Centroamérica actuará en bloque contra las redadas de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, principalmente para que las autoridades de ese país respeten los derechos humanos de las personas con residencia irregular en esa nación, anunció una fuente oficial.

La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del congreso salvadoreño, Karina Sosa, anunció que convocarán “con carácter urgente” a sus homólogos de la región a una reunión en San Salvador, la próxima semana, para discutir las estrategias a seguir entorno a la nueva política migratoria estadounidense, anunciadas por Washington el pasado 24 de diciembre.

Washington anunció la semana pasada que iniciaría este mes redadas masivas de inmigrantes indocumentados para su posterior deportación a sus respectivas naciones, para salvaguardar la “Seguridad Nacional” de ese país, aunque para algunos funcionarios salvadoreños las disposiciones estadounidenses no están claras.

“Es importante que nos integremos como centroamericanos”, subrayó la parlamentaria.

Los Derechos Humanos

“Somos respetuosos de la soberanía que tiene cada Estado, pero estamos preocupados, comprometidos, en garantizar los derechos humanos de los inmigrantes”, dijo la funcionaria, al anunciar la convocatoria prevista a congresistas centroamericanos para analizar la problemática y “discutir una agenda de más largo plazo” sobre el asunto.

Sosa también anunció que se reunirán el lunes próximo con la Secretaria General del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), Marina de Avilés, así como con el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, y la embajadora de El Salvador en La Haya, Aída Santos de Escobar, para abordar el tema migratorio.

Además, con la embajadora estadounidense en El Salvador, Maricarmen Aponte, para que la diplomática explique a los legisladores pormenores de las nuevas disposiciones migratorias estadounidenses.

Los legisladores salvadoreños también anunciaron que realizarán en los próximos días un viaje a Washington para reunirse con sus pares estadounidenses para conocer de primera mano detalles de sobre las redadas de inmigrantes indocumentados.

Sosa también dijo que gestionarán apoyo de la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto del parlamento para que apruebe una reorientación del Presupuesto General de la Nación, para apoyar a las labores de atención a inmigrantes que realiza la cancillería desde hace 10 días.

Pronunciamiento

La Comisión de Relaciones Exteriores del congreso salvadoreño también aprobó un “Pronunciamiento” por las redadas que desde este mes comenzaron a realizar las autoridades estadounidenses contra inmigrantes indocumentados.

El “Pronunciamiento” está dirigido para que el gobierno estadounidense respete los Derechos Humanos de los indocumentados salvadoreños, cuyo número aún es desconocido, aunque se sabe de manera extraoficial que los salvadoreños residentes en esa nación, sobrepasan los 3 millones de personas.

“Este es un Estado de Emergencia y requiere acciones inmediatas”, declaró el legislador por ARENA, Jonh Wright, quien también propuso aprovechar la Alianza para la Prosperidad del Triángulo del Norte, una iniciativa estadounidense para fortalecer programas sociales en Guatemala, El Salvador y Honduras.

La legisladora por el FMLN, Susy Bonilla, dijo que con el “Pronunciamiento” el congreso “pone la voz en lo alto” en pro de los inmigrantes indocumentados salvadoreños.

Diario Co Latino

32 migrantes primeros deportados a Honduras como parte de medidas migratorias

El Gobierno de Honduras a través de la Fuerza de Tarea para la Niñez Migrante se reporta “listo” para recibir hoy miércoles a los primeros 32 hondureños deportados por las autoridades migratorias de Estados Unidos, como parte de las medidas anunciadas a finales de diciembre del año pasado de expulsar de ese país a inmigrantes centroamericanos.

Son 15 madres y 17 menores hondureños que mañana serán recibidos por los equipos especializados de la Fuerza de Tarea en la Base Aérea “José Enrique Soto Cano” en Palmerola, Comayagua, zona central del país centroamericano, informaron las autoridades.

“El Gobierno está listo para recibir a las personas que deban ser retornadas”, dijo la Primera Dama y coordinadora de la Fuerza de Tarea, Ana García de Hernández, quien aseguró que darán la asistencia y el apoyo necesario a los compatriotas regresados de Estados Unidos.

Además, dijo que como Estado están obligados a recibirlos de la mejor manera y ofrecerles oportunidades que en su momento se les negó y que fueron a buscar a EEUU.

Por su parte, la vicecanciller María Andrea Matamoros, dijo que Honduras es respetuosa de la política migratoria de Estados Unidos y “en ese sentido no podemos parar esas deportaciones, esas redadas ocurridas en este primer mes del año”, pero la Cancillería garantizará el apoyo y acompañamiento a los compatriotas que se encuentran en Estados Unidos, a través de la red consular.

Matamoros hizo un llamado a los hondureños inmigrantes a mantener la calma, respeten los procesos migratorios y evitar cualquier tipo de confrontación con los agentes de migración de EEUU.

Tiempo

Los migrantes en riesgo de ser deportados de Estados Unidos

Los inmigrantes que representan una amenaza a la seguridad de Estados Unidos o quienes hayan cruzado recientemente la frontera peligran de ser deportados con mayor facilidad, según las políticas de seguridad de ese país.

Los criterios de esta masiva deportación, anunciada por el medio estadounidense Washington Post, fueron publicados en el 2014 por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés).

El DHS estableció este orden de prioridades para realizar las deportaciones:

Prioridad 1
Quienes sean considerados una amenaza a la seguridad nacional, de la frontera o pública (terroristas, personas involucradas en espionaje, criminales, pandilleros, entre otros)

Prioridad 2
Personas con historial extenso de violaciones de inmigración y quienes hayan cruzado la frontera recientemente (después del 1 de enero de 2014)

Prioridad 3
Personas con DUI (Conducir ebrio), cargos por violencia doméstica, explotación sexual, robo y cualquier delito que tenga más de 90 días como penalidad de cárcel

Prioridad 4
Inmigrantes con una orden final de deportación en o después del 1 de enero de 2014

“DHS implementará a través de todo el departamento una nueva política de aplicación de la ley y remoción, que pondrá máxima prioridad en las amenazas a la seguridad nacional, criminales convictos, miembros de pandillas, e inmigrantes ilegales detenidos en la frontera”, publicó el departamento estadounidense en su portal web.

Asimismo, aclara que “los que entraron ilegalmente antes del 1 de enero de 2014, que nunca desobedecieron una orden de remoción (deportación) previa, y nunca han sido convictos de crímenes serios, no serán prioridad para deportación”.

A pesar de la última aclaración, el anuncio de las redadas masivas para regresar a los inmigrantes ha sonado las alarmas en los países latinoamericanos, sus consulados y la población residente en el país de Norte América.

Por su parte, el gobierno de Honduras detalló que en peligro de deportación están las familias, niñas y niños y adolescentes que ingresaron al país norteamericano de forma irregular en el 2014 y 2015 y que ya recibieron una orden final de deportación.

En el mismo comunicado, las autoridades brindaron una serie de recomendaciones a los hondureños en el extranjero, entre las que se incluye exigir a los oficiales una orden judicial para ingresar a las casas y evitar firmas documentos sin asesoría.

El Heraldo