La Red de Mujeres en Plural y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en México urgieron a las autoridades federales y al Congreso de la Unión a tipificar la violencia política de género.

Esto luego del asesinato de Gisela Raquel Mota Ocampo, alcaldesa de Temixco, para quien exigieron una efectiva procuración de justicia.

Mujeres de los diferentes partidos políticos e integrantes de la Red, así como ONU-Mujeres y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, expresaron su preocupación por el efecto inhibitorio que estos hechos pueden tener en la participación política de las mujeres.

Para la Red de Mujeres en Plural, el asesinato se inscribe en un ambiente de violencia política de género contra las mexicanas que se desarrollan en las esferas públicas, lo que hace impostergable que tanto el Congreso de la Unión como los congresos locales tipifiquen esta violencia.

Las oficinas de la ONU en México aseguraron que la participación femenina en los municipios es insuficiente a pesar de la paridad, es decir, de la obligación de los partidos de reservar el 50 por ciento de sus candidaturas a las militantes.

En las elecciones del 7 de junio pasado en Morelos, resultaron electas seis diputadas locales y seis alcaldesas, entre ellas Mota Ocampo, quien había exigido que se implementara la paridad de género en los municipios en todo momento, pese a que sus compañeros rechazaron su propuesta.

Alcaldes de México