El Consejo Electoral Provisional de Haití canceló hoy la segunda vuelta de las elecciones presidenciales programadas para el 24 de enero debido a la violencia que se registra en el país.

No es el momento apropiado para las elecciones, declaró el presidente del Consejo, Pierre Louis Opont.

Puerto Príncipe y otras ciudades como Petit-Goave, a 70 kilómetros de esta ciudad, son escenarios este viernes de fuertes manifestaciones en contra de los comicios del domingo.

La pasada semana el candidato opositor, Jude Celestin, se retiró de los comicios y dejó al aspirante oficialista, Jovenel Moise, como único candidato a optar por la presidencia, situación que agravó la crisis política del país caribeño.

Hasta el momento no se conoce cuando se realizará esta segunda vuelta electoral.

Prensa Latina

Tensión en Haití

El anuncio formulado este viernes por el tribunal electoral sobre la postergación de la segunda vuelta de las presidenciales no impidió que continuaran las protestas populares y los opositores ahora claman por la salida del presidente haitiano, Michel Martelly.

El Consejo Electoral Provisional (CEP) de Haití suspendió este viernes 22 de enero la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del próximo domingo.

La decisión fue tomada por razones de seguridad debido a las fuertes manifestaciones que se registran en la capital en contra de la realización de las elecciones. Este mismo viernes, un grupo de manifestantes incendió una escuela en Leogane (sur de Puerto Príncipe) que funcionaría como centro de votación.

El anuncio del CEP sobre la postergación de las elecciones del 24 de enero no es visto como una renuncia definitiva a celebrarlas más adelante y por eso las fuerzas opositoras reclaman la anulación de todo el proceso electoral realizado hasta al momento por considerarlo fraudulento.

La tensión crece dado que el proceso electoral ya venía siendo boicoteado con la renuncia del candidato opositor, Jude Célestin; la salida de cuatro de los nueve miembros del CEP; la quema parcial de algunos colegios electorales; una resolución del Senado exigiendo postergar los comicios; un llamado de la Iglesia Católica al diálogo y la negociación y el anuncio de grandes manifestaciones para impedir las votaciones.

Haití celebraría este domingo 24 de enero la segunda ronda de las elecciones presidenciales y parlamentarias que originalmente estaba programada para el 27 de diciembre.

El presidente de Haití, Michel Martelly, denunció recientemente que algunos políticos desean perpetuar la crisis y puntualizó que “las elecciones son necesarias para entregar el poder a un presidente electo democráticamente”. Asimismo, aseguró estar dispuesto a reunirse con los senadores, porque la crisis electoral está en la agenda del Palacio Nacional, dado que la mayoría de los senadores son de la oposición y buscan detener el proceso electoral.

En la primera vuelta de los comicios presidenciales, realizada el pasado 25 de octubre, el candidato oficialista Jovenel Moise, obtuvo el 32,76 por ciento de los votos, contra 25,29 por ciento del candidato opositor Jude Celestin, quien en declaraciones a una radio local, dijo que no participaría en la segunda vuelta por el “fraude masivo” que a su juicio sucedió en la primera ronda.

No obstante, Jude Celestin no ha presentado su renuncia como segundo candidato ante el Consejo Electoral Provisional (CEP). Las declaraciones a medios de comunicación sobre su decisión de retirarse de las elecciones fueron políticas.

Desde hace dos meses la oposición intenta denunciar un “golpe de Estado electoral”, supuestamente promovido por el presidente Michel Martelly, quien no puede aspirar a un mandato consecutivo según la Constitución.

En las calles se mantienen las protestas, por momentos violentas, sobretodo en la capital y en otros países se han quemado algunas oficinas electorales.

En el centro de Puerto Príncipe las protestas y el bloqueo de calles se han intensificado. “Estamos al límite y, sí, vamos a utilizar la violencia porque tenemos que responder a su violencia contra nuestros derechos”, dijo Joseph Onsy, un opositor durante la manifestación.

Los resultados de la primera vuelta fueron denunciados ante el ente electoral y fue el propio presidente Martelly quien designó la Comisión Independiente de Evaluación Electoral, aceptada por la oposición para ofrecer salidas a la actual crisis electoral.

Antecedentes

Estos comicios debían celebrarse el pasado 27 de diciembre, pero la oposición presionó a Martelly para que se investigaran acusaciones de fraude y la fecha se pospuso en espera del trabajo de una Comisión de Evaluación Electoral Independiente (CEEI).

Luego, el primero de enero en un acto conmemorativo por el 212 aniversario de la independencia haitiana, Martelly estableció para el 17 de enero como la fecha para la segunda vuelta de las presidenciales, para garantizar su relevo en febrero como establece la Constitución.

Tras el anuncio de Martelly, el presidente del CEP, Pierre-Louis Opon, manifestó que sería muy difícil, sino imposible, en 12 días preparar la celebración de la segunda vuelta y propuso como nueva fecha el 24 de enero.

Telesur