley o tratado permite el robo de territorio”, se preguntó el Mandatario.

Las declaraciones de Morales se realizaron en respuesta a las del canciller chileno, Heraldo Muñoz, sobre que nadie puede obligar a Chile a ceder territorio. El presidente convocó a una conferencia de prensa en Tiquipaya, en un alto de la inauguración de un encuentro con científicos bolivianos.

Morales dijo, “el Tratado de 1904 es un tratado injusto, impuesto y además incumplido”. Aseguró que la posición de Muñoz no refleja el sentir del pueblo chileno: “yo sé que ésta no es la posición del pueblo chileno, conocemos sus profundas diferencias”.

Calificó la pérdida de cualidad marítima como “una invasión, un robo”, que se constituye en un “delito de lesa humanidad”.

Durante la conferencia de prensa, el Mandatario dijo: “Pedimos que el Gobierno de Chile cumpla promesas hechas anteriormente” y agregó que “después del Tratado de 1904 Chile ofrece salida al mar, sólo por quedar bien ante la comunidad internacional”.

Señaló que “con la demanda de La Haya estamos pidiendo que cumplan los Gobiernos que se han comprometido a dar una salida con soberanía”.

El Jefe de Estado recomendó a la autoridad chilena y al Ejecutivo de ese país escuchar al mundo, al Papa, a los expresidentes y organismos internacionales para negociar y otorgar a Bolivia una salida soberana al mar sin compensación territorial.

“Aquí estamos con la verdad y la justicia”, aseguró Morales.

Respecto a las declaraciones de Muñoz, el Mandatario dijo que no representan al pueblo chileno y menos a su Gobierno y recomendó revisar los tratados suscritos antes del Tratado de Paz y Amistad de 1904, que “fue impuesto e injusto”.

Gaspar: No hay pendientes

El embajador de Chile en misión especial por la demanda marítima boliviana, Gabriel Gaspar, señaló ayer que su país “no tiene en materia territorial ningún tema pendiente” con Bolivia, ante la querella que presentó el país en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Tras reunirse con el canciller chileno, Heraldo Muñoz, Gaspar puntualizó que “los temas limítrofes y territoriales (con Bolivia) fueron zanjados en el Tratado de 1904. Chile no tiene ningún tema pendiente en ese aspecto, sin embargo, hay temas en los que podemos avanzar, como retomar la relaciones diplomáticas”, aseveró.

“Los temas territoriales han quedado fijados en el Tratado de 1904, libremente firmado por ambos países y de acuerdo al derecho internacional, lo que tenemos que avanzar es en otros temas”, apostilló.

Gaspar estuvo dos días en Bolivia, donde realizó labores diplomáticas en el consulado de Chile en La Paz y aprovechó la visita para exponer la postura chilena sobre el litigio marítimo ante la prensa del país andino.

“Hay apreciaciones que es necesario especificar, la fundamental es que Chile está abrumadoramente unido y respaldando la decisión que hemos planteado en La Haya en defensa de nuestra soberanía”, aseguró Gaspar.

Los Tiempos