Ayer por la mañana el caos vehicular se apoderó de distintas áreas de la ciudad debido a una marcha conformada por cientos de personas de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (CNOC) y del Comité de Desarrollo Campesino (CODECA), quienes demandaban ocho puntos al Gobierno de Jimmy Morales.

Además participaron las agrupaciones Unión Verapacense de Organizaciones Campesinas (UVOC) y el Sindicato de Trabajadores del Hospital General San Juan de Dios.

Los manifestantes provenientes de veinte departamentos del país se concentraron desde las 7 de la mañana en cuatro sitios: Puente del Periférico, en la zona 7; Trébol, en la zona 11; Obelisco en la zona 10 y Metronorte, en la zona 18, para agruparse en el Congreso.

PETICIONES

De acuerdo con el dirigente Miguel Ixcal, dentro de las peticiones se encuentran la nacionalización de la energía eléctrica, libertad de los presos políticos, un salario acorde a la canasta básica; así como la resolución de 135 casos de tierra presentados en el Fondo Nacional de Tierras y en la Secretaría de Asuntos Agrarios.

En esa misma línea también solicitaron que se cancelen los proyectos de explotación de recursos naturales, como metales preciosos y petróleo. De la misma manera, que el Gobierno garantice la construcción de vivienda digna para los pobladores, las cuales ya fueron presentadas al Fondo para la Vivienda (Fopavi).

Asimismo, se detenga la persecución en contra de los defensores de los derechos humanos y se asigne un monto de Q300 millones para los campesinos que no poseen tierras, para que de esta forma, puedan cosechar sus alimentos. Igualmente que deroguen los subsidios, puesto que esos derroches millonarios traen más empobrecimiento a la población guatemalteca.

A las 10 de la mañana sostuvieron una reunión con la Junta Directiva del Legislativo en donde Mario Taracena, presidente del Congreso, les indicó que sus demandas serían tomadas en cuenta y distribuidas a las diferentes comisiones de la entidad.

En tanto, el dirigente señaló que darán tres días para recibir notificaciones “Les dejamos tres días hábiles de plazo para las notificaciones y luego ya establecidas las mesas técnicas, concederemos de tres a cuatro meses para que nos proporcionen las soluciones a nuestras solicitudes” explicó.

Por dos horas, los campesinos tomaron la calle frente al Hemiciclo y al filo de las 12 del mediodía se trasladaron hacia Casa Presidencial, en donde esperaban ser atendidos por representantes del Organismo Ejecutivo.

La Hora